Londres con otros ojos

La organización Unseen Tours realiza rutas turísticas por diversos barrios de la ciudad guiados por personas sin techo

Aneta Morze, guía turística de la organización Unseen Toursde, durante el recorrido que realiza por Covent Garden, en Londres.
Aneta Morze, guía turística de la organización Unseen Toursde, durante el recorrido que realiza por Covent Garden, en Londres.

Henri comienza siempre su recorrido turístico por Shoreditch, uno de los barrios de moda en Londres, junto a la estación de metro de Old Street. Esta rotonda es uno de los lugares que mejor refleja la transformación que ha sufrido una de las zonas trendy (de moda) de la capital británica. “Hace 20 años era punto de encuentro para drogadictos y prostitutas. Ni la policía quería pasar por aquí. Hoy, en el mismo sitio, encuentras compañías de tecnología, galerías de arte y bloques de pisos de lujo”, explica Henri, quien añade que escogió este lugar para dormir "al quedarse en la calle  hace 7 años”.

Shoreditch es uno de los tours que la organización social Unseen Tours ha puesto en marcha por diversos barrios de la ciudad: personas sin techo que viven o han vivido en las calles de Londres se convierten por unas horas en guías turísticos para enseñar Camden, Brixton, Brick Lane, Covent Garden o London Bridge.

Más información
Londres a bocados
Un Londres de moda
El mejor té de Londres, para llevar
Londres, la milla del estilo

Henri lleva 5 años recorriendo esta zona del East End londinense, acompañado de viajeros a los que bombardea durante casi dos horas con explicaciones históricas, fechas y leyendas urbanas para mostrar un Shoreditch que no viene en las guías de viaje.

“En el siglo XVII, los propietarios de viviendas tuvieron que empezar a pagar un impuesto (The Window Tax) por cada una de las ventanas de sus casas, así que muchos londinenses decidieron entonces tapiarlas para evitar el pago”, cuenta Henri, señalando uno de los edificios de ladrillos que aún conservan fachadas enteras de ventanas selladas que, probablemente, hubieran pasado desapercibidas a los turistas que le acompañan en otras circunstancias.

Henri centra gran parte de su recorrido en mostrar la vida artística del barrio, en el que algunos de los grafiteros más famosos del mundo –Banksy, Pure Evil o Stik– han dejado su huella y con los que Henri ha compartido noches de grafitis y copas. Su vida está muy ligada a este mundillo; “estudié arte en una de las universidades de Londres y llegué a vender tres esculturas a un banco de la City antes de irme a trabajar a Dubai. Una de mis obras todavía se puede ver en el vestíbulo de sus oficinas”.

Boletín

Las mejores recomendaciones para viajar, cada semana en tu bandeja de entrada
RECÍBELAS

Una de las últimas paradas del tour se realiza en la trasera de un bar de moda donde Henri señala una esquina cubierta con tablas de madera. “Aquí se esconde uno de los grafitis que Banksy ordenó tapar, harto de que sus obras fueran robadas y después vendidas en subastas,” comenta Henri.

Un grupo de turistas durante la ruta de Unseen Tours por Camden.
Un grupo de turistas durante la ruta de Unseen Tours por Camden.

La visita guiada acaba en un pub donde la charla continua con una pinta y donde se habla sobre viajes, arte y la situación de las personas sin techo en Reino Unido, a las que Henri representa en la conversación. “Para nosotros, este labor supone un trampolín que nos ayuda a recuperar la confianza perdida”. Es, además, su principal fuente de ingresos, amén de trabajar unas horas cada semana repartiendo publicidad de una academia de inglés.

Cada día tiene que conseguir 22 libras (30 euros) para poder pagar una habitación en un Bed & Breakfast, pero esta noche se le ve tranquilo porque ha conseguido el dinero suficiente para no dormir en las calles de Shoreditch.

¿Vas a viajar a Londres? Pincha aquí

{ "active": true, "code": "186338", "elementType": "offerExtension", "id": 16, "name": "LONDRES", "service": "tripadvisor" }

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS