Caso 8-M

Dimite el ‘número dos’ de la Guardia Civil tras el cese de Pérez de los Cobos

El ministro Grande-Marlaska presenta el nombramiento del nuevo director adjunto del instituto armado, el general Salas, como “un nuevo impulso”

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska (izquierda) y el teniente general Laurentino Ceña, el pasado mes de enero. En vídeo, dimite Ceña a una semana de jubilarse.J.J. GUILLÉN (EFE) / VÍDEO: ATLAS

El director adjunto operativo de la Guardia Civil, el teniente general Laurentino Ceña, presentó este martes su dimisión al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, tras conocerse la destitución de uno de sus subordinados, el coronel Diego Pérez de los Cobos, por la polémica del un informe sobre el 8-M. Fuentes del instituto armado detallan que el general decidió abandonar su puesto al no ser informado del cese con antelación por sus superiores.

Más información

El general Ceña, número dos de la Guardia Civil por su condición de director adjunto operativo, tenía que haberse jubilado el pasado 23 de marzo, pero tras el estallido de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus acordó con Grande-Marlaska seguir en el cargo, en primer lugar, hasta el 13 de mayo y, posteriormente, hasta el 2 de junio. A partir de esa fecha, el ministro del Interior había decidido que asumiese el relevo el general Pablo Salas, hasta ahora máximo responsable de la lucha antiterrorista como máximo responsable de la Jefatura de Información. Sin embargo, la destitución por sorpresa del coronel Pérez de los Cobos y, sobre todo, la forma en la que se hizo, han precipitado el cambio.

Fuentes cercanas al hasta este martes director adjunto operativo de la Guardia Civil aseguran que el teniente general Ceña tomó la decisión porque no fue informado con antelación de la destitución del coronel Pérez de los Cobos ni por la directora general de la Guardia Civil, María Gámez —su inmediata superiora— ni por ningún alto cargo del ministerio. “Considera que no se ha respetado la cadena de mando”, ya que “no fue consultado por nadie del ministerio sobre la decisión del cese” ni se le comunicó con antelación el mismo. “Fue informado por un general una vez que la decisión ya había sido comunicada al coronel”, detallan estas mismas fuentes.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Grande-Marlaska anunció el próximo nombramiento del general Salas como nuevo número dos de la Guardia Civil. Para ello, será ascendido —con el visto bueno de la ministra de Defensa, Margarita Robles— a teniente general. En su comparecencia, el titular de Interior evitó hacer ningún comentario sobre la dimisión del general Ceña y se limitó a justificar el cambio como “un nuevo impulso” dentro de la renovación de los equipos emprendida en los últimos meses.

La dimisión del número dos de la Guardia Civil ha sido interpretada en el seno del instituto armado como un toque de atención a Grande-Marlaska. “El teniente general Ceña ha dimitido por no estar de acuerdo con el cese del coronel, por lo injusto del mismo. Los guardias civiles le aplaudimos el gesto que le honra. El cargo exige dignidad como la demostrada”, señalaba este martes un alto mando del instituto armado.

Grande-Marlaska ya había soliviantado los ánimos de los integrantes del instituto armado cuando, en agosto de 2018, al poco de llegar al ministerio, cesó al coronel Manuel Sánchez Corbí, entonces máximo responsable de la Unidad Central Operativa (UCO), responsable de la lucha contra la corrupción y la delincuencia organizada. El pasado lunes, en la Guardia Civil se consideró la destitución de Pérez de los Cobos como una decisión similar a aquella, contra un mando que “se había limitado a cumplir la ley” al negarse a facilitar a un alto cargo del ministerio, que supuestamente se lo reclamó, un informe policial elaborado a instancias de un juez, en este caso la magistrada que investiga la celebración de manifestaciones en la Comunidad de Madrid —incluida la del 8-M—durante la fase de expansión del coronavirus.

Críticas de las asociaciones

Desde entonces, varias asociaciones de guardias civiles han emitido comunicados criticando la decisión del ministro. La Asociación Pro Guardia Civil (Aprog, que defiende el carácter militar de la institución) exigió este martes a Grande-Marlaska que haga público “el expediente instruido por falta de confianza” en el que se basa el cese del coronel. “Seguro que en tal preceptiva documentación figuran los criterios objetivos que fundamentan la necesidad urgente de la adopción de la medida el domingo por la noche”, añadía.

Por su parte, la Unión de Oficiales (UO) aseguraba que las explicaciones del ministro en su comparecencia “no convencen y no desvirtúan la idea de injerencia del ámbito político en el trabajo imparcial” de la Guardia Civil. “Se está provocando un perjuicio irreparable en la imagen del Cuerpo”, recalcaba. La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC, mayoritaria entre los agentes) ha declinado manifestarse públicamente.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50