Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN i

Aprender a amar nuestros bosques

Crear conciencia entre los niños sobre el uso sostenible y la conservación del medio ambiente alentará a los jóvenes y adultos del mañana a tomar decisiones responsables

Una niña observa el parque de Zhangjiajie, en China.
Una niña observa el parque de Zhangjiajie, en China.

La mayoría de la gente está de acuerdo en que los bosques son importantes. Pero mucha se sentiría un poco confundida si tuviese que explicar exactamente por qué. Lo más probable es que mencionasen el papel y el hecho de que los árboles limpian nuestro aire, pero sabrían poco más sobre muchos de los beneficios esenciales de los bosques. Tampoco es ampliamente conocido el impacto positivo de los bosques y los árboles, fundamentales para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en relación con la lucha contra la pobreza y el hambre, la mitigación del cambio climático, la conservación de la biodiversidad y nuestra existencia en el planeta.

Esta falta de conocimiento tal vez no sea del todo una sorpresa. Más de la mitad de la población del planeta ya vive en pueblos y ciudades, y para 2050 está previsto que esa cifra aumente al 70%. Como población global, nos estamos desconectando cada vez más de la naturaleza y carecemos de la conciencia y la comprensión de los bosques y sus beneficios. El tiempo se está agotando para los bosques del mundo, cuya área total se reduce cada día más. Detener la deforestación, gestionar los bosques de forma sostenible, restaurar los degradados y aumentar el área forestal mundial, puede evitar las consecuencias potencialmente dañinas para el planeta y sus habitantes. Pero para lograrlo, primero debemos concienciar a jóvenes y mayores, a quienes toman decisiones hoy y a quienes lo harán mañana.

Para conseguirlo, la educación debe desempeñar un papel crucial. Por eso, el tema de este año para el Día Internacional de los Bosques está dedicado a la educación. Necesitamos un cambio cultural hacia un mayor conocimiento forestal y debemos invertir en educación forestal. Entender y mantener la salud de los bosques es crucial para nuestro futuro, y crear conciencia entre los niños de hoy sobre el uso sostenible y la conservación alentará a los jóvenes y adultos del mañana a tomar decisiones responsables sobre el medio ambiente. Al incorporar los bosques a la vida de las personas a una edad temprana, los niños pueden comprender mejor el papel vital de los bosques y salvaguardar los recursos naturales para las generaciones futuras.

Nos estamos desconectando cada vez más de la naturaleza y carecemos de la conciencia y la comprensión de los bosques y sus beneficios

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y sus socios en la Asociación de Colaboración en materia de Bosques creen que fomentar la comprensión y conciencia sobre los bosques entre los niños a una edad temprana puede marcar una diferencia significativa. La acción puede comenzar desde algo relativamente simple como llevar a los niños al bosque y ayudarles a descubrir lo que ofrecen. Para los niños que nunca han visto un bosque, aprender sobre ellos y los muchos beneficios que brindan puede ser una experiencia que les cambie la vida. Pero para llegar a este nivel más alto de conocimiento, los niños necesitarán algo más que viajes ocasionales a los bosques. Necesitan educación con buen material didáctico.En varios países ahora hay un creciente reconocimiento de cuánto pueden enseñar los bosques a los niños y de lo importante que es incluirlos en el currículo escolar.

Las escuelas forestales, populares en Escandinavia desde la década de 1950, se están estableciendo en todo el mundo, ya que cada vez más padres animan a sus hijos a dejar sus teléfonos y aprender mientras juegan en un ambiente de bosque. En general, a la gente le importa aquello con lo que conecta. Y si les importa, lo cuidan, lo valoran y toman acciones para protegerlo. Esto no se limita a los jóvenes, sino que también necesitamos profesionales altamente cualificados para administrar y cuidar los bosques.

Al incorporar la naturaleza a la vida de las personas a una edad temprana, los niños pueden comprender mejor su papel vital y salvaguardar los recursos para las generaciones futuras

Tenemos que asegurarnos de que los estándares de educación en programas forestales y escuelas vocacionales rurales permitan a los profesionales hacer frente a los complejos desafíos y oportunidades que el sector forestal en el siglo XXI afrontará en sus distintos sectores y regiones. No debería hacer falta que nos lo recuerden, pero así es. Tenemos que cuidar nuestros bosques. No solo porque son hermosos. No solo porque la investigación demuestra que nos llevan a ser más sanos y felices. Debemos cuidar nuestros bosques para que ellos puedan cuidarnos. No sobreviviremos sin los bosques, así que aprender a amarlos y cuidar de nuestros bosques debe ser una de las primeras lecciones de un aprendizaje de por vida. ¡Hagamos que nuestros hijos se embarquen en este viaje y aseguremos que las generaciones futuras hacen lo mismo!

Hiroto Mitsugi es subdirector general del departamento forestal de la FAO.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información