Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La fascinante colección de retratos de mediados del siglo XX con personas vestidas de osos polares

La fascinante colección de retratos de mediados del siglo XX con personas vestidas de osos polares

7 fotos

Jochen Raiss lleva años siguiéndole el rastro al oso polar. Y es que hubo un tiempo, entre las décadas de 1920 y 1960, en que a la gente les dio por disfrazarse de oso polar.

  • Jochen Raiss es un coleccionista de fotos que durante tres décadas se ha dedicado a buscar fotografías anónimas en mercadillos y tiendas de antigüedades.
    1Jochen Raiss es un coleccionista de fotos que durante tres décadas se ha dedicado a buscar fotografías anónimas en mercadillos y tiendas de antigüedades.
  • Una persona disfrazada de oso polar y unos espontáneos que posan con tan curioso personaje es el hilo conductor del libro 'Polar Bears'.
    2Una persona disfrazada de oso polar y unos espontáneos que posan con tan curioso personaje es el hilo conductor del libro 'Polar Bears'.
  • En la playa, en los bares, en la feria... Cualquier lugar era buen escenario para posar con el oso polar de peluche.
    3En la playa, en los bares, en la feria... Cualquier lugar era buen escenario para posar con el oso polar de peluche.
  • Una familia posa risueña con uno de estos curiosos personajes.
    4Una familia posa risueña con uno de estos curiosos personajes.
  • Los que tenían la suerte de poseer una cámara inmortalizaban el momento.
    5Los que tenían la suerte de poseer una cámara inmortalizaban el momento.
  • Modelo y fotógrafo esperan la llegada de clientes en un zoo.
    6Modelo y fotógrafo esperan la llegada de clientes en un zoo.
  •   Querido amigo oso     Jochen Raiss lleva años siguiéndole el rastro al oso polar. A diferencia de un cazador al uso, este coleccionista alemán no recorre glaciares sino mercadillos, en los que revisa tacos de fotos antiguas en busca de la deseada bestia blanca. Y es que hubo un tiempo, entre las décadas de 1920 y 1960, en que a la gente les dio por disfrazarse de oso polar. En la playa, de paseo, para una fiesta o, como aquí, en la ciudad nevada. Los que tenían la suerte de poseer una cámara inmortalizaban el momento. Ahora, Raiss reúne algunas de estas fotografías, anónimas y en blanco y negro, en el libro  Polar Bears , publicado por Hatje Cantz. Una oportunidad única para ver a nuestros abuelos vestidos de peluche.
    7

    Querido amigo oso

    Jochen Raiss lleva años siguiéndole el rastro al oso polar. A diferencia de un cazador al uso, este coleccionista alemán no recorre glaciares sino mercadillos, en los que revisa tacos de fotos antiguas en busca de la deseada bestia blanca. Y es que hubo un tiempo, entre las décadas de 1920 y 1960, en que a la gente les dio por disfrazarse de oso polar. En la playa, de paseo, para una fiesta o, como aquí, en la ciudad nevada. Los que tenían la suerte de poseer una cámara inmortalizaban el momento. Ahora, Raiss reúne algunas de estas fotografías, anónimas y en blanco y negro, en el libro Polar Bears, publicado por Hatje Cantz. Una oportunidad única para ver a nuestros abuelos vestidos de peluche.