Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Borja Thyssen, en vísperas de declarar ante el juez por su presunto fraude fiscal

El hijo de la baronesa se enfrenta a una pena de dos años de prisión y una multa de 600.000 euros por no hacer la declaración de la renta de 2007

Borja Thyssen
Borja Thyssen y Blanca Cuesta, en septiembre en Madrid. CORDON PRESS

El miércoles 13 de noviembre, a las 9:30 de la mañana, el juzgado número 22 de lo Penal de Madrid recibirá a un rostro conocido: el de Borja Thyssen. Como se supo el pasado mes de abril, la Fiscalía de Madrid solicita para el hijo de la baronesa Thyssen, Carmen Cervera, una pena de dos años de prisión al no haber presentado la declaración de la renta en el ejercicio de 2007 y afirmar que residía en Andorra cuando lo hacía en España. También le exigen el pago de una multa de 595.000 euros, que es lo que adeuda a Hacienda, más los intereses.

Borja Thyssen tiene pasaporte suizo, pero vive en Andorra, donde tiene su residencia fiscal desde principios de 2017 y donde ha de pasar al menos 183 días al año para que dicha residencia sea efectiva. Sin embargo el hijo de la baronesa, de 39 años, ya está en Madrid para declarar. En la capital española viven su esposa Blanca y sus cuatro hijos, en una casa en la urbanización La Finca, una de las más lujosas de Madrid. Es habitual ver a Borja en España; de hecho, en agosto la pareja se paseó junta en la gala Starlite, en Marbella. En septiembre acudió a la inauguración de la exposición Más Que Humanas en el museo Thyssen, una iniciativa de Francesca Thyssen, medio hermana de Borja, cuya fundación ahora tiene una oficina en Madrid y con la que el hijo de Tita Thyssen mantiene una relación cordial.

La madre de Borja, sin embargo, ha preferido quedarse en aquel país y no estar en España durante la declaración de su hijo y su nuera. De hecho, en declaraciones a la revista ¡Hola! la pasada primavera, la baronesa se mostraba inquieta por el desarrollo del juicio. "Estoy sufriendo muchísimo. Como madre, lo estoy pasando muy mal. No es fácil lo que está sucediendo. Soy su madre y cómo no voy a estar a su lado, pues claro".

La Fiscalía le exige a Borja, como autor del delito, dos años de cárcel. Le acusan de fingir que su residencia estaba en Andorra y eludir de esa manera el pago de impuestos de la renta y de patrimonio en el ejercicio fiscal de 2007. Según la fiscalía, "era titular de la tarjeta de crédito expedida por él con que la que realizó a lo largo de todo el año múltiples gastos que acreditan su presencia en territorio español, Barcelona, Ibiza y Madrid". Además, Thyssen tenía contratados "gastos ordinarios mensuales de Gas Natural, Endesa, Telefónica, Vodafone y Movistar" en una cuenta bancaria a su nombre.

En las diligencias previas del juicio realizadas por el Juzgado de Instrucción número 1 de Pozuelo de Alarcón (Madrid) se indica que el hijo mayor de la baronesa "percibió 1.400.000 euros procedentes de la venta de exclusivas y reportajes a la revista Hello", y que cobró esas rentas en una cuenta domiciliada en Las Vegas (Nevada, EE UU). 

Además, Borja Thyssen tiene más problemas con la justicia. En abril, el ministerio público les acusó, a él y a su esposa, de haber defraudado a Hacienda 336.417,89 euros del ejercicio fiscal del año 2010 por una operación monetaria realizada entonces que supuso la compraventa de participaciones de diversas empresas. En la declaración de la renta de 2010, que el matrimonio presentó de forma conjunta, afirmaron haber obtenido una ganancia patrimonial de 2.206.527,50 euros por la venta de dichas participaciones. Sin embargo, en realidad sus ganancias eran mucho mayores, de 3.792.564,92 euros. Entonces, según la Fiscalía, habrían ocultado “a la Hacienda Pública la cantidad de 1.586.037,39 euros”. 

Fe de errores

En una primera versión de este texto se afirmaba que Borja Thyssen sería juzgado por un delito cometido en 2010 por el que se enfrentaba a dos penas: tres años de cárcel y un millón de euros de multa. Sin embargo, ese juicio aún no ha tenido lugar, y el delito que se juzga el 13 de noviembre es anterior, de 2007.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >