_
_
_
_
_
Un tigrillo improntado –que se considera humano y no animal– a causa de varios años en manos de traficantes de especies exótigas, en el Bioparque La Reserva, en Cota, Bogotá.
12 fotos

Un santuario para los supervivientes del tráfico animal en Colombia

Un tigrillo improntado, búhos mancos, un loro que se arranca las plumas, una lechuza sin ala... En el Bioparque La Reserva, a una hora de la capital, los ejemplares incautados encuentran una segunda oportunidad

_
_