Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cruceros, bombones y pasta de dientes: los 100.000 euros en regalos de los nominados

Ganen el Oscar o no, una veintena de candidatos se llevarán a casa botellas de limonada, un viaje a Islandia, sesiones de terapia contra las fobias o una escobilla de baño

Regalos a los nominados a los Oscar
Dulces con forma de estatuilla del Oscar, en una fiesta el pasado 15 de febrero en Hollywood. AFP

El típico dicho de "todos son ganadores; lo importante es participar" se cumple en los premios Oscar. Al menos en las categorías más importantes, donde más de una veintena de nominados se llevarán a casa una buena cantidad de regalos, tanto si acaban la noche con la dorada estatuilla en la mano como si no. 

Desde hace ya 17 ediciones de esta entrega de premios, una agencia de márketing cita en Los Ángeles (California) ha logrado su objetivo de darse a conocer regalando a alrededor de 25 de los nominados más populares a la gala —especialmente actores y directores— un paquete o "bolsa de regalos", como se suele denominar, llena de presentes de todo tipo. Este año, según ha dado a conocer el medio económico Forbes, la famosa bolsa tendrá un valor de alrededor de 100.000 dólares (unos 88.000 euros) y estará compuesta por medio centenar de obsequios de todo tipo y condición.

En el desglose que hace la publicación, que ha tenido acceso a los 53 regalos que se les hará llegar a los artistas, hay desde objetos cotidianos hasta experiencias de lujo. Así, el obsequio más caro y lujoso sería un viaje valorado en entre 15.000 y 20.000 euros (13.300-17.700 euros), en el que los famosos que se decidan a hacerlo podrán elegir entre cuatro destinos: Islandia, las islas Galápagos, el Amazonas o un paquete de Costa Rica y Panamá. La experiencia en el Amazonas, por ejemplo, incluiría un crucero en el que se harían avistamientos de aves, primates y tortugas; en el de Islandia, también a bordo de un barco, se visitarían diversas islas y acantilados y también la capital del país, Reikiavik. No es el único viaje incluido: también se les regala una semana de estancia en unas lujosas villas de la región griega de Calcídica.

Los famosos que reciban este paquete —no se hacen públicos sus nombres, pero entre los principales nominados de este año están Lady Gaga, Bradley Cooper, Christian BaleAmy Adams, Rami Malek, Glenn Close, Emma Stone o Viggo Mortensen— también serán agraciados con "sesiones privadas de terapia para tratar fobias" por parte de una experta. Además, se convertirán durante un año en miembros de un club angelino llamado MOTA, un club social y de amistad solo para miembros adscritos donde se permite el consumo de cannabis, legal en California desde hace un año. También tendrán a su disposición una decena de sesiones con un conocido entrenador personal de la ciudad.

Lady Gaga y Bradley Cooper, nominados al Oscar por 'Ha nacido una estrella', en el estreno de la película en Londres el pasado septiembre. ampliar foto
Lady Gaga y Bradley Cooper, nominados al Oscar por 'Ha nacido una estrella', en el estreno de la película en Londres el pasado septiembre. CORDON PRESS

Además, los nominados recibirán una botella de absenta francesa, un retrato realizado en cristal a modo de vidriera, un almuerzo en Los Cabos (México), diversos productos de belleza como mascarillas, lujosos champús, un secador de pelo o un perfume personalizado, velas aromáticas, un brazalete de lapislázuli, tres meses de suscripción al diario The Wall Street Journal o un sacaleches silencioso. Entre los regalos más prosaicos están una pasta de dientes y un colutorio, un paquete de bombas de baño y otro de pestañas postizas, un pack de limonadas, camisetas y sudaderas, bombones sin gluten ni lactosa, suplementos dietéticos, bolígrafos, galletas o una escobilla para el baño con forma de emoji que brilla en la oscuridad.

Según explica la propia agencia, saben perfectamente que esos nominados, normalmente estrellas ricas y famosas, podrían pagarse de su propio dinero ese tipo de productos. "No nos mueve un sentido de la filantropía", explican en su web. "Hacemos estos regalos por el mismo motivo por el que a ellos les pagan 20 millones de dólares por película: porque su marca personal tiene un gran valor". Así, aseguran que "la gente suele mirar los regalos que les damos a los actores más con celos que con aprecio", reconocen, afirmando que "las empresas deben hacer su propio márketing y sus anuncios para seguir siendo parte del negocio": "Cuanto más éxito tengan esas promociones, más beneficios obtendrán y más podrán donar a programas de caridad. Todos ganan". 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >