Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se abandonan 375 mascotas cada día. Cinco preguntas para saber si deberías tener una mascota

Cada año se abandonan en España 137.000 mascotas, 375 al día. Antes de regalar un perro o un gato en Navidad hay que pensárselo, aconsejan los expertos de Royal Canin

En Navidad hay regalos que nos hacen esbozar una sonrisa y otros que, por lo general, provocan caras de sorpresa, primero, y alegría desbordante, después. Recibir un perro o un gato pertenece, sin duda, al segundo grupo. Una mascota es un obsequio especial que revela el cariño que nos tiene quien lo regala. Sin embargo, no siempre es el regalo más adecuado ni para la persona o la familia que lo recibe ni para el animal. Las satisfacciones que puede aportamos son numerosas, pero al mismo tiempo nos plantea muchas obligaciones. Para que estas no se conviertan en una carga y desemboquen en el abandono del perro o del gato, conviene plantearse cinco preguntas básicas antes de tomar la decisión de hacer un regalo tan extraordinario.

1. ¿Por qué quieres una mascota?

Las motivaciones más frecuentes son cinco: satisfacer los deseos de los más pequeños de la casa, tener compañía, buscar protección, sentir pena por un animal abandonado y quedarse fascinado por un ejemplar muy bonito. Ninguna de ellas es razón suficiente para tener un perro o un gato. Con respecto al reclamo infantil, hay que tener en cuenta que los niños no pueden hacerse cargo del cuidado que requiere un animal y su atención recaerá íntegramente sobre los adultos. Estos deben plantearse: ¿podemos asumir ese compromiso? Por otra parte, los expertos desaconsejan la compra compulsiva al ver una mascota espectacular porque ese encantamiento igual que viene, se va. La guía Tenencia Responsable apunta estos y otros aspectos sobre los que conviene reflexionar.

2. ¿Están de acuerdo todos los miembros de la familia?

El consenso evitará conflictos posteriores. Además, hay que tener en cuenta factores como si hay alguna persona en el hogar con alergia a los animales o escrupulosa con los pelos que desprenden. Antes de incorporar una mascota a la vida familiar es fundamental concretar el reparto de responsabilidades en su cuidado. La falta de reflexión es el principal motivo de los abandonos. En España se registran nada menos que 137.000 al año, 375 cada día. “Pensarlo bien es el paso que nos ayudará a valorar si realmente estamos dispuestos a adquirir el compromiso con un gato o un perro, que sea duradero en el tiempo y beneficioso para ambos”, explica María Ángeles Toscano, veterinaria de Royal Canin. El abandono nunca es una opción.

3. ¿Sabes cuánto cuesta mantenerla?

El cuidado de una mascota tiene unos gastos fijos que hay que estimar: alimentación, accesorios, medicamentos, revisiones veterinarias… María Ángeles Toscano apunta la importancia del factor económico: “En ocasiones no se tiene en cuenta, no se valora lo suficiente, y acaba siendo un elemento determinante a la hora del abandono”. El coste de mantenimiento anual de un animal sano es de unos 500 euros en el caso de los gatos y alrededor de 800 euros para los perros. En el discernimiento sobre si incorporarlos o no a nuestra vida, hay que presupuestar también los gastos extras que puedan surgir, como la necesidad de un adiestramiento o los seguros.

4. ¿Es compatible con tu modo de vida?

Un perro o un gato es un regalo singular. A diferencia de un objeto, que puede guardarse en un armario, una mascota tiene necesidades todos los días del año. Hay que disponer de tiempo para educarla y pensar si estamos dispuestos a incorporarla a las actividades de la familia fuera del hogar y a asumir las renuncias que ir acompañados de un animal implica en ocasiones. La veterinaria de Royal Canin, Ángeles Toscano, da algunas claves prácticas: “Es importante que hagamos un ejercicio crítico con nosotros mismos y analicemos cómo es nuestro día a día. Debemos pensar en si pasamos mucho tiempo fuera, si hay alguien en casa cuando nosotros no estamos o si vamos a poder dedicar tiempo a pasear a nuestra mascota. Estos factores pueden ayudarnos a valorar si lo que más nos convendría sería optar por un perro o por un gato y también si debemos considerar un cachorro o una mascota ya adulta”.

5. ¿Conoces qué cuidados debe recibir?

Si el animal que se va a integrar en casa o vamos a regalar es un cachorro, conviene tener muy presente que requiere dedicación y paciencia. Como las personas, un perro o un gato tiene su propio proceso de maduración y de aprendizaje. La socialización es clave para que en la edad adulta sea un animal equilibrado, y esta depende de las personas que conviven con él, como apunta Ángeles Toscano: “Cada gato y cada perro tiene derecho a recibir el cuidado que necesita, tanto desde un punto de vista de cariño como de bienestar. Cuidar su salud, su alimentación, su peso… en definitiva, mantenerlo sano es algo fundamental cuando decidimos incorporar una mascota a la familia. De ello dependerá que podamos garantizar su bienestar”. Si se alberga la más mínima duda sobra la posibilidad de hacerlo, es mejor posponer la decisión. Antes de decidirse a regalar un gato o un perro esta Navidad, hay que pensárselo bien, insisten organizaciones como Royal Canin y las campañas institucionales.

BuenaVida no se hace responsable ni comparte necesariamente las opiniones y/o datos expresados o difundidos a través de este artículo

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.