Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La modelo Gigi Hadid cocina paella y le da una lección de cómo enfadar a un español a Jamie Oliver

La maniquí colgó en Instagram una foto de su paella vegana. Sus fans le pidieron la receta; los españoles, su cabeza

La modelo Gigi Hadid, vestida de persona que acaba de cocinar paella vegana y le importa todo un rábano.
La modelo Gigi Hadid, vestida de persona que acaba de cocinar paella vegana y le importa todo un rábano.

No existe en el universo de las redes sociales algo que irrite más a un español que un guiri colgando una foto de un arroz atiborrado de cosas diciendo que ha hecho paella. Si a eso le añadimos que ese foráneo es una modelo y que no solo el arroz en cuestión lo ha cocinado ella –las modelos solo comen agua y se acercan al fuego de la cocina solo para encenderse los pitillos, dice el libro de instrucciones del señoro–, sino que encima es vegetariano, pues podríamos esperar que se armara otro nuevo paellagate. Bien, pues la modelo Gigi Hadid la otra noche se cocinó un arroz con verduras y otras cosas sanas. Subió la foto a Instagram.

La modelo española Blanca Padilla comentaba en la publicación: “Veo paella”. Mientras, miles de seguidores de la maniquí cogían el post por donde mejor les encajaba en su cosmovisión. Que sí está muy bien que dejemos de comer animales, porque son seres vivos y tal, que el planeta está pachucho, que me han cortado la luz, que igual mañana refresca, que qué lista eres, Gigi, que hasta cocinas, ¿me das la receta?

La receta es una creación del chef Ming Tsai, un chef estadounidense de origen chino que creció en Dayton, Ohio, meca culinaria internacional. Célebre por sus programas de televisión, es dueño de varios restaurantes. En 1999 se llevó un Emmy por el servicio público de sus programas –eso fue antes de abandonarse al exotismo de la paella– y al año siguiente la revista People la reconoció como una de las personas más atractivas del planeta, lo que tal vez explicaría que una modelo como Gigi Hadid se haya atrevido con su receta de paella por y para guapos.

La imagen de la paella de Gigi Hadid. Se le podrán achacar muchas cosas, pero no que no parezca algo sano. En 20 minutos ya estás para salir a correr
La imagen de la paella de Gigi Hadid. Se le podrán achacar muchas cosas, pero no que no parezca algo sano. En 20 minutos ya estás para salir a correr

El plato contiene nada menos que 20 ingredientes, que son más de los que una alacena de tamaño mediano puede albergar. Visto el vídeo de la preparación de la receta, la verdad es que esta se parece poco a una paella e incluso menos a lo que ha presentado Gigi Hadid (Los Ángeles, 1995), en la lista de las 50 mejores maniquís del mundo desde 2014 y Modelo Internacional del Año por el British Fashion Council en 2016. Lo de Ming es una especie de arroz tres delicias sin delicias. Lo de Hadid es como un arroz con verduras elegidas por orden alfabético o por pantone al que se le ha caído encima una ensalada. Puestos a elegir, nos quedamos con el de la maniquí, más que nada porque podemos apartar los ingredientes más molestos. Hay veces en la vida en que hay que pedir lo justo.

Obviamente, no todos los comentarios han sido positivos. Como no puede ser de otra manera, un puñado de ciudadanos con pasaporte español han incidido, como es menester en estos casos, en que aquello no es paella. Da la sensación de que, en poco tiempo, cuando viajemos por el mundo se nos conocerá como los de "Eso no es paella" y no como los compatriotas de Rafa Nadal o Alejandro Agag. La lista de afrentas a nuestro plato más popular y a la vez más polémico crece cada semana que pasa. Es curioso que le tengamos tanta tirria a los guiris que hacen cosas de guiris con los arroces cuando en nuestros propios restaurantes cada vez es más complicado, no ya comer una paella de verdad, sino un arroz con cosas que no desees apartar de plato. Solo las grandes naciones piden a los demás que hagan bien lo que ellas hacen mal. Más info en la página de Wikipedia de la URSS.

Lo del chorizo de Jamie Oliver, pues, casi queda como algo apetecible, si lo comparamos con algunas fotos de este plato atiborrado de piña o incluso beicon que viajan por Twitter o Instagram. Así, después de todo, que Gigi haya hecho un arroz con verduras y, de camino al salón, haya pensado que igual le echaba la ensalada encima así se ahorraba fregar otro plato, podría entrar más en el terreno de la innovación que el del ya muy populoso universo de la aberración.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información