BEBER

El encanto de la cerveza artesana

Son cervezas de vocación ecológica, que se distinguen por su cuidada elaboración y la pureza de la materia prima

La cerveza en España, cuarto consumidor europeo con 65 litros por persona al año, es la bebida preferida como aperitivo o con las tapas. Gusta muy fría, en el umbral de la congelación, más como refresco que como la bebida de milenaria historia que es. Una pena, porque estos fríos hacen casi desaparecer los deliciosos aromas y sabores del cereal malteado y el lúpulo.

Nuestro país produce marcas industriales de gran calidad, que unen paladar ligero con sabor intenso, sabor malteado con el regusto amargo/goloso. A ellas se han incorporado pequeñas fábricas de cerveza artesanal, de vocación ecológica —la mayoría en Cataluña— dirigidas sobre todo al restaurante y tienda gourmet. Con una producción pequeña y precio algo mayor, intentan competir con el vino en la mesa. Se distinguen por su cuidada elaboración, sin colorantes ni aditivos, y con una segunda fermentación en botella. Y sobre todo buscan en la pureza de la materia prima, cereal, levadura, lúpulo y agua, el secreto de su calidad y encanto.

Boletín

Las mejores recomendaciones para viajar, cada semana en tu bandeja de entrada
RECÍBELAS
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS