Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Comparativa | Los mejores dispositivos de limpieza facial

Probamos cuatro opciones de distintas firmas que ayudan a mantener la piel limpia y sana prácticamente sin esfuerzo

Realizar una correcta limpieza del rostro es un asunto de preocupación recurrente
Realizar una correcta limpieza del rostro es un asunto de preocupación recurrente

Nuestra experta ha elegido el Foreo Luna 2 como el mejor dispositivo de limpieza facial de los cuatro analizados. Con una valoración media de 9,25 sobre 10, destaca por limpiar el rostro en profundidad y permitir una mejor absorción de los tratamientos posteriores.

Los expertos lo tienen claro: una de las medidas que hay que tomar para tener la piel del rostro sana y bonita es realizar una adecuada limpieza diaria para eliminar maquillaje e impurezas. Y aunque es una tarea que puede realizarse ‘a mano’, hay una amplia variedad de dispositivos que ayudan a conseguirlo de forma más rápida y eficaz.

Un ejemplo de ello son los productos elegidos para esta comparativa: en forma de cepillo con cerdas de nylon o de silicona, proponen distintos programas para lograrlo en un solo minuto.

¿Qué modelos he elegido?

Entre los modelos de cepillo facial seleccionados se encuentran tanto las opciones más populares de marcas dedicadas casi con exclusividad a la limpieza facial, como las propuestas de firmas que cuentan en sus catálogos con distintos dispositivos de belleza femenina o masculina. Así, hemos seleccionado: Clarisonic Mia Smart (con una nota media de 9 puntos), Foreo Luna 2 (9,25), Philips Visapure Essential (7,5) y Remington Reveal FC1000 (7,75).

Las pruebas, que han tenido lugar a lo largo de tres meses y siguiendo una rutina diaria, se han utilizado para valorar:

  • Diseño. Aunque no es el elemento principal en un dispositivo de este tipo, hay algunos que son más cómodos o tienen una forma más ergonómica que otros.
  • Cabezal. De nylon o silicona, requieren unos cuidados específicos y tienen una durabilidad determinada.
  • Cuidado de la piel. Además del material o rigidez de los cabezales, hay otros elementos que influyen en este aspecto, como el tipo de movimientos que hacen para limpiar.
  • Profundidad de la limpieza. ¿Quitan bien el maquillaje? ¿Qué resultados se notan tras su uso?
  • Programas. Este tipo de dispositivos suele incorporar distintos programas para adaptar la limpieza a cada usuario.
  • Accesorios. Algunos cepillos de limpieza facial incorporan distintos cabezales para adaptarse a las necesidades de cada rostro o, incluso, para funciones adicionales como extender el maquillaje o dar un masaje.

Así los he probado

A lo largo de los últimos tres meses he empleado cada uno de los distintos dispositivos para realizar la limpieza facial diaria durante al menos tres semanas. En todos los casos he seguido la misma rutina: utilizarlo una vez por las noches antes de aplicar la crema hidratante nocturna, con el mismo jabón (Movis, de Lush) y seleccionando el programa para pieles sensibles en caso de que estuviera disponible.

El cepillo ganador ha resultado ser el Foreo Luna 2, gracias a su inigualable combinación de profundidad en la limpieza y su delicadeza con la piel. Aunque no se puede personalizar para adaptarse a distintos tipos de piel o necesidades, hay hasta cuatro versiones diferentes para ello.

Foreo Luna 2: nuestra elección

Comparativa | Los mejores dispositivos de limpieza facial

Es el único modelo de la comparativa que opta por emplear silicona en lugar de un cabezal con filamentos de nylon, lo que tiene consecuencias directas tanto en su diseño como en sus posibilidades. Así, el dispositivo no cuenta con cabezales intercambiables, sino que trae integrados los filamentos en su propio cuerpo. No se puede sustituir, pero tampoco es necesario hacerlo con el paso del tiempo, porque no se deteriora.

Disponible en cuatro opciones adaptadas a los distintos tipos de piel (he probado el de color lila, indicado para las pieles más sensibles), únicamente es necesario encenderlo, ajustar la intensidad entre 12 opciones, y proceder a limpiar las distintas zonas del rostro: diferencia entre cuatro, que separa por una sutil interrupción en las pulsaciones que emplea para la limpieza.

Estas pulsaciones, según la firma, eliminan hasta el 99,5% de la suciedad y la grasa, así como los restos del maquillaje. Del mismo modo, acaban con las células muertas de la capa córnea de la piel y favorecen la absorción de productos cosméticos. En el día a día, hemos notado una sutil disminución del tamaño de los poros de la ‘zona t’ del rostro, se ha reducido la presencia de imperfecciones y, sobre todo, la crema facial se absorbe mucho mejor.

Tiene una última función cuyos resultados no he podido medir: en su parte trasera dispone de una zona anti edad que promete reducir la visibilidad de arrugas y líneas de expresión y reafirmar la piel. Pero es algo a largo plazo.

Lo mejor: Es muy delicado con la piel, consigue una limpieza adecuada y facilita la absorción de tratamientos cosméticos.

Lo peor: Su diseño es algo aparatoso, por lo que no siempre es sencillo sujetarlo.

Conclusión: Ofrece la mejor combinación entre profundidad de la limpieza y cuidado de la piel.

Compra por 135,20€ en Amazon

Clarisonic Mia Smart: la aspirante

Comparativa | Los mejores dispositivos de limpieza facial

Clarisonic fue pionera en el diseño de este tipo de dispositivos y sus distintos modelos están siempre entre las opciones más vendidas. Este Mia Smart es la última incorporación a su catálogo y, como principal diferencia con respecto al resto, integra la posibilidad de conectarse por Bluetooth al teléfono móvil para realizar un seguimiento exhaustivo de la limpieza facial. Así, la app (solo disponible en inglés) te pide que respondas a una serie de preguntas sobre tus rutinas y objetivos, para pasar a recomendarte alguno de los tres programas de los que dispone: limpieza normal, suave o inteligente. En mi caso, por ejemplo, sugirió la segunda. Un inciso para hablar de la tercera opción: hace que el dispositivo detecte de forma automática qué cabezal se está utilizando (de limpieza, de masaje, para el maquillaje) y adapte el programa. Pero para eso hay que adquirirlos por separado: de serie solo incorpora un cabezal de cerdas de nylon.

Para la limpieza emplea un sistema de pulsaciones sónicas que hace que el cepillo sea más respetuoso con la piel que los que giran. Aun así, y sin llegar a dañar el rostro, sí se nota que es algo más agresivo que la opción ganadora. La limpieza es muy profunda, eso sí. Además, y para que la piel se acostumbre a la vibración, incorpora una función denominada soft start que va aumentando la potencia progresivamente hasta alcanzar el máximo a las dos semanas de uso.

Por último, hablemos de diseño. Su mango tiene el tamaño perfecto para que podamos sujetarlo y utilizarlo con comodidad y los cabezales se montan y desmontan de forma sencilla.

Compra por 162,40€ en Amazon

Remington Reveal FC1000

Comparativa | Los mejores dispositivos de limpieza facial

Con un precio muy ajustado, es uno de los modelos más completos en cuanto a complementos. Así, viene con tres cabezales (para pieles normales, uno más suave para las sensibles y otro para masajear y revitalizar la piel) y con un neceser de viaje. Su diseño y funcionamiento son muy similares al modelo de Philips que participa en esta comparativa, eliminando las impurezas del rostro y facilitando que los productos penetren en la piel empleando para ello un doble movimiento: vibración y giro.

Cuenta además con tres velocidades de limpieza. Durante el uso me he encontrado con que hay que tener cuidado para no presionar demasiado el cepillo contra el rostro para evitar así irritación. En mi caso, por ejemplo, los mejores resultados los he conseguido con el cabezal para pieles sensibles en la velocidad más baja. Así, con limpiezas una vez al día (duran 1 minuto y divide el rostro en tres zonas) se perciben unos beneficios muy similares a los del resto de modelos. Como extra, incorpora unas luces LED diseñadas para aportar luz a la piel a la vez que se purifica, aunque en este caso no he notado diferencia alguna con otras opciones que no disponen de esta característica.

Compra por 51,14€ en Amazon

Philips Visapure Essential

Comparativa | Los mejores dispositivos de limpieza facial

Su diseño es muy simple, con un dispositivo en el que sólo hay un botón (el que lo activa y apaga) y la posibilidad de elegir entre dos cabezales: uno para pieles normales y otro para exfoliar. Cada uno de ellos se puede utilizar en dos intensidades distintas: la velocidad uno proporciona un movimiento suave mientras que la segunda es para una limpieza en profundidad, perfecta para eliminar cualquier resto de maquillaje, células muertas y dejar la piel limpia antes de ir a dormir. Para conseguirlo, recurre a una tecnología que desde la firma han llamado Dual Motion, y que se basa en una combinación de rotación y vibración del cepillo.

Incorpora un temporizador que, cada 20 segundos, indica que tienes que cambiar de área de tratamiento; en total, son tres zonas diferentes, así que en un minuto se hace la limpieza total del rostro. Una vez terminado, el cepillo se apaga automáticamente. Resistente al agua, su batería ofrece una autonomía de 30 usos, aunque según nuestra experiencia son algunos más. Luego, se recarga en un soporte que permite colocar el cepillo boca abajo. Esta base es bastante estable, aunque al sumar el largo del cepillo, si está colocado en una estantería que se mueva un poco al coger alguno de los objetos que haya en ella, tiende a hacer que se caiga el dispositivo.

Los resultados: tras su uso hemos notado reducción en los poros, la piel más suave, etc. pero su movimiento rotatorio hace que tengamos que tener mucho cuidado a la hora de utilizarlo para no dañar la sensible piel del rostro.

Compra por 112,26€ en Amazon

¿Por qué debes confiar en mí?

Soy periodista con más de 10 años de experiencia en el sector tecnológico. Durante este tiempo, he elaborado reportajes, artículos y todo tipo de contenidos relacionados con los más variados aspectos relacionados con la tecnología. Además, durante los últimos años me he especializado en el análisis de productos para distintos medios —incluido EL PAÍS —, lo que me ha llevado a probar cientos de ellos, de todo tipo y gama: desde los smartphones más económicos hasta los más punteros, ordenadores, sistemas de sonido, televisores… También dispositivos relacionados con el cuidado personal como estos dispositivos de limpieza facial, de los que soy usuaria a nivel personal desde hace varios años. Además, en el pasado formé parte de un proyecto centrado en el análisis de este tipo de productos.

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 11 de mayo de 2019.

Suscríbete a la newsletter de El PAÍS Escaparate.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información