Caso 8M

Álvarez de Toledo, a Iglesias: “Usted es el hijo de un terrorista. Pertenece a la aristocracia del crimen político”

El vicepresidente segundo del Gobierno acusa al PP de llamar a la insubordinación de la Guardia Civil

El vicepresidente Pablo Iglesias, al lado del presidente, este miércoles en el Congreso. En vídeo, el rifirrafe entre Cayetana Álvarez de Toledo (PP) e Iglesias. EDUARDO PARRA / EUROPA PRESS / VÍDEO: EUROPA PRESS

La tensión entre el Gobierno y la oposición no afloja, al contrario. Tras duros intercambios entre Pablo Casado y Pedro Sánchez y Teodoro García Egea y Pablo Iglesias durante la sesión de control en el Congreso, el tono subió varios decibelios con la intervención de la portavoz del PP en la Cámara, Cayetana Álvarez de Toledo: “Usted es el hijo de un terrorista. A esa aristocracia pertenece usted, a la del crimen político”, dijo, dirigiéndose al vicepresidente segundo del Gobierno, quien alude con frecuencia, también este miércoles, a la condición de marquesa de la portavoz popular.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha reclamado a Álvarez de Toledo que retirara esas acusaciones del diario de sesiones, pero la portavoz popular se ha negado, alegando que el padre de Iglesias “era militante del FRAP" ―Frente Revolucionario Antifascista y Patriótico, grupo de la izquierda revolucionaria española que practicó el terrorismo al final de la dictadura y que se disolvió a la muerte de Franco―”. Finalmente, Batet ha retirado esas palabras entre protestas de la bancada popular.

Durante su interpelación, que según el orden del día versaba sobre “cómo van a influir en la acción de Gobierno los acuerdos políticos con el nacionalismo radical”, Álvarez de Toledo llamó a Iglesias “impostor”, discípulo de los ayatolás de Irán, prohijado de Hugo Chávez y Nicolás Maduro” y “prima de riesgo española” . Aseguró que al líder de Podemos el terrorismo “no le causa la repugnancia que le causa a un demócrata” porque es “el burro de Troya de la democracia" y el “embajador de ETA-Batasuna” en el Gobierno. Le acusó de querer “levantar un régimen autoritario de izquierdas” y de ser “una anomalía europea”. “Como comunista debería pedir perdón por los millones de muertos que hermanan a sus ideas con el nazismo”, añadió, entre constantes apelaciones al espíritu de la Transición y de la Constitución.

Iglesias replicó defendiendo al Partido Comunista: “Aunque le duela, forma parte del ADN de nuestra democracia y de nuestra Constitución, y ustedes solamente un poquito”. El vicepresidente del Gobierno recriminó a la portavoz del PP que acudiese al Congreso “a hablar de ETA en mitad de una pandemia”.

Una vez concluido el pleno, el vicepresidente retomó el tema en Twitter: “Hoy la marquesa Cayetana Álvarez de Toledo ha cometido un delito en el Congreso llamando terrorista a mi padre. Sus privilegios aristocráticos le hacen creerse impune. Hermann Tertsch ya fue condenado por lo mismo. Animaré a mi padre a que ejerza las acciones correspondientes”. La madre de Iglesias, María Luisa Turrión, escribió después en redes sociales: “Javier Iglesias Peláez, padre de Pablo Iglesias Turrión, fue y es un hombre de bien y luchador contra cualquier forma de fascismo. Ser hijo y compañera de Javier Iglesias es un honor que la lengua bífida de una marquesa de pacotilla no empaña”.

El periodista Hermann Tertsch fue condenado en 2019 a indemnizar con 15.000 euros al padre del líder de Podemos por un delito de intromisión ilegítima y una vulneración del derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen de Francisco José Iglesias. Tertsch acusó al abogado, que había sido militante del FRAP, de participar en el asesinato de un policía en 1973, aunque durante los hechos Iglesias padre estaba en la cárcel por repartir propaganda ilegal. “Del nombre de este policía tampoco se acuerda nadie. José Antonio Fernández Gutierrez asesinado por el FRAP, grupo terrorista comunista, el 1 de mayo de 1973. Entre los miembros detenidos después estuvo el padre de Pablo Iglesias. Como llegó la amnistía nunca fue acusado nadie”, tuiteó el columnista el 5 de marzo de 2018.

El tono crispado fue la tónica del debate en el Congreso. Antes de las declaraciones de Álvarez de Toledo, Iglesias había pedido al secretario general del PP, Teodoro García Egea, que aclare si su formación “está llamando a la insubordinación de la Guardia Civil” después de que este dijera que Laurentino Ceña había dimitido de su puesto como director adjunto del cuerpo tras considerar “una orden injusta" el cese del jefe de la comandancia de la Guardia Civil de Madrid, Diego Pérez de los Cobos.

El PP modificó el día anterior todas sus preguntas de la sesión de control para atacar al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por el cese del jefe de la Guardia Civil en Madrid y este miércoles en el Congreso ha aludido a la crisis en Interior en todas sus intervenciones. García Egea ha acusado al Gobierno de “manchar el buen nombre” del cuerpo y ha recordado un episodio de hace más de cien años: “El fundador de la Guardia Civil, el duque de Ahumada, se negó a cumplir una orden injusta del general Narváez: ‘Esa decisión la tomará mi sucesor, no yo’. Más de un siglo después, el general Laurentino Ceña ha hecho lo mismo con su Gobierno, ha preferido irse que tomar una decisión injusta”.

Ceña, director adjunto operativo de la Guardia Civil, presentó su dimisión tras conocerse la destitución de uno de sus subordinados, el coronel Diego Pérez de los Cobos, por la polémica de un informe sobre el 8-M. Fuentes del instituto armado detallan que el general decidió abandonar su puesto al no ser informado del cese con antelación por sus superiores. El general tenía que haberse jubilado el pasado 23 de marzo, pero pospuso su retirada por el estado de alarma.

Desde su escaño, Iglesias, visiblemente molesto con la comparación ha contestado: “¿Está usted pidiendo a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que incumplan las órdenes que consideren, por iniciativa e incitación de ustedes, injustas? ¿Usted es consciente en su enorme lucidez de lo que está diciendo aquí? Sean ustedes prudentes, que nos estamos jugando la democracia”.

García Egea negó desde la tribuna y fuentes de la dirección del PP insisten en que en ningún caso el secretario general había llamado a la insubordinación del instituto armado y recuerdan la condición de reservista del secretario general del partido.


Más información

Lo más visto en...

Top 50