Macharaviaya, el pueblo de Málaga que celebra la independencia de Estados Unidos

Con cañones, pólvora y trajes de época, la localidad andaluza retoma este sábado 2 de julio la representación histórica de la toma de Pensacola por uno de sus ilustres vecinos, Bernardo de Gálvez, tras dos años de parón por la pandemia

Alfonso Aurioles, Ione Sánchez, Silvia Fuentes, Susana Díaz, Gloria Fuentes, Victoria Gallardo, vestidos con los trajes típicos de la celebración de la fiesta de la Independencia en Macharaviaya (Málaga), el pasado 21 de junio.
Alfonso Aurioles, Ione Sánchez, Silvia Fuentes, Susana Díaz, Gloria Fuentes, Victoria Gallardo, vestidos con los trajes típicos de la celebración de la fiesta de la Independencia en Macharaviaya (Málaga), el pasado 21 de junio.GARCÍA-SANTOS

Victoria Gallardo viste un elegante traje de gala, estampado y colorido. Tras los últimos retoques sale decidida a la calle junto a un grupo de mujeres que ronda los 50 años. Las acompaña Alfonso Aurioles de azul y blanco crudo. Porta casaca, chaleco, camisa, pantalón, polainas, fusil y una cartuchera donde guarda la pólvora. Son las siete de la tarde del primer día de verano de 2022, pero podría ser un día del siglo XVIII, porque los trajes pertenecen a aquella época. Apenas faltan unos días para que su pueblo, Macharaviaya (Málaga, 524 habitantes), celebre la independencia de Estados Unidos con un desfile histórico del que son protagonistas y que ensayan desde hace meses. No es capricho ni casualidad. Uno de los personajes más importantes de la revolución del país estadounidense nació aquí el 23 de julio de 1786: es Bernardo de Gálvez.

“Es el día más grande del pueblo”, señala Aurioles, que coordina desde el Ayuntamiento todos los preparativos para la fiesta de este sábado, 2 de julio. Una jornada especial tras dos años de parón por la pandemia del coronavirus. Acto seguido, Gallardo, junto a siete mujeres, comienza a ensayar el baile que todas representarán siguiendo la música del violín. Luego llegará la acción. Habrá pólvora, cañones, bayonetas, música, efectos especiales y una pantalla gigante.

La localidad de Macharaviaya celebra el Día de la Independencia de EE UU en honor de su vecino más célebre, Bernardo de Gálvez.
La localidad de Macharaviaya celebra el Día de la Independencia de EE UU en honor de su vecino más célebre, Bernardo de Gálvez.garcía-santos

Se espera que unas 2.000 personas acudan a esta representación histórica, fiesta declarada de Interés Turístico por la Diputación Provincial de Málaga. Se realiza desde 2009 en Macharaviaya el sábado anterior más cercano al 4 de julio, Día de la Independencia. Este año será el próximo 2 de julio a partir de las 20.30 por las calles de la localidad. Los asistentes podrán conocer cuál fue el papel de Bernardo de Gálvez en la independencia de Estados Unidos y admirar el trabajo realizado por decenas de vecinas y vecinos de este pueblo ubicado en la comarca de la Axarquía, a una media hora en coche de Málaga ciudad.

Silvia Fuentes es la encargada de coser los vestidos de época que portan las mujeres para el baile bajo supervisión de especialistas en historia de la indumentaria de la Universidad de Málaga. “Cada año me hago dos trajes para mí y elaboro varios más para el resto del grupo”, explica, mientras muestra callos en sus manos “de tanto coser”. “Pero es algo que me encanta”, añade. “Es una recreación preciosa, llena de curiosidades y recuperamos nuestra historia. Nos encanta participar”, añade Ione Sánchez. Junto a ellas y Aurioles también forman parte del singular evento miembros de la asociación Torrijos 1831, la Asociación de Granaderos y Damas de Gálvez y la Asociación Histórica Málaga Recreadora. Más de un centenar de personas participan en el desfile.

El retrato de Bernardo de Gálvez que está colgado en el Senado de Estados Unidos.
El retrato de Bernardo de Gálvez que está colgado en el Senado de Estados Unidos.The Picture Art Collection (alamy)

En un momento de la representación uno de los actores tomará una bala de cañón para recitar: “Esta es una de las balas que reparte el fuerte de la entrada. El que tenga honor y valor, que me siga. Yo voy por delante para quitarle el miedo”. Son las palabras que envió el 18 de marzo de 1781 Bernardo de Gálvez en una nota al comandante Calvo de Irazábal. Enrolado en Galveztown (actualmente Galvez, en Luisiana), aquel marinero intrépido abrió paso a la Armada, que le siguió y con el paso de los días consiguió tomar la fortaleza de Pensacola. Hoy en Estados Unidos, entonces en la Florida Occidental británica, la batalla en aquella localidad fue decisiva para que las tropas de George Washington ganaran más tarde en Yorktown, clave para la posterior independencia del país. Por algo De Gálvez es el único ciudadano español cuyo retrato cuelga en el Senado estadounidense y Barack Obama firmó la orden que le confería la nacionalidad honoraria —solo ocho personas la tienen, entre ellas Sir Winston Churchill y Teresa de Calcuta—. Es considerado un héroe porque “arriesgó su vida por la libertad del pueblo de los Estados Unidos”, como recoge el documento que rubricó el expresidente, que hace pocos días visitó Málaga. El próximo 23 de julio, coincidiendo con el 276º aniversario de su nacimiento, De Gálvez será declarado Hijo Predilecto de la provincia de Málaga.

Desfile, baile, batalla y fuegos artificiales

El admirado vecino local llegó a ser virrey de la Nueva España y ahora su nombre figura hasta en un avión transoceánico de Air Europa. Su figura preside la plaza del Ayuntamiento de Macharaviaya y la cripta se puede visitar bajo la iglesia de San Jacinto. Su familia se asentó en la zona tras la conquista de Málaga por los Reyes Católicos. Entre los miembros más destacados se encuentran su tío José de Gálvez, ministro de Indias a finales del siglo XVIII. A este pueblo se le conoció en aquella época como el pequeño Madrid porque, aunque apenas contaba con una veintena de viviendas, disponía de agua potable, carretera, una iglesia enorme, colegio mixto y becas universitarias para jóvenes, así como una fábrica de naipes que ostentaba el monopolio del producto para su venta en América.

Un momento de los ensayos de cara a la celebración, este sábado 2 de julio, de la fiesta más importante de la localidad malagueña.
Un momento de los ensayos de cara a la celebración, este sábado 2 de julio, de la fiesta más importante de la localidad malagueña.garcía-santos

Buena parte de esta familia hizo fortuna al otro lado del Atlántico y hoy numerosos descendientes de los Gálvez están repartidos por todo el continente americano. “Hay gente de todas partes que se sigue poniendo en contacto con nosotros para contarnos ese parentesco”, apunta el alcalde, Antonio Campos, que destaca que la fiesta del 4 de julio se celebra en su pueblo “para poner en valor la contribución de los Gálvez a la historia del municipio y, en especial, el papel de Bernardo en la independencia de Estados Unidos”. El relato ha sido contado por el historiador Gonzalo M. Quintero en el libro Bernardo de Gálvez, un héroe español en la Guerra de Independencia de los Estados Unidos de Norteamérica. El periodista Guillermo Fesser también realizó, en 2017, un libro infantil para reconocer la figura del español con ilustraciones del malagueño Alejandro Villén.

Para recordar a turistas y malagueños la festividad, un día antes, el 1 de julio, los participantes en el desfile pasearán por las calles del centro de la ciudad de Málaga (de 19.00 a 20.00). Es un aperitivo para el plato principal, la gran fiesta que se celebrará en el casco urbano de Macharaviaya al día siguiente. Los protagonistas realizarán primero un paseo desde el Ayuntamiento hasta la plaza de Bernardo de Gálvez. El espacio se convertirá entonces en un enorme teatro donde se desarrolla la recreación de época, de la llegada del militar a tierras americanas a los bailes preparados por las vecinas. Más tarde llegará la preparación de la batalla y el asalto al fuerte de Pensacola, con espectaculares momentos de acción que acaban con la toma de la fortaleza y fuegos artificiales. El pueblo contará ese día con barras donde se ofrecerán tanto platos de la cocina de Estados Unidos —hamburguesas, perritos, nachos— como de la Axarquía malagueña, así como degustaciones de hidromiel, bebida que tomaban las tropas españolas en la época de Bernardo de Gálvez.

Un momento de la fiesta del 4 de Julio en Macharaviaya de 2019. Tras dos años de parón por la pandemia, este año retoman la tradición
Un momento de la fiesta del 4 de Julio en Macharaviaya de 2019. Tras dos años de parón por la pandemia, este año retoman la tradiciónLorenzo Carnero (alamy)

La edición de este año será especial porque no se celebra con público desde 2019, cuando se acercaron unas 1.700 personas hasta Macharaviaya, que aquel día multiplicó su población por ocho, ya que en el caso urbano apenas residen 200 personas (el resto de vecinos se ubica diseminados y  más en las afueras de la población). La fiesta de 2020 se suspendió por la pandemia y en 2021 se realizó sin asistentes, aunque se retransmitió por YouTube. Este año también se podrá seguir por internet, así como por una pantalla gigante que se instala en la plaza principal. “Son lecciones que hemos aprendido de la pandemia”, subraya el alcalde, que añade que mientras todos los pueblos de España tienen su feria, ninguno celebra, como el suyo, la independencia de Estados Unidos.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS