Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Importante y urgente

El tan traído espíritu de la Transición, visto ya en la distancia, no consistió en otra cosa sino en aceptar, por aquellos de los que manaba, el sacrificar la justicia para sus padres a cambio de un futuro para sus hijos.

Los hijos de aquella Transición adquirimos entonces una deuda que no hemos sido capaces todavía de saldar 40 años después.

Hoy, nuestros mayores, aunque con el convencimiento de haber hecho lo correcto, se están yendo con la tristeza y resignación de aquello, dejándonos con la vergüenza de la reparación pendiente, deuda vital que ha soportado todo lo que somos hoy. Por ello, no solo es importante, sino también ya urgente, la restitución de la memoria y la dignidad, incluyendo la reubicación de los restos del dictador.

Francisco González-Quevedo García. Madrid

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >