Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mayor asesino de niños está en el aire

Nueve millones de vidas se pueden salvar en una década si se redoblan esfuerzos contra la neumonía, que es la primera causa de mortalidad infantil. Un foro mundial que se celebra en Barcelona se afana en rescatarla del olvido y buscar medios de acción

Nigeria es el país con más casos de muertes de niños de menos de cinco años por neumonía.
Nigeria es el país con más casos de muertes de niños de menos de cinco años por neumonía.

Cada 40 segundos muere un niño menor de cinco años de esta enfermedad prevenible con vacuna y curable en la mayoría de los casos. Son 2.000 cada día, 800.000 en un año. La neumonía es la primera causa de mortalidad infantil en el mundo. Es la vergüenza global que quieren destapar los organizadores del Foro Global sobre Neumonía Infantil que comenzó este miércoles en Barcelona. Una realidad de sobra conocida, pero olvidada porque "afecta desproporcionadamente" a los más desfavorecidos y marginalizados en los países más pobres.

"Tengo un hijo de tres años y hace unos meses tuvo problemas respiratorios. Llamé a urgencias y fuimos al hospital, que está cerca de casa. Le pusieron antibiótico en vena en su mano y una máscara de oxígeno". Kevin Watkins, director ejecutivo de Save the Children, comparte esta experiencia personal en un encuentro con periodistas en CosmoCaixa, donde se celebra el foro. "En cuestión de horas, ya estaba recuperándose", continua este británico, residente en Londres. "La mía habría sido una historia muy diferente si viviéramos en el norte de Nigeria", resume. El país africano es el que encabeza la lista en cuanto a mortalidad infantil por neumonía con 162.000 defunciones en 2018, según datos de Unicef. Le siguen India (127.000), Pakistán (58.000), República Democrática del Congo (40.000) y Etiopía (32.000).

Pero hay esperanza: nueve millones de vidas se pueden salvar en la próxima década. Las armas para conseguirlo ya existen: para el diagnóstico, la prevención y el tratamiento. La última, una nueva vacuna contra el neumococo, de producción india y más asequible que las actuales. El lanzamiento de esta inmunización es uno de los anuncios estrella de este foro. "Es una buena noticia y ayudará a instituciones como Gavi, la alianza global para la vacunación", ha asegurado Quique Bassat, investigador de ISGlobal, centro impulsado por la Caixa. "Los responsables de la compra harán sus ecuaciones. Pero si esta cuesta dos dólares por dosis frente a los 10 que ahora paga, Gavi podría adquirir cinco veces más", ha sentenciado.

No ha prometido nada en este sentido Seth Berkley, director ejecutivo de Gavi, que tiene acuerdos con GlaxoSmithKline (GSK) y Pfizer para distribuir vacunas a un precio menor al de mercado contra el neumococo, pero ha celebrado la existencia de la nueva inmunización de bajo coste. La intención de las entidades que impulsan este foro, ha dicho Bassat, es que la vacuna del Instituto Serum de India "adquiera un protagonismo enorme". "Lo suyo es que llegue lo más rápido posible a quienes la necesitan independientemente de quién la produzca", ha agregado. 

Toda ayuda es necesaria para lograr el objetivo de poner fin a las muertes evitables de recién nacidos y de niños menores de cinco años para 2030, tal como establece el tercero de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. El 15% de las que suceden en el mundo son por neumonía y es posible impedirlas. La Universidad Johns Hopkins ha calculado que ampliar los servicios de tratamiento y prevención de esta enfermedad puede salvar la vida de 3,2 millones de niños menores de cinco años. Además, crearía un "efecto dominó" que evitaría 5,7 millones de muertes adicionales por otras enfermedades infantiles, según los autores del estudio.

Sería moralmente indefendible permitir que millones de niños sigan muriendo por falta de vacunas, antibióticos asequibles y tratamiento de oxígeno de rutina

Kevin Watkins, director ejecutivo de Save the Children

Las intervenciones de salud destinadas a mejorar la nutrición, proporcionar antibióticos e incrementar la cobertura de vacunas, así como aumentar las tasas de lactancia materna son las medidas clave para reducir el riesgo de fallecer por esta enfermedad, a la par que contribuyen a frenar otras dolencias como diarrea (2,1 millones), sepsis (1,3 millones) y sarampión (280.000).

Incluso podrían salvarse muchas más, advierte Watkins. Las estimaciones de la universidad, dice, no tuvieron en cuenta el impacto positivo de factores como la disponibilidad de oxígeno en las instalaciones médicas o las acciones para reducción de la contaminación, que incrementa el riesgo de contraer neumonía. “Estos resultados muestran lo que es posible. Sería moralmente indefendible permitir que millones de niños sigan muriendo por falta de vacunas, antibióticos asequibles y tratamiento de oxígeno de rutina", sentencia.

Henrietta Fore, directora Ejecutiva de Unicef, ha recordado que para vencer a esta dolencia no bastan las intervenciones sanitarias. "Hay que abordar también las causas que incrementan las posibilidades de contraer neumonía y morir por ella, como la desnutrición o la contaminación del aire", ha citado. El de la contaminación es uno de los desafíos más complicados, ha asegurado la máxima representante de Unicef. La polución exterior contribuye al 17,5% de las muertes por neumonía en niños menores de cinco años en el mundo, según un estudio del Instituto de Evaluación y Medición de Salud (IHME-GBD). La doméstica, principalmente por el uso en interiores de combustibles sólidos para cocinar, favorece 195.000 muertes adicionales (29,4%).

En cuanto a la desnutrición, de los nueve millones de defunciones que podrían evitarse para 2030, 3,9 serían el resultado de mejorar los niveles de nutrición, según el modelo de la Universidad Johns Hopkins. De todas las intervenciones para lograr este reto, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha destacado dos: fomentar la lactancia materna exclusiva en los seis primeros meses y mejorar el acceso a agua potable y saneamiento. "El compromiso de España, y mi propósito, es dar pasos al frente para el cumplimiento de los ODS relativos a la salud, en colaboración del ministerio de Exteriores y Cooperación", ha sentenciado en su discurso, que cerraba el panel inaugural.

Tal compromiso se traducirá, según ha explicado Illa, en apoyar a otros países para que refuercen sus sistemas sanitarios. "En España, la tasa de mortalidad por neumonía es de 0,3 por 100.000 niños. En otros países del mundo llegan a 27. Esto se debe a que contamos con un sistema de salud universal que es modelo a nivel mundial. Es clave para la prevención y control de las enfermedades", ha detallado. Los recursos públicos para ayudar a las naciones menos favorecidas en esta batalla contra las enfermedades aumentarán. "España ha vuelto al Fondo Mundial contra el sida, la malaria y la tuberculosis con 100 milones de euros en tres años. Y confiamos en que se pueda incrementar en los siguientes", ha prometido. 

Este no es el único compromiso que se espera arrancar entre los 300 participantes de 50 países en desarrollo, entre ellos 20 ministros de salud y altos representantes de agencias internacionales, sociedad civil, sector privado y comunidad científica. En los días que durará el Foro Global sobre Neumonía Infantil (hasta el 31 de enero), las nueve organizaciones involucradas —ISGlobal, Bill&Melinda Gates Foundation, Unicef, Save the Children, Fundación 'laCaixa', Gavi (Global Alliance for Vaccination and Inmunitation), USAID, Unitaid y Every Breath Counts— quieren lograr algo más. Así lo expresa Bassat: "Este es un momento histórico, hemos conseguido alinear a todo aquel que pinta algo en el tema de la neumonía. Tenemos que sacar del olvido a esta enfermedad".

El Gobierno reafirma su compromiso con los ODS y la salud infantil

El mayor asesino de niños está en el aire

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunió este martes con representantes de las organizaciones y entidades impulsoras del Foro Global contra la Neumonía Infantil que se celebra desde el miércoles en Barcelona. Henrietta Fore, directora ejecutiva de Unicef; Anja Langenbucher, directora para Europa de la Fundación Bill y Melinda Gates; así como miembros de Gavi (la alianza global para la vacunación), Save the Children, ISGlobal y la Fundación laCaixa han trasladado a Sánchez la importancia de promover medidas y apoyar la investigación para erradicar la neumonía infantil en el mundo.

El Presidente "ha querido mostrar su respaldo", según un comunicado de Moncloa. "Ha reiterado el compromiso de España con los ODS [Objetivos de Desarrollo Sostenible], especialmente con la salud infantil, destacando la creación del Alto Comisionado para la Pobreza Infantil como una de las primeras medidas impulsadas en 2018 o el desarrollo de la Estrategia de Salud Global de la Cooperación Española que se ha iniciado", informa la nota oficial. "Me he reunido con muchos presidentes y no demasiados expresan que su proridad sea la justicia social. Esto puede hacer que España marque una diferencia", concluye Kevin Watkins, director ejecutivo de Save the Children.

En este sentido, Sánchez se comprometió a aumentar el presupuesto de Ayuda Oficial al Desarrollo hasta alcanzar el 0,5% del PIB al final de la legislatura. Un incremento sustancial si se tiene en cuenta que en 2018 se destinó a la cooperación un 0,18% del PIB. "Ya en septiembre, el presidente anunció la aportación de 352 millones de euros para varios fondos internacionales, incluyendo 100 para el Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria", subraya la información de Moncloa.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información