Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así se han conocido el cocodrilo de Lacoste y Mickey Mouse

Las dos criaturas quedan por primera vez en Disneyland París, sin pelearse, para salir en una mini colección que también reformula los clásicos de la firma francesa

cocodrilo de Lacoste y Mickey Mouse
La colección de Lacoste en homenaje a Mickey Mouse. Lacoste

Que la vida de un periodista de moda sea una guía de estilo es un debate que se puede finiquitar rápido y fácil. Lo que cuesta explicar un poco más es la habilidad que un redactor gana con los años para meterse en todo tipo de situaciones surrealistas. El último ejemplo: acabar un martes de octubre cualquiera haciéndose fotos en Disneyland París, delante del castillo de Disney, con las orejeras de Pluto, y rodeado de niños que corretean y gritan disfrazados de Blancanieves y Los Increíbles.

Las siluetas del cocodrilo y el ratón las puede identificar cualquiera, independientemente de la edad que le acredite su DNI

La historia, eso sí, tiene una explicación. Mickey Mouse acaba de cumplir 90 años. El cocodrilo más famoso del planeta ha llegado a los 85, y Lacoste se ha aventurado en una colección cápsula que reúne a estos dos iconos con un toque nostálgico, pero sin abusar de sentimentalismos. Y lo ha hecho justo como a su fundador le hubiera gustado: vistiendo al mítico ratón con uniforme de tenis y raqueta de acero en mano –igualita que la que inventó la casa en 1963– e integrando la figura de Disney en cinco prendas con bordados, estampados en 3D y apliques de petit piqué.

La colección, que estará a la venta en tiendas desde este miércoles, repasa la biografía de la firma al completo. No le faltan ni los jerseis de lana de cuello redondo preppy, ni mucho menos los polos hechos en Troyes (la capital francesa del punto), que han moldeado el ADN de la marca desde que comenzó en 1933. También hay sudaderas con capucha, camisetas con las reacciones de Mickey a medida que va ganando o perdiendo el partido de tenis, zapatillas blancas de lona, un reloj y varios accesorios de piel –desde una mochila con asas hasta carteras, monederos y un bolso de mano- con los colores de la bandera gala.

Uno de los polos de la colección.
Uno de los polos de la colección. Lacoste

Ahora bien, ¿qué hay entre el cocodrilo y el ratón de Disney más allá de que a ambos les siente muy bien cumplir años? En realidad, mucho más de lo que a priori se podría esperar. Los dos aparecieron a finales de la década de los 20 por casualidad: mientras que René Lacoste fundamentó la idea de su empresa a partir del apodo que le sacó un periodista del Boston EveningTranscript en una anécdota de la Copa Davis, Mickey Mouse nació porque Walt Disney había perdido los derechos de distribución de Oswald, el conejo afortunado. Aunque al pobre, viéndolo ahora, no es que ese apellido le viniera como anillo al dedo.

Todavía hay más analogías. Solo basta con comprobar que las siluetas del cocodrilo y el ratón las puede identificar cualquiera, independientemente de la edad que le acredite su DNI. Lacoste, porque ha pasado de diseñar ropa deportiva en tiempos en los que el tenis era cosa de la burguesía, a traducir todas sus prendas en códigos callejeros y de comodidad diaria, cuando el streetwear seguía siendo minoritario. Y Disney, porque ha mantenido el interés –o al menos, la curiosidad– en una generación que sueña con ser youtuber de mayor.

La sudadera y algunos complementos de la colección de Lacoste en homenaje a Mickey Mouse.
La sudadera y algunos complementos de la colección de Lacoste en homenaje a Mickey Mouse. Lacoste

A la vista está: Mickey Mouse no tiene nada de qué preocuparse. Puede que no le sentara bien aquella tira cómica de 1930 en la que Minnie le ponía los cuernos con una rata muy dandy. Pero el chico bueno de la factoría ahora tiene su estrella en el paseo de la fama de Hollywood. Y en 2018, el ratón le ha tomado el relevo al tenista Novak Djokovic como embajador de la firma francesa. El nuevo cocodrilo cumple de sobra el lema de René Lacoste: “Sin estilo, jugar y ganar no es suficiente”.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información