Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Comparativa | Probamos los cinco mejores móviles de gama media por menos de 300 euros

Analizamos varios terminales de distintas marcas a precio contenido y aptos para todos los bolsillos

moviles gama media 2019
El Xiaomi Redmi Note 7 destaca por su pantalla de 6,3 pulgadas, su cámara de 48 megapíxeles y su buen rendimiento.

Nuestra experta ha elegido el modelo Xiaomi Redmi Note 7 como el mejor terminal de gama media de los cinco analizados: su construcción, el rendimiento notable para su ajustado precio (177,85 euros) y las prestaciones de su cámara le hace sobresalir frente al resto.

Se estima que los españoles gastamos una media de entre 200 y 300 euros a la hora de renovar nuestros smartphones: con este presupuesto, es posible adquirir terminales con características que se acercan bastante a los modelos de gama alta ofreciendo un rendimiento adecuado para un uso básico: mensajería instantánea, redes sociales, fotografías…

Conscientes de ello, muchos fabricantes se vuelcan en esta gama media y la variedad de teléfonos disponibles es amplísima. ¿Cuáles son los mejores? Para averiguarlo, hemos probado las principales novedades presentadas por las distintas marcas durante esta primera mitad de 2019.

¿Qué modelos hemos elegido?

Los terminales que han participado en nuestras pruebas son: LG K40 Dual Cam Mode (7,25), Huawei P Smart Z (7,75), Motorola Moto G7 Plus (7,5), Samsung Galaxy M20 (7,75) y Xiaomi Redmi Note 7 (8). Cada uno de ellos ha sido evaluado y ha recibido una puntuación a partir de los siguientes criterios:

  • Diseño: la tendencia son pantallas de gran tamaño con marcos reducidos a la mínima expresión. También es importante valorar su ergonomía.
  • Rendimiento: ¿cómo se comporta en el día a día? Es fundamental valorar si existe retardo entre el instante en el que se toca sobre el icono de una aplicación y cuando se abre, si permite jugar y a qué títulos e, incluso, qué tal responde la pantalla táctil.
  • Calidad de la pantalla: además del tamaño de la pantalla, hay que tener en cuenta su calidad, la reproducción de los colores, los niveles de brillo y nitidez…
  • Fotografía: lógicamente, las cámaras que incorporan los terminales de gama media nunca podrán compararse con las de los modelos más avanzados, pero deben garantizar una mínima calidad y justificar también la relación calidad-precio del móvil. No en vano, la cámara es uno de los aspectos más valorados por el usuario.
  • Autonomía: el mínimo exigible es que aguanten el día entero en uso, aunque siempre es recomendable algo más. De hecho, ya empiezan a verse smartphones de gama media con baterías de 4000 mAh de capacidad y algún que otro caso de 5000 mAh.

¿Cómo los hemos probado?

Durante el tiempo de elaboración de esta comparativa se ha utilizado cada uno de estos terminales durante varios días para comprobar cómo se comportan y desenvuelven con distintas aplicaciones. Entre los principales usos han estado, por supuesto, la consulta de redes sociales o la gestión del correo electrónico, pero también hemos explorado las posibilidades de sus cámaras y comprobado la autonomía que proporcionan a pleno rendimiento.

El teléfono ganador ha sido el Redmi Note 7 de Xiaomi. Y es que la cámara fotográfica de este modelo ofrece unas prestaciones muy interesantes y el rendimiento cumple a la perfección con las expectativas depositadas en la firma.

Xiaomi Redmi Note 7: nuestra elección

Comparativa | Probamos los cinco mejores móviles de gama media por menos de 300 euros

De este terminal existen dos versiones: una con 3 GB de memoria RAM y 32 GB de almacenamiento y otra de 4 GB y 64 GB; esta última analizada en detalle para EL PAÍS Escaparate por Laura Pajuelo. Algo pesado (186 gramos), el Redmi Note 7 presenta un buen acabado y luce una pantalla de 6,3 pulgadas y 2.340 x 1.080 píxeles de resolución que siguiendo las tendencias actuales cuenta con unos marcos bastante reducidos. El terminal muestra, por otro lado, una alta resistencia, porque tanto la parte delantera como trasera están recubiertas con cristal Gorilla Glass 5. Además, sus puertos han sido sellados herméticamente por si entran en contacto con líquidos y sus esquinas están reforzadas para resistir mejor las caídas.

FICHA TÉCNICA

Pantalla: 6,3 pulgadas con notch de gota, resolución FHD+ 2.340 x 1.080 píxeles y 409 ppp.

Procesador: Qualcomm Snapdragon 660.

Almacenamiento: 64 GB, tarjeta de memoria de hasta 256 GB.

Memoria RAM: 4 GB.

Sistema operativo: Android 9 con capa de personalización MIUI 10.

Batería: 4000 mAh.

Sensores: Giroscopio, acelerómetro, de distancia, de luz, brújula electrónica, motor vibrador e infrarrojos.

Cámara: dual trasera de 48 + 5 MP con IA, apertura de f/1,8, HDR estándar y automático, vídeo 1.080p. Frontal de 13 MP, reconocimiento facial, HDR, vídeo 720p.

Conectividad: Wi-Fi 2.4G / 5G / Direct / Display, Bluetooth 5.0.

Dimensiones: 159,21 x 75,21 x 8,1 milímetros.

Peso: 186 gramos.

Otros: Bandeja SIM híbrida 3 en 2, Corning Gorilla Glass 5, sensor de huella dactilar.

El componente que marca la diferencia con respecto a los modelos de la competencia es su doble cámara: está situada en uno de los laterales y, al sobresalir unos milímetros, conviene tener cuidado para que no se golpee. Este Redmi Note 7 posee un sensor principal de 48 megapíxeles de resolución y apertura f/1.8 y uno secundario de cinco megapíxeles para tomar lecturas de profundidad.

Para tomar imágenes con esa resolución hay que activar la opción manualmente desde el modo Pro (dentro de la app de la cámara) porque, de lo contrario y por defecto, las capturas se toman con una resolución de 12 megapíxeles. Estos píxeles son más grandes de lo habitual y son más sensibles a la luz, obteniendo imágenes con una mejor iluminación. A efectos prácticos, las diferencias entre ambas resoluciones son mínimas y los resultados bastante buenos (por ejemplo, en términos de nitidez y nivel de detalle). Si queremos hacer fotografías por la noche, a pesar de no poder compararse con teléfonos más avanzados, se defiende bien y mantiene un buen nivel de detalle sin resultados demasiados artificiales.

En el apartado de los elementos a mejorar se encuentra el interfaz de usuario (junto al volumen bajo del altavoz). Combina Android 9 con la capa de personalización MIUI 10 que incluye demasiadas aplicaciones preinstaladas, resultando muy intrusiva.

Lo mejor: Rendimiento notable para su precio y las prestaciones ofrecidas por la cámara de fotos.

Lo peor: La capa de personalización sobre Android es demasiado intrusiva y el altavoz ofrece un sonido muy bajo.

Conclusión: Dentro de la gama media, tanto su construcción, como el rendimiento que proporciona y las posibilidades de su cámara fotográfica sobresalen respecto a la competencia. Eso sí, el sonido que ofrece su altavoz es un poco justo para disfrutar plenamente de los contenidos multimedia.

Compra por 177,85€ en Amazon

Huawei P Smart Z: el aspirante

Comparativa | Probamos los cinco mejores móviles de gama media por menos de 300 euros

Ante la creciente oferta de terminales de gama media, la china Huawei busca diferenciarse de la competencia. ¿Su fórmula? Por un lado, se ha decantado por una pantalla de dimensiones descomunales. Por otro, sus ingenieros han reubicado la cámara frontal. Así, este Huawei P Smart Z puede presumir de integrar un panel con un tamaño de 6,59 pulgadas que, según comenta la propia compañía, representa el 91% de todo el frontal del smartphone. Cuando lo coges, la primera sensación es un poco extraña por sus grandes dimensiones (163,5 x 77,3 x 89 milímetros) y peso (196,8 gramos), pero pronto te acostumbras gracias a su diseño. Como viene con su propia funda, no sólo mejora el agarre; también evitamos que las huellas empañen la parte trasera del dispositivo. Alcanza una resolución de 2.430 x 1.080 píxeles y la experiencia de visionado cumple con nuestras expectativas, aunque a nivel sonoro echamos en falta un poco más de potencia.

Su cámara frontal, por otro lado, cuenta con 16 megapíxeles y apertura f/2.2. Permanece oculta a la vista gracias a un sistema retráctil: la lente de la cámara está oculta en un módulo en el interior del terminal y, cuando se necesita, es propulsada por un motor y un dispositivo de elevación. El mecanismo funciona a la perfección y el efecto visual que se consigue resulta llamativo, aunque la calidad de las imágenes tomadas es bastante justa. Resulta acertado, por otro lado, que el terminal cuente con una función inteligente de protección contra las caídas que detecta de manera automática la velocidad de caída y retrae esta unidad para reducir posibles daños a consecuencia del impacto. La cámara trasera incorpora una doble lente (16 + 2 megapíxeles) con tecnología de inteligencia artificial, entre otras características.

Rinde según lo esperado gracias al chipset Kirin 710F desarrollado por la propia Huawei y que se combina con una memoria RAM de 4 GB y almacenamiento de 64 GB ampliables a 512 GB con una tarjeta microSD. Además, la batería, que posee una capacidad de 4000 mAh, provee de una notable autonomía aunque, eso sí, no es compatible con la carga rápida.

Compra por 231€ en Amazon

Samsung Galaxy M20

Comparativa | Probamos los cinco mejores móviles de gama media por menos de 300 euros

Noch de gota, radio FM, NFC, Bluetooth 5.0, tecnología de reconocimiento facial, sensor de huella dactilar, dual SIM… Todas estas características se reúnen en el Galaxy M20, un terminal de gama media que destaca por integrar una batería de gran capacidad (5000 mAh) que, además, es compatible con la carga rápida y viene con un cargador de 15W de clase C. Integrar una batería de estas características repercute ligeramente en el grosor del dispositivo que ofrece un perfil de 8,8 milímetros.

¿Cómo se comporta en el día a día? La coreana se ha decantado por el procesador de ocho núcleos Exynos 7904 que ofrece un rendimiento más que aceptable teniendo en cuenta el segmento de producto en el que nos encontramos; lo combina con una memoria RAM de 4 GB y almacenamiento de 64 GB ampliable con una tarjeta microSD de hasta 512 GB. La pantalla, que tiene un tamaño de 6,3 pulgadas y 2.340 x 1.080 píxeles de resolución, utiliza un panel TFT que en términos de brillo, nitidez y reproducción de los colores se ha comportado mucho mejor de lo esperado. Además, los marcos son muy reducidos.

Sobre el papel, las características que nos deja su cámara son las siguientes: una frontal de 8 megapíxeles y otra trasera dual que combina una primaria de 13 megapíxeles con apertura f1.9 y otra secundaria de 5 megapíxeles con lente gran angular de 120º, su principal reclamo en este apartado si queremos potenciar la fotografía de paisajes. Cumplen con lo esperado, sobre todo durante el día.

El terminal sólo permite conectarse a redes Wi-Fi 2.4 GHz, por lo que hubiese estado bien poder hacerlo también a las de 5 GHz para disponer de mayores velocidades de carga y descarga. Por otro lado, viene con el sistema operativo Android 8.1 con la capa Samsung Experience 9.5. ¿Y si hubiera integrado la nueva interfaz desarrollada por la coreana, One UI?

Compra por 209€ en PcComponentes

Motorola Moto G7 Plus

Comparativa | Probamos los cinco mejores móviles de gama media por menos de 300 euros

Motorola anunció el pasado febrero la nueva generación de su familia Moto G a la que pertenece este modelo de 176 gramos de diseño hidrófugo y con un cristal antiarañazos Corning Gorilla que refuerza su resistencia. La pantalla, que tiene un notch en forma de gota y una relación de aspecto de 19:9, ha sido rediseñada y sus características incluyen un tamaño de 6,2 pulgadas y resolución Full HD+. En términos de nitidez, definición o brillo se ve bien en espacios interiores, pero en exteriores estos valores se reducen un poco. Sorprende lo bien y rápido que responde al toque sobre su superficie, mientras que a nivel de audio la calidad es buena gracias a sus altavoces estéreo y sonido Dolby Audio.

Ofrece un rendimiento fluido en el día a día y la experiencia de uso es adecuada. Provisto de una memoria RAM de 4 GB y una capacidad de almacenamiento de 64 GB (ampliable a 512 GB con una tarjeta microSD), integra un procesador Snapdragon 636 que se desenvuelve con bastante soltura. No debemos olvidar, sin embargo, que este chipset salió al mercado en 2017 y que dentro de la gama media hay teléfonos con procesadores más avanzados a precios más económicos. La autonomía de la batería aguanta una jornada normal, pero si llevamos con nosotros su cargador TurboPower de 27W una carga de 15 minutos nos permite utilizar el teléfono hasta 12 horas.

Mientras, los clásicos botones de navegación han sido reemplazados por una barra en la pantalla y con las experiencias moto podemos utilizar gestos naturales para acceder a las distintas aplicaciones y funciones. Esta manera de relacionarse con el smartphone requiere de una pequeña curva de aprendizaje y podemos resolver nuestras dudas con la ayuda del tutorial que se incluye. A nivel de seguridad, ofrece reconocimiento facial y huella dactilar, aunque este último sistema ha demostrado ser mucho más efectivo.

¿Y la cámara? Por un lado, tenemos un sistema dual que combina una cámara de 16 megapíxeles y apertura f1.7 con otra de 5 megapíxeles y apertura f2.2, además de estabilización óptica de imagen. Por otro, la cámara frontal para los selfies es de 12 megapíxeles. Se ha comportado según lo esperado, teniendo que destacar sus más que aceptables resultados en la fotografía nocturna.

Compra por 271,33€ en Amazon

LG K40 Dual Cam Mode: el más económico

Comparativa | Probamos los cinco mejores móviles de gama media por menos de 300 euros
Comparativa | Probamos los cinco mejores móviles de gama media por menos de 300 euros

Ha recibido la certificación militar estadounidense MIL-STD 810G, una norma que reconoce y certifica su resistencia frente a la humedad, caídas, vibraciones, altas y bajas temperaturas… De bordes redondeados y con un perfil de 8,3 milímetros, la pantalla prescinde casi en su totalidad de los marcos: tiene un tamaño de 5,7 pulgadas, 1.440 x 720 píxeles de resolución y una densidad de 282 puntos por pulgadas. La calidad de la imagen es, en este sentido, bastante justa si la comparamos con otras propuestas de la gama media y su brillo no es demasiado alto. Y esto sobre todo se nota cuando entra en contacto con la luz solar. Por otro lado, desde el punto de vista del sonido, su tecnología DTS:X 3D propicia sensaciones inmersivas, en especial, cuando nos ponemos unos auriculares.

Con una batería de 3000 mAh que tiene una autonomía próxima al día y medio de uso, su configuración incluye un procesador de ocho núcleos (Helio P22 MT6762) que, combinado con una memoria RAM de 2 GB, ofrece un rendimiento relativamente fluido; eso sí, siempre y cuando no se le fuerce demasiado porque de lo contrario los programas y las aplicaciones que estemos utilizando podrían cerrarse inesperadamente. La capacidad de almacenamiento inicial, que es de 32 GB, puede ampliarse con tarjetas microSD de hasta 2 TB, lo que es un punto a su favor importante. El K40 Dual Cam Mode, que pesa 145 gramos y funciona con el sistema operativo Android 8.1, cuenta además con lector de huella dactilar, Bluetooth 5.0, tecnología NFC y un botón para Google Assistant.

Mientras que la cámara trasera incorpora un sensor de 16 megapíxeles, la frontal (de 8 megapíxeles y con flash) proporciona un modo retrato con unos resultados bastante buenos si activamos el efecto bokeh. Pero lo más sobresaliente es que cuenta con un sistema de inteligencia artificial bastante eficaz que identifica lo que vamos a fotografiar gracias a sus ocho modos de captura: desde paisaje a personas, pasando por mascotas, comida o atardecer, entre otros. Incluso podemos crear nuestros propios gifs animados.

Compra por 140€ en Amazon

¿Por qué debes confiar en mí?

Llevo en el periodismo tecnológico casi dos décadas. En todo este tiempo, he tenido el privilegio de comprobar cómo avanza la tecnología para hacer que el día a día sea más fácil y contarlo en diferentes medios. Aunque ya he perdido la cuenta de cuántos productos han pasado por mis manos, confieso que las ganas y las sensaciones siguen siendo las mismas. Portátiles, tabletas, teléfonos, cámaras de fotos, pulseras de actividad, relojes inteligentes... No me pongo límites a la hora de elegir un dispositivo y exprimir al máximo sus posibilidades como buena consumidora de tecnología.

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 10 de junio de 2019.

Suscríbete a la newsletter de El PAÍS Escaparate.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información