Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tom Ford defiende a Terry Richardson de las acusaciones de abuso sexual

"Nunca en toda mi vida vi nada de eso. Uno de mis asistentes salió con Terry durante dos años y fue la persona más amable en la relación", asegura el diseñador sobre el fotógrafo

Terry Richardson y Tom Ford, en Nueva York, en 2009.
Terry Richardson y Tom Ford, en Nueva York, en 2009.

Tom Ford solo tiene palabras amables para el fotógrafo especializado en moda, Terry Richardson, acusado de abuso sexual. El emblemático diseñador, de 57 años, ha defendido a su amigo y colaborador, que actualmente continúa siendo investigado por la Policía de Nueva York. “Oh, ¡quiero a Terry! Y tengo que decir que nunca, en toda mi vida, vi nada de eso con Terry”, asegura el diseñador en una entrevista con The New York Times. “Uno de mis asistentes salió con Terry durante dos años y fue la persona más amable y gentil en la relación”, añade Ford.

Richardson, de 53 años, ha estado detrás de las imágenes de muchas de las campañas icónicas y provocativas del diseñador que también ha sido criticado por sus imágenes de márketing excesivamente sexualizadas. Como el anuncio de la primera fragancia de Tom Ford de 2007, a cargo de Richardson, que incluía fotografías muy explícitas de modelos desnudas cuya reproducción estuvo prohibida en diversos países.

"Me han criticado por cosificar a las mujeres", dijo Ford a The Guardian en 2015. "Pero estoy igual de feliz de cosificar a los hombres. La cuestión es que no puedes mostrar la desnudez masculina en nuestra cultura de la misma manera que puedes mostrar la desnudez femenina. Nos sentimos muy cómodos como una cultura que explota a las mujeres, pero no a los hombres. Pero no lo considero una explotación [de cualquier manera]”, aseguró entonces.

Richardson ha llegado a ser acusado de persuadir a jóvenes modelos con aspiraciones en la industria para que mantuvieran sexo con él mientras les tomaba fotografías. En 2010, fue acusado por primera vez por la modelo y actriz danesa Rie Rasmussen de haber mantenido una conducta sexual inapropiada. Años después, otras modelos, como Coco Rocha o Jamie Peck se sumaron a estas acusaciones, alegando que el fotógrafo neoyorquino también actuó de manera inapropiada con ellas durante algunas sesiones de trabajo.

Además de Ford, Richardson, quien ha trabajado desde hace más de dos décadas como fotógrafo de moda, es autor de campañas publicitarias para grandes firmas como Yves Saint Laurent o Marc Jacobs, y ha fotografiado a estrellas de la talla de Beyoncé o Lady Gaga y realizado videoclips, entre ellos el controvertido Wrecking Ball de Miley Cyrus, del que según la cantante contó hace unos años se arrepiente.

Aunque este siempre ha negado las acusaciones, en 2017 el fotógrafo fue vetado por el grupo Condé Nast, que ordenó que no se publicaran más fotografías suyas (incluso las ya realizadas). Una decisión que resultó “decepcionante” para Richardson, según la nota difundida por su representante como respuesta. Richardson, que siempre ha negado dichas acusaciones aunque sí ha asegurado en alguna ocasión que solo se involucra sexualmente cuando hay un consentimiento, ha admitido en alguna ocasión que algunas veces se ha comportado de una forma sexual explícita con las modelos durante las sesiones de fotos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >