EL PULSO

Cuando el jeque te da puntos por ser bueno

Emiratos Árabes Unidos lanza un programa para premiar la buena conducta a través del Ministerio de Posibilidades. La recompensa son descuentos en servicios gubernamentales

Un hombre da de comer a las gaviotas en Marina Beach, la zona playera de Dubái, el pasado febrero.
Un hombre da de comer a las gaviotas en Marina Beach, la zona playera de Dubái, el pasado febrero.Paula Bronstein (Getty Images) / EPS

El Ministerio de Posibilidades de Emiratos Árabes Unidos (EAU) ha lanzado un programa para premiar la buena conducta de los ciudadanos. A través de un sistema de puntos, busca incentivar que los emiratíes se ajusten a un conjunto de “comportamientos positivos” que potencien “la patria, la sociedad y la familia”. Aunque suene a novela de ciencia ficción distópica, no se trata de un bulo.

El primer ministro de la federación y emir de Dubái, el jeque Mohamed Bin Rashid al Maktum, presentó la iniciativa a mediados de abril con un gran eco mediático y escasa concreción. “Fomentar el comportamiento positivo contribuye a mejorar la calidad de vida y lograr la felicidad de la sociedad. Nuestros valores inherentes siempre han sido un sello distintivo de la personalidad emiratí”, dijo el gobernante, a quien se atribuye la transformación de Dubái. La felicidad era hasta ahora el reclamo de las políticas locales. Van a evaluarse cerca de un centenar de comportamientos entre los que destacan “vida sana, nutrición saludable, voluntariado, cumplimiento de leyes y legislaciones, y economía del conocimiento y el empoderamiento”. Los ciudadanos cuyo comportamiento sea positivo serán recompensados con puntos canjeables por descuentos en servicios gubernamentales que no se han especificado. El proyecto parece limitarse a los emiratíes, apenas un 11% de los 9,5 millones de habitantes del país.

El modelo chino

El plan recuerda al llamado sistema de crédito social o carné de civismo que China contempla desde hace algún tiempo para cuantificar la reputación social y económica de su población. Aunque el jeque Mohamed no explicó cómo va a llevarse a cabo, la presentación simultánea de una aplicación llamada Fazza para “maximizar los beneficios del programa” apunta a que el Ministerio de Posibilidades rastreará el comportamiento de los ciudadanos.

Pero ¿qué es el Ministerio de Posibilidades? Creado en abril de 2019, el portal del Gobierno emiratí lo define como una cartera virtual que “intenta hacer frente a retos imposibles de forma efectiva a través de nuevos modelos innovativos y métodos de trabajo con el objetivo de mejorar la calidad de vida de la gente”. Añadiendo irrealidad a su ya de por sí irreal contenido, al frente no hay un ministro, sino que son los miembros del Ejecutivo quienes lo gestionan. Cuenta con cuatro departamentos de nombres tan intrigantes como el propio ministerio: Servicios Anticipatorios, Recompensas por Comportamiento, Talento de EAU y Contratación Pública.

El programa es una iniciativa del departamento de Recompensas y se presenta como la primera incursión en la “ciencia del comportamiento”. Tanto el lenguaje como los objetivos recuerdan al Gran Hermano que George Orwell describió en su novela 1984. Sin embargo, nadie ha debatido, al menos en público, el posible conflicto con el derecho a la privacidad que plantea, en especial en un país donde las libertades civiles ya están muy restringidas. Sin llegar al nivel de China, Abu Dabi y Dubái, las dos principales ciudades de EAU, tienen uno de los porcentajes más elevados de cámaras de vigilancia por habitante del mundo.

Este nuevo experimento emiratí, tras el empeño por lograr una sociedad feliz que ha transformado los servicios de atención al cliente de las instituciones oficiales en Centros de Felicidad, ha ido acompañado de la graduación de los primeros diplomados en Economía Conductual (Behavioral Economics), de quienes se espera que difundan el mensaje. Los gobernantes de Emiratos Árabes Unidos quieren ciudadanos felices. Y ejemplares.

Archivado En:

Recibe el boletín de EL PAÍS SemanalApúntate