Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Con Lady Gaga se instala la juventud en Las Vegas

La cantante, que ha retomado su agenda tras un parón por su fibromialgia, firma un millonario contrato para actuar durante dos años en la ciudad de los casinos

Lady Gaga tras firmar su contrato para actuar en Las Vegas.
Lady Gaga tras firmar su contrato para actuar en Las Vegas.

Con 31 años, cinco álbumes de estudio y antes de cumplir una década de carrera, Lady Gaga ha decidido pasar los próximos dos años ofreciendo conciertos en Las Vegas (Estados Unidos). Stefani Joanne Angelina Germanotta ha superado así a Britney Spears, que en 2013 cumplidos los 32 se convertía en la estrella pop más joven en establecer una residencia fija en la ciudad de los casinos.

Este anuncio es una prueba de la rapidez con que cambian las cosas en la industria de la música, donde los espectáculos en vivo son hoy la mayor fuente de ingresos para un artista. En el caso de Gaga, que recientemente tuvo que aplazar su gira mundial Joanne World Tour por los dolores derivados de la fibromialgia que padece, poder actuar periódicamente sin moverse de la misma ciudad surge como una gran opción. Los fans de la neoyorquina han recibido la noticia con entusiasmo, pero sus detractores no han tardado en apuntar que tener una residencia en Las Vegas es tradicionalmente sinónimo de estar de capa caída. Lo que no admite discusión es el contrato, en las antípodas de lo decadente. La revista Variety asegura que la cifra global del acuerdo es de 100 millones de dólares (unos 85 millones de euros) por dos temporadas. En ese tiempo Lady Gaga ofrecerá 74 shows, y por cada uno de ellos se embolsaría alrededor de 850.000 euros. Además, el contrato ofrece la posibilidad de alargar la residencia en función de resultados.

El camino lo allanó Celine Dion en 2002, cuando con 34 años firmó su primera residencia titulada A New Day y cambió la forma de ver este formato, hasta ese momento asociado a artistas veteranos en el ocaso de sus trayectorias. Quizás por eso Lady Gaga ha comunicado la noticia como “el sueño de toda una vida” hecho realidad. “Me siento con humildad como parte de una lista de intérpretes históricos que han pasado por aquí, y voy a tener el honor de crear un espectáculo como nunca se ha visto antes en Las Vegas”, ha dicho en sus redes sociales antes de hacer una promesa: “Dejaré mi corazón en el escenario cada una de esas noches. ¡Nos vemos en Las Vegas, lo conseguimos!”, concluye su comunicado conjunto con la empresa promotora de la residencia, el conglomerado MGM. Gaga actuará en el hotel Park, el antiguo Montecarlo, con capacidad para 5.300 personas y que ya tiene en su programación para el año que viene los espectáculos de Cher y Bruno Mars.

Tras el anuncio oficial, quedan varias cuestiones por confirmarse. Por un lado el coste de la remodelación del Park Theater y cómo podría afectar al precio de las entradas, que aún no ha trascendido. Como suele ser habitual en estos shows, lo normal es que haya paquetes con precios muy altos y que incluyan los llamados meet and greet, es decir, la posibilidad de conocer a la propia Gaga durante unos segundos y hacerse una foto con ella.

Lady Gaga durante su concierto en la Super Bowl el pasado febrero en Texas. ampliar foto
Lady Gaga durante su concierto en la Super Bowl el pasado febrero en Texas. REUTERS

Por otro lado, se trata de un acuerdo con ciertos riesgos por la enfermedad de la cantante. La fibromialgia es un mal crónico con brotes de dolor periódicos que podría volver a afectarla durante la residencia y obligarla a cancelar conciertos. Por último, la mayor sorpresa para sus fans está en el hecho de que las últimas informaciones y rumores sobre Gaga apuntaban al inminente lanzamiento de un nuevo disco. Su productor de confianza, DJ White Shadow, con quien se ha fotografiado en el estudio recientemente, lleva días tuiteando con el hashtag LG6 (Lady Gaga Six), en referencia al sexto álbum de estudio de la diva. Incluso se daba por hecho que vería la luz un EP con nuevas canciones de Gaga este mismo viernes. Un lanzamiento a priori incompatible con una residencia en Las Vegas, que impide la promoción normal de un disco. En cualquier caso, la aventura de Lady Gaga en la ciudad del neón no empezará hasta diciembre del año que viene.