Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Comunicación y separatismo

Es triste oír que hablar en castellano en Cataluña es una pérdida de tiempo, según el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona. Es un atentado a la inteligencia. Hace unos días participé en unas jornadas científicas en Portugal. Antes de iniciar mi charla pregunté al auditorio en que idioma preferían, gallego —soy gallego—, inglés —los portugueses lo entienden en una gran mayoría— o en castellano. Muy amablemente (los portugueses son gente muy amable) me contestaron: hable usted en el idioma que le resulte más cómodo. Un pueblo educado e inteligente.

Eduardo Vázquez Martul

A Coruña

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >