Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Amiga rinoceronte
Anastasia photogallery

Amiga rinoceronte

8 fotos

Un reportaje gráfico dedicado a los dos únicos ejemplares de rinoceronte blanco del norte que quedan en el mundo y a sus cuidadores. El fotógrafo Justin Mott documenta historias de personas que arriesgan sus vidas por salvar animales en peligro de extinción. Su trabajo 'No Man's land' puede verse en la galería neoyorkina Anastasia Photo hasta el 15 de septiembre

  • Complicidad entre cuidador y animal.
    1Complicidad entre cuidador y animal. Cortesía de Anastasia Photo, New York.
  • Vista aérea de Najin (madre) y Fatu (hija), los dos últimos rinocerontes blancos del norte que quedan en el mundo en el Ol Pejeta Conservancy ubicado en el condado de Laikipia en el centro de Kenia, 2018.
    2Vista aérea de Najin (madre) y Fatu (hija), los dos últimos rinocerontes blancos del norte que quedan en el mundo en el Ol Pejeta Conservancy ubicado en el condado de Laikipia en el centro de Kenia, 2018. Cortesía de Anastasia Photo, New York.
  • John Mugo, 37, miembro de la NPR (Reservistas de la Policía Nacional) protege y patrulla los terrenos del Ol Pejeta Conservancy de los cazadores furtivos con Najin en el fondo, 2018.
    3John Mugo, 37, miembro de la NPR (Reservistas de la Policía Nacional) protege y patrulla los terrenos del Ol Pejeta Conservancy de los cazadores furtivos con Najin en el fondo, 2018. Cortesía de Anastasia Photo, New York.
  • Retrato de Peter Esegon, de 47 años, uno de los principales cuidadores de Fatu y Najin. Esegon ha trabajado en la conservación durante 20 años y su trabajo consiste en cuidar a los animales y concienciar a los visitantes sobre el rinoceronte, 2018.
    4Retrato de Peter Esegon, de 47 años, uno de los principales cuidadores de Fatu y Najin. Esegon ha trabajado en la conservación durante 20 años y su trabajo consiste en cuidar a los animales y concienciar a los visitantes sobre el rinoceronte, 2018. Cortesía de Anastasia Photo, New York.
  • Najin, 2018.
    5Najin, 2018. Cortesía de Anastasia Photo, New York.
  • John Mugo, de 37 años, miembro de la NPR armada. En 2018, John y su unidad estuvieron involucrados en un enfrentamiento con 3 cazadores furtivos que acabó con la muerte de los tres. 2018.
    6John Mugo, de 37 años, miembro de la NPR armada. En 2018, John y su unidad estuvieron involucrados en un enfrentamiento con 3 cazadores furtivos que acabó con la muerte de los tres. 2018. Cortesía de Anastasia Photo, New York.
  • Esegon dice que Fatu se calma y tranquiliza si le rasca detrás de las orejas o detrás de la pierna, 2018.
    7Esegon dice que Fatu se calma y tranquiliza si le rasca detrás de las orejas o detrás de la pierna, 2018. Cortesía de Anastasia Photo, New York.
  • Peter Esegon, 47, uno de los principales cuidadores de rinocerontes descansa con Najin y Fatu al atardecer en Ol Pejeta Conservancy en Kenia central, 2018.    Amiga rinoceronte   Najin y Fatu son dos hembras de rinoceronte blanco del norte. Los únicos ejemplares de esta subespecie que quedan en el planeta. En la imagen, descansan junto a Peter Esegon, uno de los cuidadores que las protege de leones y de cazadores furtivos en el Ol Pejeta Conservancy, en Kenia. Llegaron en 2009 desde el zoo Dvůr Králové, en la República Checa. Con ellas vinieron dos machos para intentar adaptarse al medio y reproducirse, pero no lo consiguieron. Al morir ambos, la única opción para que no desaparezcan estos animales es el desarrollo de técnicas de fecundación in vitro. El fotógrafo    Justin Mott    , que documenta historias de personas dedicadas a la conservación del mundo salvaje, expone su trabajo No Man’s Land en     la galería neoyorkina Anastasia Photo    de Nueva York hasta el 15 de septiembre.
    8Peter Esegon, 47, uno de los principales cuidadores de rinocerontes descansa con Najin y Fatu al atardecer en Ol Pejeta Conservancy en Kenia central, 2018.
    Amiga rinoceronte
    Najin y Fatu son dos hembras de rinoceronte blanco del norte. Los únicos ejemplares de esta subespecie que quedan en el planeta. En la imagen, descansan junto a Peter Esegon, uno de los cuidadores que las protege de leones y de cazadores furtivos en el Ol Pejeta Conservancy, en Kenia. Llegaron en 2009 desde el zoo Dvůr Králové, en la República Checa. Con ellas vinieron dos machos para intentar adaptarse al medio y reproducirse, pero no lo consiguieron. Al morir ambos, la única opción para que no desaparezcan estos animales es el desarrollo de técnicas de fecundación in vitro. El fotógrafo Justin Mott , que documenta historias de personas dedicadas a la conservación del mundo salvaje, expone su trabajo No Man’s Land en la galería neoyorkina Anastasia Photo de Nueva York hasta el 15 de septiembre.
    Cortesía de Anastasia Photo, New York.