Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eduardo Casanova arriesga y gana vestido de blanco por un joven diseñador español

El actor y director sorprende con un traje diseñado y confeccionado a medida por la firma Mans Concept

goya 2020
Eduardo Casanova posando en la alfombra roja de los Goya 2020.

Un chaqué blanco, con solapas asimétricas, fajín de seda y una blusa cuyo largo fular se alarga a modo de capa ha bastado para convertir al actor y cineasta Eduardo Casanova (Madrid, 1991) en el protagonista, estilísticamente hablando, de la alfombra roja de la gala de los Premios Goya que se celebra este sábado en Málaga. Con este look, Eduardo Casanova ha querido romper con una tradición –la de llevar siempre colores muy fáciles de identificar, como el rosa y el malva de su etapa en Pieles– y mantener otra: la de ser uno de los pocos hombres que, en la alfombra roja, se atreven a romper con los códigos clásicos de un evento de estas características.

Eduardo Casanova, vestido de Mans Concept Menswear en la alfombra roja de los Premios Goya, con estilismo de Aigo Studio.
Eduardo Casanova, vestido de Mans Concept Menswear en la alfombra roja de los Premios Goya, con estilismo de Aigo Studio.

"El punto de partida fue que fuese blanco, porque no se le asociara con un color. Quería sorprender al público con un color neutro. Me dio bastante libertad", cuenta a ICON Jaime Álvarez Pérez (Sevilla, 1994), fundador y director creativo de la firma Mans Concept, que ha sido el encargado de diseñar y confeccionar este traje a medida con la colaboración del estudio de estilismo y asesoría de imagen Aigo Studio. "Me dijo que quería inspirarse en el Renacimiento, y de ahí proceden los tejidos fluidos y vaporosos", explica el diseñador sevillano. "La otra influencia es el Romanticismo. Hemos reinterpretado el chaqué clásico del siglo XIX con un patrón moderno, respetando la forma de la chaqueta corta por delante y larga por detrás".

"Es una reversión del esmoquin", cuentan desde Aigo Studio. "La rigidez de la sastrería se contrapone al modelado de la camisa, cuyo cuello se alarga convirtiéndose en una versión masculina de la cola". De ahí procede uno de los golpes de efecto más llamativos de este estilismo, ya que esta pieza de seda, drapeada en torno al cuello, recuerdo tanto a los poetas románticos del XIX como a los Nuevos Románticos de los años ochenta.

El proceso de elaboración, cuenta Álvarez, ha incluido cuatro pruebas. "La sastrería es muy delicada, especialmente en blanco, que es un color complicado. Para mí era importante que la curva del chaqué fuera perfecta". El resultado es un conjunto que juega con el contraste de materiales: lana merino para la construcción del traje, seda para las solapas, el fajín y la capa, y blusa de seda. Se completa con guantes de encaje y botas negras de tacón alto, pelo corto y un sencillo pendiente de aro. "Trabajar con Eduardo es una locura, pero en el buen sentido de la palabra", afirma Álvarez. "Nos hemos divertido mucho". "Entre todos hemos conseguido impactar y abrir la brecha de los nuevos códigos de vestir para el hombre en la pasarela", añaden los fundadores de Aigo Studio.

Este golpe de efecto llega en un momento importante para ambos creadores: Eduardo Casanova comienza en dos meses y medio el rodaje de su nuevo largo, La piedad, protagonizado por Ana Belén y producido por Álex de la Iglesia, y Mans Concept se estrena este martes en la semana de la moda madrileña, MBFWMadrid, tras triunfar en las últimas ediciones de 080 Barcelona Fashion. De este modo, la alfombra roja de los Goya se ha convertido en el lugar donde han convergido dos representantes del talento millennial sin miedo al riesgo. 

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información