Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Verdad BLOGS Coordinado por PATRICIA R. BLANCO

Bulos sobre fraude en las elecciones de Estados Unidos

Un goteo de mentiras ha intentado socavar la confianza en el proceso electoral

Imagen difundida para denunciar una falsa publicidad ilegal a favor de Biden.
Imagen difundida para denunciar una falsa publicidad ilegal a favor de Biden.

Un goteo ininterrumpido de bulos difundidos a través de las redes sociales intentaron socavar la confianza en el proceso electoral durante la jornada en la que los ciudadanos de Estados Unidos decidían si el republicano Donald Trump seguía al frente de la Casa Blanca o lo relevaba el demócrata Joe Biden. Algunas mentiras eran muy burdas. Otras, imposibles de creer. Y al menos una decena logró alcanzar a miles de personas.

Aunque es imposible determinar todavía en qué medida han influido en el voto de los electores, todas las falsas informaciones que desde hace semanas tratan de viralizarse tienen algo en común: el intento de arrojar sombras sobre la legalidad de los comicios. El propio Donald Trump ha cuestionado en más de cien ocasiones la fiabilidad del voto por correo en 2020, según un recuento de The Washington Post. De hecho, mientras Biden avanza hacia la Casa Blanca, el todavía presidente se ha lanzado a una batalla legal contra el escrutinio agitando el fantasma de fraude. Las mentiras que se relatan a continuación son algunas de las que mayor impacto han tenido y ejemplifican las dos áreas en las que ha intentado campar la desinformación: el fraude electoral y la seguridad en los comicios.

Proclamas de fraude electoral

“Funcionarios de Pensilvania están intentando silenciar a electores que han estado expuestos a la covid-19 diciéndoles que no podían votar”. La locutora conservadora Wendy Bell afirmó un día antes de las elecciones en su página de Facebook, donde tiene más de 255.000 seguidores, que el Departamento de Salud de Pensilvania, uno de los Estados clave en estos comicios, había enviado cartas a miles de electores para intentar que no fueran a votar. “La carta dice que han estado expuestos a la covid-19 (sin aportar pruebas) y, por ello, deben permanecer en cuarentena y no votar en persona el día de las elecciones. Si no obedecen la orden, se enfrentan a un posible arresto”, reza el texto, que siguió viralizándose en la jornada electoral y en el que sugiere que el responsable de la maniobra es el gobernador demócrata del Estado, Tom Wolf.

After a reported "uptick" in Covid positive cases, thousands of Pennsylvania voters in York, Lebanon, and Dauphin...

Publicada por Wendy Bell Radio en Lunes, 2 de noviembre de 2020

Facebook etiquetó esta información como parcialmente falsa. La portavoz del gobernador de Pensilvania, Lyndsay Kensinger, reconoció a Reuters que desde marzo se envían cartas a los “contactos cercanos” de los positivos confirmados por covid para solicitarles que se sometan a una cuarentena de 14 días. Durante la campaña se han seguido enviando debido al repunte de contagios, pero no para impedir que los ciudadanos ejerzan su derecho al voto. Según Levine, el Departamento de Salud no podía “forzar o decir a nadie” que no votara en persona y aseguró que, hasta el momento, las autoridades del Estado no habían tomado ninguna acción legal contra algún residente que hubiera incumplido la cuarentena.

“Cosas malas están ocurriendo en Filadelfia”. Una información publicada el pasado martes en Trending Politics, un sitio web que se describe como seguidor de Trump, aseguraba que “un observador electoral” había sido expulsado de un centro de votación de Filadelfia, la mayor ciudad del disputado Estado de Pensilvania, y que en otro había publicidad ilegal de “Biden-Harris”, en alusión a los candidatos demócratas a la presidencia y vicepresidencia. La noticia tuvo cerca de 200.000 visitas. Solo en Facebook, recibió más de 14.000 interacciones y fue compartida por cuentas ligadas al Partido Republicano que suman más de ocho millones de seguidores, según arroja la herramienta Crowd Tangle, que mide el impacto de las publicaciones en redes sociales.

El titular, sobre “las cosas malas que pasan en Filadelfia”, una frase que Trump pronunció en el debate contra Biden, sobredimensiona el incidente ocurrido para dar la sensación de que en Filadelfia se ha producido fraude electoral. La información se basa en un vídeo tuiteado por el abogado afín a Trump Will Chamberlain, que tiene casi 157.000 seguidores, y difundido a su vez por miembros de su campaña y figuras como el polémico exasesor del presidente Steve Bannon. En la grabación se aprecia que dos trabajadores de un centro de votación no dejan pasar a un observador electoral republicano porque el número de su permiso no coincidía con el número del centro de votación. Según FactCheck.org, un portavoz de los funcionarios electorales aseguró que se trataba de un error y explicó que los funcionarios desconocían que en Filadelfia acaba de cambiar la legislación y los observadores podían entrar con el permiso de un distrito en los centros de todos los distritos de la ciudad. Los portavoces del fiscal del distrito confirmaron que esta ley se ha modificado recientemente. También FactCheck.org contactó con el observador republicano expulsado y este afirmó que a lo largo de la jornada electoral había visitado varios centros de votación en Filadelfia, aproximadamente uno por hora, y no había tenido problemas en el resto.

En cuanto a la publicidad ilegal demócrata, el columnista conservador A. Benjamin Mannes había tuiteado que en un centro de votación, también de Filadelfia, existía publicidad ilegal de los demócratas, en concreto, un cartel que animaba a votar por Joe Biden y Kamala Harris. Desde la propia oficina del fiscal de distrito, Lawrence Krasner tuiteó que la afirmación era “deliberadamente engañosa”. “Los miembros de nuestro Grupo de Trabajo Electoral han investigado esta acusación. Este lugar de votación está ubicado en una sala interior y el letrero en cuestión está a más de 10 pies [3,048 metros] de él ”, decía el tuit.

“Votos a Trump quemados en Virginia". Eric Trump, hijo del presidente, difundió este miércoles en Twitter un vídeo que mostraba a un hombre, del que no se veía el rostro, con una bolsa de plástico llena de papeles, aparentemente papeletas, que regaba con un líquido inflamable al que luego prendía fuego. En el audio se oía al hombre decir que son 80 papeletas "todas para el presidente Trump".  Según CNN, la difusión en su cuenta del hijo de Trump ha alcanzado los 1,2 millones de visionados, además de las decenas de miles de los conseguidos por las de otros usuarios. Las autoridades de Virginia Beach, la localidad que aparecía marcada en las papeletas, salieron a desmentir que los papeles quemados fueran votos emitidos: "No son papeletas oficiales, solo muestras". 

“Un trabajador admite haber tirado más de 100 papeletas pro-Trump”. Un bulo difundido a través de un artículo compartido más de 1.500 veces y que en Facebook ha sido difundido por cuentas que suman más de 40.000 seguidores, según Crowd Tangle, asegura que un trabajador electoral del condado de Erie, Pensilvania, uno de los Estados más disputados, tiró a la basura más de un centenar de papeletas a favor de Trump. El texto, publicado el 3 de noviembre, mencionaba el nombre del supuesto trabajador, Sebastián Machado, e indicaba que había admitido los hechos. El presidente de la Junta Electoral del condado de Erie contestó con un comunicado para decir que no existía ningún trabajador con ese nombre, y que ni siquiera había nadie registrado así en el censo electoral.

Seguridad en los comicios

“En este momento, en todo el país, en las ciudades de color azul profundo (demócratas), se ha alertado a la Guardia Nacional y las empresas han cerrado”. La primera afirmación es tendenciosa, pues la Guardia Nacional se desplegó por todo el país para garantizar la seguridad de los comicios, no solo en las ciudades gobernadas por un determinado signo político; la segunda, sobre las empresas, es falsa, según confirmó PolitiFact. El mensaje lo difundió el presidente de la Asamblea Nacional Hispana Republicana en California, Anthony Cabassa, en la red social Parler y fue difundido después desde la cuenta de Instagram Conservative Latino, que cuenta con más de 56.000 seguidores.

“Seguidores de Trump están bloqueando el acceso a un centro de votación del Ayuntamiento de Clifton”. También desde el lado demócrata se difundió un mensaje falso sobre la celebración de las elecciones: un post de Facebook de una cuenta partidaria de Biden, The other 98% —la siguen casi 6,7 millones de personas— aseguraba, falsamente, que partidarios de Trump estaban bloqueando el paso en colegios electorales de Nueva Jersey en las primeras horas de la votación.

Una de las imágenes con palés de ladrillos difundidas por 'InfoWars'.
Una de las imágenes con palés de ladrillos difundidas por 'InfoWars'.

“Montañas de ladrillos en ciudades de todo el país antes de los resultados de las elecciones”. El portal de ultraderecha InfoWars difundió este martes que en varias ciudades de EE UU se habían acumulado palés de ladrillos cerca de comercios que usarían contra ellos grupos de ultraizquierda para destruirlos “si las elecciones no salen como ellos quieren”, un bulo que ya se extendió durante el verano. Las imágenes con las que se ilustraba la información falsa habían sido tomadas en obras de construcción que nada tenían que ver con la supuesta acción de esos grupos, y que también se reprodujeron desde cuentas antidemócratas en Twitter. Solo en Facebook, la desinformación de InfoWars fue compartida por cuentas cercanas a los republicanos que suman casi 700.000 seguidores.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >