Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Por qué Lady Gaga y Serena Williams serán anfitrionas de la gala del Met 2019

La camaleónica cantante, que ahora triunfa en el cine, y la tenista, que marca estilo en las pistas tras su maternidad, ha hecho que Anna Wintour apueste por ellas

La cantante Lady Gaga y, a la derehca, la tenista Serena Williams.
La cantante Lady Gaga y, a la derehca, la tenista Serena Williams.

Son dos de las mujeres del año. Lady Gaga y Serena Williams han conseguido destacar este 2018 cada una en sus respectivos campos. La cantante, por su virtud camaleónica y su esperado debut en el cine con Ha nacido una estrella; la tenista por su regreso a las pistas tras su maternidad mostrando su cara más humana como empresaria, modelo y celebridad. Por ello, Anna Wintour no ha dudado en apostar por ambas mujeres como anfitrionas para la gala del Met 2019, que se celebrará, como cada año, el primer lunes del mes de mayo.

Lady Gaga arrancó este año más fuerte que nunca después de un parón de unos meses por la fibromialgia que padece. La intérprete de Born this way mantuvo en vilo a sus little monsters –como se conoce a su legión de fans– por suspender algunos de sus conciertos debido a los dolores que sufría con su enfermedad, pero su regreso no decepcionó. Y es que si algo define a la artista es su fuerza e intensidad a lo que su trabajo se refiere. Después de 10 años de carrera y cinco discos a la espalda, Gaga sigue marcando tendencia con su súper producción musical, su vestuario fastuoso y su exuberante puesta en escena. Atrás quedaron ya los vestidos de filete de carne o las grandes plataformas, pero la artista de 32 años, que no ha dejado de transformarse en la última década, sigue acumulando éxitos hasta con su lado más natural.

Lady Gaga por la calles de Nueva York, este año.
Lady Gaga por la calles de Nueva York, este año.

Después de desnudarse ante el público con el documental biográfico Five Foot Two y de ultimar los detalles del estreno a finales de diciembre de su primera residencia en Las Vegas –convirtiéndose en una de las artistas más jóvenes en tener espectáculo fijo en la ciudad del juego–, la intérprete de éxitos como Bad Romance o Pocker Face ha debutado en el cine con Ha nacido una estrella. La película dirigida y coprotagonizada por Bradley Cooper es la carta de presentación de la cantante en Hollywood y, tras su paso por Venecia y Toronto y el estreno en la cartelera la semana pasada, la prensa cinematográfica estadounidense está convencida de que ha nacido una nueva estrella del celuloide y dan por hecho que estará nominada al Oscar.

Para Williams también se quedan cortos los halagos. La tenista de 36 años lleva casi 20 siendo famosa por su buen hacer sobre las pistas, pero desde hace un tiempo está mostrando su cara más humana. La estadounidense está dando fe de que como madre, empresaria, modelo y celebridad es una ganadora igual que con la raqueta. 2018 ha sido el año en que Serena ha vuelto al tenis después de tomarse una temporada de descanso para ser madre, una faceta con la que se desnuda siempre que puede ya que, como ella misma cuenta en varias entrevistas, la maternidad no es perfecta.

El mono de la polémica con el que jugó Serena Williams uno de los partidos de Roland Garros, en mayo de 2018.
El mono de la polémica con el que jugó Serena Williams uno de los partidos de Roland Garros, en mayo de 2018.

Williams no ha dudado en hablar de los problemas que tuvo durante el parto –estuvo a punto de morir tras dar a luz– y ha sido embajadora de varias campañas sobre la maternidad. Su regreso a las pistas no fue tan idílico como hubiese esperado –perdió Wimblendon y creó mucha polémica en el US Open, primero por su vestimenta y después por increpar al árbitro en la final–, pero para la deportista ahora ya su mundo es más amplio que el tenis. Su imagen este tiempo ha sido la de una mujer capaz, valiente, que denuncia los comentarios racistas y sexistas que ha sufrido durante toda su carrera, y que quiere aportar su grano de arena en el empoderamiento de la mujer.

Anna Wintour, la editora jefa de Vogue y organizadora y directora de la Gala Met, no deja nada al azar y la elección de Lady Gaga y Serena Williams para presentar este año la exposición anual de la moda en Nueva York no iba a ser menos. Junto a ellas estará otro de los hombres de moda, el cantante, actor y modelo Harry Styles. Es, desde hace un tiempo, imagen de Gucci, firma que reinará en la temática de este año Camp: Notes on Fashion, centrada en los diseños más irónicos, excesivos, artificiosos y exagerados de los últimos tiempos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >