Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La ciudad combinada

La ciudad combinada

8 fotos

Su hogar se encontraba en Nueva York. Pero cuando le surgió la oportunidad de mudarse a Londres durante una temporada, la fotógrafa no lo dudó. Los recuerdos de su vida anterior pasaron a solaparse con las visiones de la que se había convertido en su nueva casa. Dos metrópolis tan opuestas como semejantes, que hallan su punto de vista convergente en la mirada de la autora

  • Dos imágenes superpuestas: una, a las puertas del Estadio de los Yankees en Nueva York, y la otra, en Sloane Square en Londres.
    1Dos imágenes superpuestas: una, a las puertas del Estadio de los Yankees en Nueva York, y la otra, en Sloane Square en Londres.
  • El barrio londinense de Pimlico y una vista del puente de Queensboro, en Nueva York, al atardecer.
    2El barrio londinense de Pimlico y una vista del puente de Queensboro, en Nueva York, al atardecer.
  • Un autobús en Trafalgar Square, Londres, y el barrio neoyorquino de Williamsburg visto desde el metro.rn
    3Un autobús en Trafalgar Square, Londres, y el barrio neoyorquino de Williamsburg visto desde el metro.
  • El Lower Manhattan en noviembre de 2012, cuando los residentes sufrieron las consecuencias del huracán Sandy, y una tranquila plaza de South Kensington, en Londres.
    4El Lower Manhattan en noviembre de 2012, cuando los residentes sufrieron las consecuencias del huracán Sandy, y una tranquila plaza de South Kensington, en Londres.
  • La catedral de Westminster en Victoria (Londres) y una vista aérea del distrito de Queens (Nueva York).
    5La catedral de Westminster en Victoria (Londres) y una vista aérea del distrito de Queens (Nueva York).
  • Los rascacielos del centro de Manhattan se mezclan con dos icónicas estructuras londinenses: el Big Ben y las Casas del Parlamento.
    6Los rascacielos del centro de Manhattan se mezclan con dos icónicas estructuras londinenses: el Big Ben y las Casas del Parlamento.
  • El 'skyline' de Manhattan visto desde el East River y un pub en Marylebone (Londres).
    7El 'skyline' de Manhattan visto desde el East River y un pub en Marylebone (Londres).
  • Una vista aérea desde el reloj de la Grand Central Terminal en Nueva York y el barrio londinense de Pimlico.   La ciudad combinada  En 2012 me mudé de Nueva York a Londres. Hacía poco que me había licenciado, y en aquel momento sentía que mi ciudad representaba mi auténtico hogar. Allí fue donde crecí, donde me enamoré de la fotografía, donde recibí mis primeros encargos y donde comprendí quién quería ser. Fue el lugar en el que alcancé la madurez personal y artística. Justo entonces me surgió la oportunidad de marcharme a vivir a Londres durante varios años. Y la aproveché, pero no sin una cierta mezcla de nostalgia e inquietud por abandonar la urbe que tanto amaba. Este proyecto, New York + London, es la plasmación del intento de fusionar mis descubrimientos en un nuevo entorno con los recuerdos del anterior. Al combinar las dos ciudades, podía deleitarme en averiguar qué es lo que las acerca y qué las hace diferentes. Cada fotografía plasma una composición que solapa una imagen de cada metrópolis, lo que me permite crear mi propio paisaje urbano y mi propia visión de lo que representa el hogar. En el fondo, se trata de explorar la noción del espacio físico, los recuerdos y la identidad a través de la arquitectura y la añoranza. Mi aspiración es que, entre el bullicio y la quietud, cada cual sea capaz de encontrar algo que le haga sentir como en casa.
    8Una vista aérea desde el reloj de la Grand Central Terminal en Nueva York y el barrio londinense de Pimlico.
    La ciudad combinada
    En 2012 me mudé de Nueva York a Londres. Hacía poco que me había licenciado, y en aquel momento sentía que mi ciudad representaba mi auténtico hogar. Allí fue donde crecí, donde me enamoré de la fotografía, donde recibí mis primeros encargos y donde comprendí quién quería ser. Fue el lugar en el que alcancé la madurez personal y artística. Justo entonces me surgió la oportunidad de marcharme a vivir a Londres durante varios años. Y la aproveché, pero no sin una cierta mezcla de nostalgia e inquietud por abandonar la urbe que tanto amaba. Este proyecto, New York + London, es la plasmación del intento de fusionar mis descubrimientos en un nuevo entorno con los recuerdos del anterior. Al combinar las dos ciudades, podía deleitarme en averiguar qué es lo que las acerca y qué las hace diferentes. Cada fotografía plasma una composición que solapa una imagen de cada metrópolis, lo que me permite crear mi propio paisaje urbano y mi propia visión de lo que representa el hogar. En el fondo, se trata de explorar la noción del espacio físico, los recuerdos y la identidad a través de la arquitectura y la añoranza. Mi aspiración es que, entre el bullicio y la quietud, cada cual sea capaz de encontrar algo que le haga sentir como en casa.