Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las memorias no silenciadas de Woody Allen

El cineasta recibe un portazo de las editoriales de EE UU pero Europa sí espera sus películas, su música y quizá su libro

El cineasta Woody Allen.
El cineasta Woody Allen. AFP

Elocuente en sus películas y sus libros y hermético en lo referente a sus asuntos personales, Woody Allen ha intentado siempre elegir el momento adecuado para mostrar su verdad. Pero en los últimos meses, la industria cultural estadounidense está ignorando su voz. El director lleva décadas defendiéndose de las acusaciones de abuso sexual de su hija Dylan Farrow, por las que ha sido varias veces investigado y nunca condenado. Ahora tiene un libro de memorias guardado en un cajón. Al menos cuatro grandes editoriales han rechazado publicarlo, informaba The New York Times el 2 de mayo.

“Él no es de los que van dando explicaciones sobre sus cuestiones privadas pero, probablemente, ese libro incluye su testimonio sobre lo que pasó. Es el tipo de persona que sigue adelante a pesar de todo y que su trabajo es su alimento”, apuntaba esta semana al diario una amiga del cineasta, la escritora Daphne Merkin.

Es su escabroso conflicto familiar el único que ha llevado a Allen a dar explicaciones de su vida privada, dispuesto a no callar y otorgar. Lo ha hecho en contadas ocasiones pero con contundencia. La relación que inició en 1991 con Soon-Yi, la hija universitaria de su entonces pareja Mia Farrow, desembocó en una mediática ruptura a la que se sumó al poco tiempo la sombra del abuso sexual.

Woody Allen, por las calles de Nueva York el pasado mes de marzo.
Woody Allen, por las calles de Nueva York el pasado mes de marzo. g

El neoyorquino, además de negar las acusaciones, solicitó meses después la custodia de los hijos en común con la actriz: Moses, Ronan y la propia Dylan. A lo largo de 1992, el cineasta dio su versión de los hechos, la que quizá recupera en sus memorias inéditas.

Primero envió un comunicado normalizando su noviazgo con Soon-Yi, con la que ha formado una sólida familia desde entonces. “Mi amor por ella es real y felizmente auténtico. Es una mujer encantadora, inteligente y sensible que ha cambiado mi vida para bien”, confesaba. Más tarde, se declaró en una rueda de prensa “asqueado” por una denuncia que consideraba orquestada por Mia Farrow “para favorecer sus propios intereses”. 

Un equipo de investigadores especializados en abusos sexuales del hospital Yale New Haven indagó durante siete meses sobre lo ocurrido. El doctor John M. Leventhal, que lideró las pesquisas, declaró bajo juramento que consideraba a la niña “emocionalmente inestable e influenciada por su madre”, después de que sus trabajadores se entrevistaran con la menor en nueve ocasiones.

Allen se desnudó de nuevo en público en el legendario programa informativo 60 Minutes. Durante su encuentro con el periodista Steve Kroft, aseguró haber recibido continuas amenazas de muerte por parte de su expareja. “En muchas ocasiones, tanto por teléfono como en persona, Mia me dijo: ‘Te has llevado a mi hija (Soon-Yi) y ahora me voy a llevar a la tuya (Dylan)”, declaraba ante la cámara.

A medida que su conversación con el periodista se prolongaba, el lamento de Allen se iba haciendo cada vez más crudo: “Yo tengo una relación adulta con Soon-Yi. Quien quiera sentir que es algo cuestionable, porque es demasiado joven para mí, por ser la hija de Mia o por lo que sea… puedo aceptarlo. Soy responsable de eso. Pero eso no significa que tenga que ser condenado por abuso infantil”.

Aunque el conflicto no ha dejado de resonar, su carrera no se ha visto seriamente afectada hasta la llegada del movimiento MeToo en 2017. Fue su hijo Ronan, principal defensor de Mia Farrow, quien desveló en un reportaje los abusos sexuales de Harvey Weinstein. El productor volvió a financiar las películas del director en los noventa, cuando estaba a punto de convertirse en persona non grata en Hollywood.

Las consecuencias de ese artículo publicado en The New Yorker generaron una tormenta perfecta para resucitar las acusaciones de Dylan. Su padre volvió a defenderse con un comunicado, pero esta vez la reacción de la industria fue más contundente. Amazon decidió cancelar el estreno de Día de lluvia en Nueva York, que había producido para el cineasta. Él demandó a la compañía por 60 millones de dólares al romper su acuerdo de larga duración.

No existen testimonios de un comportamiento inapropiado de Allen en un set de rodaje ni antes, ni durante, ni después del conflicto con su hija. Pero, en los últimos meses, muchos actores han declarado sentirse arrepentidos de trabajar a sus órdenes, a pesar de que las acusaciones en su contra ya eran conocidas cuando firmaron sus contratos. Colin Firth, Natalie Portman, Selena Gomez y Timothée Chalamet se encuentran entre ellos. Otros, como Anjelica Huston y Javier Bardem, siguen apoyándolo.

Pero Europa, que siempre ha celebrado el talento artístico del neoyorquino con más fervor que su propio país, no parece dispuesta a renegar de su obra. Distribuidoras de España e Italia ya han anunciado que estrenarán la cinta en octubre de 2019. Y la productora española Mediapro, responsable de algunos de sus títulos recientes, como Vicky Cristina Barcelona y Midnight in Paris, empezará a rodar su nuevo proyecto este verano en el País Vasco.

También está programada una gira veraniega por el continente con su banda de jazz. Hará parada en Bilbao, Barcelona y Madrid en junio. Así que no sería extraño que esas memorias hasta ahora vetadas encuentren una editorial que las publique a este lado del Atlántico.

El tiempo ha dado la razón a Allen cuando en esa entrevista en 60 Minutes de hace casi tres décadas suponía que este conflicto podía costarle su reputación y su carrera. Era algo que consideraba “irrelevante” en comparación con otra de sus preocupaciones. “Lo que realmente me importa es poder seguir viendo a mis hijos; estar con ellos”, decía. Puede que su labor profesional vuelva a encauzarse, pero el mayor de sus deseos se antoja inalcanzable.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información