Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los incendios de California se ceban con las mansiones de los famosos

Los fuegos, activos desde el pasado viernes, destruyen las casas de Miley Cyrus, Neil Young y Robin Thicke y afectan a las Lady Gaga, Orlando Bloom, Raquel del Rosario o Gerard Butler

Robin Thicke, Miley Cyrus y Neil Young, entre los famosos que han perdido su casa por los incendios de California.

El norte y sur de California (Estados Unidos) sigue ardiendo y las estrellas de Hollywood no se han librado de la catástrofe. En las últimas horas, famosos como Lady Gaga, Guillermo del Toro y Kim Kardashian han tenido que desalojar sus viviendas por la cercanía del fuego, mientras que las de otros, como Miley Cyrus y Robin Thicke, han quedado destruidas. En este momento difícil para California, las celebridades se están volcando en las redes sociales para contar sus experiencias y enviar mensajes de solidaridad y unidad. 

Los Kardashian han sido de los más prolíficos. Tras verse obligadas a evacuar sus respectivas residencias, Kim, Khloé y Kourtney Kardashian se presentaron el domingo en los premios People´s Choice Awards, donde aprovecharon la oportunidad de subir al escenario para recoger su estatuilla (Keeping Up With the Kardashians ganó como mejor programa de telerrealidad) para mandar un mensaje de apoyo y solidaridad a las víctimas. "Ha sido una semana realmente difícil en nuestra casa en Calabasas, Hidden Hills y para nuestros vecinos en Thousand Oaks y Malibu", dijo Kim Kardashian, según la revista People. "Nuestros corazones están rotos por los horrorosos tiroteos [un exmilitar mató a 12 personas en un bar de Thousand Oaks, el pasado jueves, poco antes de iniciarse los fuegos en la región] y por aquellos que han perdido a sus seres queridos y sus hogares, al igual que por los cientos de miles de nosotros que hemos sido evacuados por los devastadores incendios", añadió.

Ver esta publicación en Instagram

Trying to get my mind off of this fire and snuggling with my niece. We are all safe and that’s all that matters

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

Pero además de lamentar la tragedia, la empresaria de 38 años quiso destacar el "espíritu resistente" y "el heroísmo de quienes arriesgan sus vidas en las líneas del frente". "La acción es necesaria. Cualquier cosa que podamos hacer para ayudar, como donar a las muchas organizaciones que recolectan suministros. Ninguna ayuda es pequeña", insistió. "Nuestro país es más fuerte cuando nos unimos, no podemos afrontar la devastación solos. Debemos continuar ayudándonos en estos tiempos difíciles", agregó Kardashian antes de dedicar el premio a "todos los bomberos, a la policía y a quienes llegaron primero". "Realmente apreciamos lo que han hecho por todos nosotros. Por favor, sigamos rezando por la seguridad de todos. Gracias", concluyó.

Antes de la entrega de premios, Kim Kardashian West ya había dejado patente su temor en las redes sociales ante la inminente llegada del fuego a su zona de residencia. "Las llamas han tocado nuestra propiedad en Hidden Hills, pero ahora están contenidas (...) Solo rezo para que los vientos estén a nuestro favor y (...) para que todos estén a salvo", escribió el pasado viernes a sus más de 58 millones de seguidores en Twitter, antes de publicar una foto con su sobrina para corroborar que todos están a salvo y que eso es "lo único que importa". 

Ver esta publicación en Instagram

We’re out of the fire zone and are safe. Thinking about all those that are affected and hope you all are safe too.

Una publicación compartida de Caitlyn Jenner (@caitlynjenner) el

Por su parte, el expadrastro de las estrellas de telerrealidad, Caitlyn Jenner, ha confirmado en su cuenta de Instagram que ella y su amiga Sophia Hutchins se encuentran fuera de peligro, a pesar de que su domicilio se haya visto en peligro por las llamas. "Pensando en todos los afectados, espero que todos estén a salvo también", escribió en su perfil Jenner, de 69 años, que fue campeón olímpico antes de cambiar de sexo.

Lady Gaga, cuya residencia aún se encuentra en peligro, ha hecho una llamada en su cuenta de Twitter para mantener la unidad en tiempos difíciles. "Pienso en todas las personas que están sufriendo hoy por estos abominables incendios y que lamentan la pérdida de sus hogares o seres queridos. (...) Todo lo que podemos hacer es rezar juntos. Que Dios los bendiga", ha publicado la cantante y protagonista de Ha nacido una estrella a sus más de 77 millones de seguidores.

Ver esta publicación en Instagram

this is my street as of two hours ago praying for the safety of all my malibu fam, grateful to our brave firefighters please stay safe 🙏🏼

Una publicación compartida de Orlando Bloom (@orlandobloom) el

Actores como Orlando Bloom y Jessica Simpson también han sido evacuados de la zona afectada y ambos han publicado mensajes de agradecimiento a los cuerpos de seguridad y llamamientos a la unidad en este momento crítico. "Gracias a nuestros valientes bomberos, por favor, manténganse a salvo", ha escrito el intérprete de El señor de los anillos

El protagonista de 300, Gerard Butler, también ha dedicado palabras de agradecimiento a las fuerzas de ayuda tras publicar una fotografía del lamentable estado en el que quedó su vivienda tras ser arrasada por las llamas. "Regresé a mi casa en Malibu después de la evacuación. Tiempo desgarrador en toda California. Inspirado por el coraje, el espíritu y el sacrificio de los bomberos. Gracias, departamento de Bomberos de Los Ángeles", ha escrito el actor en su cuenta de Instagram.

El cantante Robin Thicke ha tenido que lamentar la destrucción de la casa que comparte junto a su novia de 23 años, April Love Geary, y a su hija de ocho meses, Mia Love. Tras ser evacuados de la zona, la modelo ha publicado unos stories en Instagram en los que se leía: "Nuestra casa ya no existe".

Una 'story' de Miley Cyrus sobre el incendio.
Una 'story' de Miley Cyrus sobre el incendio. Instagram

Miley Cyrus prefirió resaltar los buenos momentos que vivió en su residencia. "Completamente devastada por los incendios que afectan a mi comunidad. Yo soy una de las afortunadas, mis animales y el amor de mi vida están a salvo y es lo único que importa ahora. Mi casa ya no se mantiene en pie, pero las memorias junto a mi familia y amigos se mantienen intactas", ha publicado la intérprete de Wrecking Ball a sus 75 millones de seguidores. 

La llamada Casa Desolada (Bleak House) de Guillermo del Toro, donde el cineasta conserva más de 700 obras de arte originales y objetos de inspiración espeluznantes (ataúdes, calaveras...), aún sigue en peligro. Si bien el director de La forma del agua no vive en esa residencia, la considera su refugio y lugar de trabajo. "La Casa Desolada y la colección pueden estar en peligro, pero el regalo de la vida permanece", ha publicado el mexicano en su cuenta de Twitter. 

En una publicación en su perfil de Instagram, la cantante Raquel del Rosario ha revelado que hace tres días que fue desalojada de su vivienda, pero que ella está a salvo. "Hemos visto imágenes de tristeza y desolación, pero también de humanidad y heroísmo. Pase lo que pase, tenemos todo lo que necesitamos, el regalo de estar vivos. Gracias por todos los mensajes de cariño", ha compartido la cantante canaria. 

Otros que han perdido su casa han sido el músico Neil Young y la actriz Daryl Hannah (que se casaron hace pocos meses), publica Variety. No es la primera vez que Young sufre la devastación del fuego: ya en 1978 se quemó otra de sus casas de Malibu, en la que había grabado algunos de sus discos, y uno de sus estudios de la misma zona ardió en 2007.

El Woolsey Fire, como ha sido denominado este incendio, ha quemado 33.600 hectáreas en una zona que incluye las ciudades de Malibu, Calabasas y Thousand Oaks, y ha forzado a la evacuación de 75.000 residencias de los condados de Ventura y Los Ángeles. Y no solo casas: a su paso, las llamas han destruido el set de rodaje de Westworld, serie de HBO.

En paralelo a Woolsey, otro incendio en el norte de California se ha cobrado la vida de 29 personas, mientras que otras cien aún permanecen desaparecidas. Según publica el Departamento de Bomberos del Condado de Butte (Calfire) en su cuenta de Twitter, este incendio bautizado como Camp Fire ha arrasado ya cerca de 45.000 hectáreas, 6.450 viviendas y 260 comercios. Estos dos fuegos, junto a otro más pequeño, también en el sur, han obligado a evacuar a 300.000 personas y suman al menos 80.000 hectáreas afectadas.

El presidente estadounidense Donald Trump ha culpado a las autoridades californianas de una "absoluta mala gestión" por los incendios y ha amenazado con cancelar futuras ayudas federales."No hay razón para estos enormes, mortíferos y costosos incendios en California excepto que la gestión forestal es muy pobre. Miles de millones de dólares se dan cada año. Tantas vidas perdidas, todo por una absoluta mala gestión de los bosques", escribió Trump en su cuenta de Twitter, el pasado domingo. "¡O se remedia ahora o no habrá más pagos federales!", agregó el mandatario.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >