La buena vida

¿Sabrías distinguir entre una ‘ale’ y una ‘lager’? Claves para elegir cerveza

Ante cartas cada vez más extensas, conviene tener claro cómo es cada tipo de cerveza

A la izquierda, tres cervezas tipo 'lager', y a la derecha, tres cervezas tipo 'ale'.
A la izquierda, tres cervezas tipo 'lager', y a la derecha, tres cervezas tipo 'ale'.Lino Escurís

¿Qué cerveza te gusta más...? Responder a esta pregunta en pleno boom de la cerveza artesana puede resultar complicado. La combinación de cuatro ingredientes –agua, malta, lúpulo y levadura– permite crear tantas variedades como podamos imaginar. En España hay más de 900 firmas productoras, según Birrapedia.com. Para saber qué aporta cada elemento en la elaboración y qué vamos a beber si pedimos una IPA, una stout o una helles bock, hemos elaborado esta guía orientativa con la ayuda de Fran López, maestro cervecero de Mad Brewing, que incluye 18 estilos agrupados por color y graduación alcohólica

Estilo lager

La fermentación baja — la levadura está en la parta baja del tanque— y un proceso de reposo (en frío) más largo hacen que la mayoría de restos se depositen en el fondo del recipiente; por eso son limpias y ligeras en boca.

CLARAS

Pilsner. De amarillo prístino, es la cerveza (de origen checo) más consumida. Ligera, refrescante, con sabor a malta de cebada y cierto amargor. Baja graduación (3%-5%).

Boletín

Las mejores recomendaciones para viajar, cada semana en tu bandeja de entrada
RECÍBELAS

Múnich Helles. Tono dorado y limpio, con espuma cremosa. De graduación más intensa (4,7%-5,4%), el dulzor de la malta se acentúa sobre un tenue amargor.

Helles Bock. La también llamada maibock alemana gana fuerza alcohólica (+6%), cuerpo y color, más anaranjado. También es más intenso el sabor a grano tostado.

TOSTADAS

Vienna Lager. Aspecto ámbar con tintes cobrizos, brillante y limpia, la malta vienesa aporta matices a pan tostado. Suavidad y potencia media (ronda el 5%).

Märzen. La cerveza del Oktoberfest (hasta 1990) luce un tono ámbar, aroma a cereal tostado, inicio dulce y final seco. De textura cremosa, roza el 6%.

Rauchbier. Entre el ámbar y un marrón intenso, y con una capa de gruesa espuma, añade un aroma a madera ahumada al malteado típico de la märzen. Mayor potencia alcohólica (por encima del 6%).

NEGRAS

Schwarzbier. Su aspecto marrón oscuro (casi negro) y un leve amargor final engañan: es ligera, de dulce sabor a cereal horneado y baja graduación (3%-5%).

Dunkel. De tonos marrones más claros, el amargor se desvanece y la tostada malta Múnich presenta matices de chocolate y galleta. En torno al 5%.

Doppelbock. El nombre advierte: doppel (doble, en alemán). Una lager bávara oscura, de malta fresca y tostada, detalles de caramelo, más cuerpo y potencia alchólica (supera el 6%).

Los tres elementos clave de toda cerveza

Malta: fuerza y color

Lúpulo: equilibrio y amargor

Levadura: química y carácter

La mezcla de cereales germinados y tostados (cebada, principalmente; trigo, avena…) aporta el azúcar que se convierte en alcohol. La cantidad influye en la potencia, y el tipo de malteado (grano más o menos tostado), en el color y sabor.

Planta de la familia de las Cannabaceaes (la del cannabis), equilibra el dulzor de la malta confiriendo amargor a la mezcla, e intensidad en aroma y sabor. Además, es un conservante, con efecto antibiótico contra bacterias.

Obra el proceso de fermentación que transforma los azúcares en alcohol, pero aporta más matices. Según el tipo de levadura, hay tres tipos de cerveza: lager (suave y seca), ale (intensa, densa y afrutada) y lambic (ácida).

Estilo ale

Fermentan en la parte alta del tanque, por lo que se deposita menos sobrante (de ahí su turbio aspecto). Las levaduras ale trabajan a temperaturas cálidas, generando sustancias que aportan aromas afrutados y especiados.

CLARAS

Pale Ale. Inglesa, dorada, clara y brillante. Equilibrado diálogo entre lúpulo y malta: puntos florales y cítricos con trazas de pan y galleta. Potencia media (4%-6%).

India Pale Ale. De color más intenso, la IPA es más potente por razones históricas de conservación: se añadía malta (alcohol) y lúpulo (amargor) para resistir el largo viaje hasta India en el siglo XVIII (5%-7%).

Tripel. Amarilla y luminosa, la abundancia de maltas claras y lúpulo, propio del estilo trapense belga, explican su potencia alcohólica y los aromas especiados (más de 7%).

TOSTADAS

Amber Ale. Un poco más amarga que la pale ale, con aromas cítricos y florales. Las maltas caramelizadas aportan un toque dulce (4%-6%).

Dunkelweizen. Cerveza de trigo alemana menos popular. Tono oscuro y dominio moderado de este cereal en favor de aromas a cacao. Escaso amargor (5%-7%).

Quadrupel. Especialidad belga de abadía, ámbar y limpia, que sorprende por su ligereza cuando la carga alcohólica es alta y evidente en boca. Gusto afrutado (más de 7%).

NEGRAS

Irish Stout. La negra más famosa. Espuma gruesa y cremosa, gusto a café y tenue amargor final. Una stout atípica: ligera al beber y poco alcohólica (3%-4%).

Robus Porter. Con más cuerpo, potencia alcohólica y amargor que una Guinness, es menos opaca y su sabor desprende apuntes a caramelo, tofe y chocolate (5%-7%).

Imperial Stout. Elaborada para su envío a la corte rusa en el XVIII, la generosidad en malta tostada (aromas a café y cacao) dispara también su potencia y amargor (más de 7%).

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Jordi Pastor

Redactor de El Viajero especializado en temas de naturaleza y montaña. Antes de recalar en EL PAÍS inició su labor profesional en la editorial Desnivel, referente en España en información sobre alpinismo y escalada. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y la Universidade de Coimbra.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS