Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garrapatas letales y morcilla con hepatitis: ¿está España a salvo del brote de una enfermedad tropical?

Aves migratorias, el comercio internacional, el aumento del turismo, cambio climático... Son muchas las amenazas de expansión de dolencias como la fiebre del Nilo, hepatitis E o el dengue

enfermedad tropical
Unpslash

El doctor Balayan descubrió la hepatitis E en 1983 tras hacer un batido de excrementos, bebérselo y observar sus propias heces al microscopio. El investigador ruso se encontraba en Afganistán para estudiar una misteriosa enfermedad que atacaba a los soldados soviéticos. Ante la falta de medios para transportar muestras clínicas hasta Moscú para analizarlas, decidió fabricar este zumo con caca de nueve combatientes y yogur y garantizar así que el mejunje llegaba hasta Rusia en su interior.

Hoy no es necesario beber pócimas coprofágicas para que las enfermedades salten de un país a otro. Lo hacen por el comercio internacional, los vuelos en avión y la llegada de especies invasoras. Ante este panorama, ¿qué país puede estar seguro de que está a salvo de una enfermedad que está matando personas al otro lado del globo? España ha detectado varios casos autóctonos de dengue en los últimos años, el ébola cruzó fronteras en el brote de 2014 y la fiebre del Nilo infectó en Europa a 2.000 personas solo en 2018, siete veces más que el año anterior. Estos son solo algunos indicadores de que en un mundo globalizado, no hay que bajar la guardia, indican los expertos. Algunos de ellos han participado este lunes en el Congreso de la Sociedad Española de Medicina Tropical y Salud Internacional.

"La prevalencia de la hepatitis E en Europa ha pasado de 500 casos en 2005, a 5.617 en 2015. En el Reino Unido llegó a ser un gran problema cuando se detectó la enfermedad en la carne y las salchichas", describe Nerea García, del centro de vigilancia sanitaria veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid. Estudios en Francia han relacionado directamente los casos de hepatitis E con un embutido típico: el figatellu. Esta afección suele curarse sola sin causar síntomas, pero puede provocar problemas e incluso la muerte si el paciente tiene problemas previos de salud.

Esto sucedió en España en 2015. Un paciente seropositivo en Córdoba se presentó en el hospital en 2015 con síntomas parecidos a los de una gripe. Los médicos descubrieron que era, en realidad, hepatitis E. "Entonces se investigó en su entorno y descubrieron que formaba parte de una familia de cazadores y que sus parientes también estaban infectados, solo que sin síntomas, y pudieron incluso hacer pruebas a una muestra de carne de jabalí que tenían congelada y que había sido el foco del contagio", desarrolla García.

"Ahora hay unos mosquitos negros que nos nos dejan vivir. Ven un rato a mi jardín y los verás". Así es como un vecino condujo a los científicos al mosquito tigre

El animal que más transmite esta enfermedad a los humanos es el cerdo, seguido del jabalí y los ciervos. De hecho, el centro de vigilancia sanitaria veterinaria de la Complutense realizó un estudio en decenas de mataderos españoles y halló que el 71% de los animales y el 65% de los que viven en granjas la tenía. "Puedes comerte una morcilla llena de este virus y no enfermar. Si el número de casos en humanos sigue siendo tan bajo como es ahora, la industria no va a invertir para eliminarlo en los cerdos, porque ellos tampoco presentan síntomas", detalla García. Se estima que cocinando la carne a 71 grados durante 20 minutos, se neutraliza. En los países en desarrollo es un problema gravísimo asociado a beber agua contaminada y que acaba con la vida de 70.000 personas al año. Existe una vacuna pero solo se administra en China y ningún otro país tiene derecho a usarla.

"Venga a mi jardín"

En 2004 el Ayuntamiento de San Cugat del Vallés, en Barcelona, pidió ayuda por un problema de picaduras y acudió el servicio de control de mosquitos de la comarca. Carles Aranda, director del equipo, se desplazó hasta la localidad y puso trampas para cazar moscas negras, que según su experiencia podían ser las causantes del problema. Pero cuando se encontraba allí un vecino se le acercó y le dijo: "Ahora hay unos mosquitos negros que no nos dejan vivir. Ven un rato a mi jardín y los verás". Efectivamente aquel vecino condujo a Aranda y su equipo al mosquito tigre, responsable de transmitir enfermedades tropicales. "Tenía una línea blanca en el tórax muy clara, ese no era nuestro mosquito". Desde entonces, el riesgo es real porque esta especie en concreto es la encargada de transmitir dengue, zika o chikungunya. "Ahora la gente viaja más, ha estado en lugares endémicos donde se dan estas enfermedades. Vuelven a España y si le pica el mosquito tigre, en la época en la que aún están incubando el virus, ya se transmite". De hecho ya ha pasado, en 2018 se detectaron seis casos en España y uno más hace dos meses.

Cuando se detecta un caso de dengue comienza una labor detectivesca. "En el último caso, el enfermo se movió mucho por la provincia de Barcelona en la semana previa al diagnóstico, porque era verano y tenía vacaciones. A nosotros Sanidad nos informa de los lugares a los que ha ido y luego la persona te explica más cosas. Tienes que hacer lo posible para reducir las posibilidades", señala Aranda. En España hay un sector de control de servicio de mosquitos en Andalucía, tres en Cataluña y otro en Aragón.

Puedes comerte una morcilla llena de hepatitis E y no enfermar. Si el número de casos en humanos sigue siendo tan bajo como es ahora, la industria no va a invertir para eliminarlo en los cerdos

La expansión de los mosquitos tigre por el mundo proviene principalmente del comercio de neumáticos usados. Estos desperdicios se almacenan en el exterior en grandes cantidades. Cuando llueve se llenan por dentro de agua que es muy difícil de drenar. Allí es donde permanecen los mosquitos tigre y donde viajan por el mundo. "Una vez que ya ha habido casos, que haya una gran epidemia va a depender de muchas cosas. Voy a añadir algo: Nos preocupamos mucho del tigre, pero el mosquito común es vector del virus del Nilo, que contagia a muchas más personas al año en Europa".

Efectivamente, el aumento de casos de fiebre del Nilo alertó a las autoridades sanitarias europeas el año pasado. Esta dolencia la transmiten mosquitos que previamente han picado a pájaros que la portan. "Cada año se detectaban casos puntuales en Grecia, Italia o Serbia, pero en 2018 los casos dejaron de ser esporádicos, hubo 2083. Un año después pudimos constatar que uno de los principales motivos fue el aumento de temperaturas", indica Núria Busquets, del Centre de Recerca en Sanitat Animal de Barcelona. En ese brote se registraron por primera vez contagios en el norte de Europa, en Alemania un veterinario que estaba realizando una necropsia a un ave se infectó. 

El primer caso en humanos en España se dio en 2004 en Extremadura y se trataba de un chico catalán que había estado de vacaciones en Badajoz. Desde entonces se han registrado otros contagios pero siempre en caballos y aves. "Sabemos que llega en gran medida por la migración de los pájaros. No se puede predecir casi nunca dónde va a estallar, solo mantener la vigilancia, pero esa logística es costosa", resalta Busquets.

La Rioja cuenta con uno de los puntales de la investigación de transmisión de enfermedades mediante garrapatas. "Lo que no se busca no se encuentra", puntualiza Ana Palomar, del centro de investigación biomédica de la comunidad. Este equipo dirigido por el doctor Oteo lleva 30 años estudiando las enfermedades transmitidas por este animal. En 2016, falleció en Madrid la primera persona en Europa Occidental por la fiebre de Crimea-Congo, uno de los virus que transmite este animal. La garrapata se le agarró en Ávila, pero murió en un hospital de Vallecas, en el que también adquirió la dolencia una enfermera que acabó sobreviviendo.

Todo apunta a que el insecto llegó a la Península enganchada a un ave migratoria. En 2018 hubo otro fallecido en Badajoz y este año de ha detectado otro caso en Salamanca. Palomar advierte: "Hoy en día todavía no somos conscientes de que cuando existe una duda, tenemos que tener en cuenta a todas las enfermedades en la lista. El riesgo de que se nos pasen casos y que haya un brote por un mal tratamiento en los hospitales está ahí".

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información