Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fulminar a tu rival vestido de Louis Vuitton: la imparable apuesta de las firmas de lujo por los videojuegos

La ‘maison’ francesa comercializa una colección cápsula de ropa y marroquinería para los personajes del exitoso ‘League of Legends’. ¿Por qué hay personas que se gastan miles de euros en vestir a su avatar virtual?

Qiyana, protagonista del videojuego League of Legends, y Nicolas Ghesquière, director creativo de Louis Vuitton.
Qiyana, protagonista del videojuego League of Legends, y Nicolas Ghesquière, director creativo de Louis Vuitton.

Un conjunto firmado por Louis Vuitton por poco más de diez euros parece un imposible. Sin embargo, ahora es posible, al menos en el mundo virtual. La maison francesa se ha convertido en la última firma en apostar por difuminar las líneas entre el lujo y los e-sports gracias a su colaboración con uno de los fenómenos más populares en todo el mundo, League of Legends. Con motivo del Mundial de este videojuego de combate online que combina la estrategia en tiempo real con elementos del rol, la firma se encargó de fabricar el baúl del trofeo del campeón y diseñar una colección cápsula de ropa y marroquinería digital para los personajes del juego. Louis Vuitton se une así a otras casas como Moschino a la hora de evidenciar la cada vez más evidente atención del lujo a la cultura gamer.

Con una base de 80 millones de jugadores y más de 1.200 millones de euros de ingresos obtenidos en 2018, el conocido popularmente como LOL lleva una década siendo aclamado como el juego de PC hegemónico para toda una generación. Pero ni un solo céntimo de esas cifras mareantes llega por la compra del propio juego, que es de acceso gratuito, sino por la adquisición de extras y complementos que se han convertido en el negocio más lucrativo dentro del sector. Aquellos que tienen que ver con el aspecto visual de nuestro personaje (físico y vestimenta) se denominan skins y, a partir de ahora, también estarán disponibles los diseñados por Nicolas Ghesquière, director creativo de la línea de moda femenina de Louis Vuitton. Como si de los estilistas más reclamados de Hollywood se tratara, los jugadores están decididos a que su yo virtual vista incluso mejor que ellos.

La firma francesa Louis Vuitton ha producido el baúl que contiene la Copa del Invocador, premio de los Riot Games 2019.
La firma francesa Louis Vuitton ha producido el baúl que contiene la Copa del Invocador, premio de los Riot Games 2019.

“Que nuestro personaje lleve una determinada skin es una cuestión de estatus. Al igual que en el mundo real admiramos a quien va impecablemente vestido, con una skin consiguen la admiración de los otros jugadores”, afirma Ángel Luis Sucasas, director narrativo de la empresa de videojuegos Tequila Works. Sucasas sostiene que no solo la moda está cobrando cada vez más fuerza dentro de los videojuegos, sino que, hoy en día, la monetización de estos extras supone hasta el 70% de los ingresos en un sector valorado en 120.000 millones de euros. “Hay gente que se gasta cientos de miles de euros en este tipo de prendas o cosmética”, añade.

La final del Mundial de League of Legends, celebrada el pasado 10 de noviembre en París (la del año pasado tuvo lugar en Madrid) y que incluso fue retransmitida en directo en una veintena de cines españoles, desveló el aspecto del baúl creado por Louis Vuitton para la Copa del Invocador, nombre del trofeo. El evento fue amenizado por True Damage, un grupo de música virtual al que ponen voz artistas reales como Becky G o Keke Palmer, y que también lucieron estilismos creados por el director creativo de la firma. “Los cortes, los estampados, todo esto lo ha aportado Vuitton. Ha sido una colaboración de ensueño. En el peor escenario habríamos puesto el logo y punto, como hacen con los coches de competición. Pero ellos se acercaron a nosotros y todo salió genial”, confesaba en The Washington Post Seth Haak, responsable de arte de las skins del juego.

Qiyana, personaje de 'League of Legends', viste en esta imagen un modelo de Louis Vuitton que se puede adquirir en la 'boutique' del videojuego.
Qiyana, personaje de 'League of Legends', viste en esta imagen un modelo de Louis Vuitton que se puede adquirir en la 'boutique' del videojuego.

Dipanjan Chatterjee, vicepresidente de la empresa de investigación de mercados Forrester Research, explica que este tipo de colaboraciones son la muestra de que las marcas han comprendido que la impronta emocional en el cliente es mucho más potente cuando se presenta dentro de una experiencia. “Las firmas del lujo tradicionales tienen mucho que ganar asociándose a los e-sports, ya que adquieren relevancia entre las generaciones Y y Z, que representan el futuro sustento del sector”, observa.

Esta no es la primera vez que Louis Vuitton apuesta por apoyarse en la cultura de los videojuegos –en 2016 se sirvió de un personaje de Final Fantasy 13 como modelo– ni es la única firma de lujo en querer aventurarse en tierra desconocida. En abril de este año, Moschino presentó una colección cápsula inspirada en el mítico Los Sims, que ofrece a los fans de la marca la posibilidad de lucir las mismas prendas que su avatar, aunque con unos cientos de euros de diferencia a la hora de adquirir la versión virtual y la real. De manera paralela a este fenómeno, cada vez son más las modelos e influencers virtuales que juegan un papel clave en la industria de la moda e incluso hay clientes dispuestos a gastarse miles de euros en looks digitales que solo pueden lucir, por ejemplo, en su cuenta de Instagram.

La virtualización del lujo se antoja tan progresiva como imparable, pero, ¿cuál de las dos partes se beneficia más de estas alianzas? Ross Benes, analista de la compañía de investigación digital eMarketer, se decanta por el sector del lujo. “Las marcas quieren llegar a los jóvenes, pero han cambiado su forma de consumir los medios de comunicación y es más difícil rastrearlos y medirlos. La oportunidad para captar ese público son los videojuegos”, explica.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información