Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Tendencias BLOGS Coordinado por IGNACIO GOMAR

Una epidemia de cancelaciones azota al pop

Hasta seis artistas importantes han suspendido sus conciertos este año, la mayoría por problemas de salud. Una mala planificación también podría haber influido.

La cantante Shakira en un evento de UNICEF en 2015 Ampliar foto
La cantante Shakira en un evento de UNICEF en 2015 AFP

La última ha sido Mariah Carey. Cuando estaba a punto de empezar su gira navideña la cantante ha anunciado a través de un comunicado en Twitter que cancela las primeras actuaciones del tour, titulado All I Want For Christmas Is You. El motivo, una infección en las vías respiratorias. Los problemas de salud han sido la causa alegada en la mayoría de las cancelaciones de conciertos que han afectado a numerosas estrellas del pop este año. Un hecho que a veces no tiene mayores consecuencias por el pronto regreso a los escenarios pero que en otros casos puede repercutir muy negativamente en el artista. Desde pérdidas económicas millonarias a un daño en su imagen y credibilidad, sin olvidar la decepción y desencanto en los fans y los trastornos en sus planes y sus bolsillos. Más allá de lo inoportuno de un problema de salud o una grave circunstancia personal que puede afectar a cualquiera, muchos seguidores empiezan a criticar a la industria por su trato a los cantantes. Los conciertos son hoy la principal fuente de ingresos en una época en la que no se venden tantos discos, pero los espectáculos actuales cada vez son más exigentes. Requieren de una preparación y planificación a la que muchos artistas no se someten adecuadamente o para la que no están preparados vocal o físicamente en una etapa concreta de sus vidas. Sin embargo, deben cumplir con sus compromisos contractuales, y a veces esto termina con una parada en seco y miles de entradas devueltas.

Precisamente la exigencia en los ensayos ha estado a punto de acarrearle a Shakira un problema irreversible en sus cuerdas vocales. La colombiana estaba embarcada en su tour más ambicioso, titulado El Dorado, y ante la expectación generada la cantante decidió ensayar cada vez más hasta terminar con una hemorragia en las cuerdas vocales. El mismo problema que afectó a Adele y que hizo temer por su carrera, pero que la británica ha solucionado tomando la decisión de dosificar sus actuaciones en vivo. Cabe resaltar además que Shakira llevaba seis años lejos de los escenarios y encima su voz requiere de una técnica depurada para no someter a un enorme esfuerzo a las cuerdas vocales. Una mejora de su técnica podría ser la solución para el futuro. De momento Shakira ha tenido que suspender la gira hasta el año que viene y a la espera de ver cómo evoluciona su garganta. Tenía todas las entradas vendidas para sus actuaciones en Madrid y Barcelona, entre otras tantas ciudades.

Mariah Carey durante el evento en el Teatro Chino de Grauman donde dejó sus huellas grabadas en el cemento el pasado 1 de noviembre ampliar foto
Mariah Carey durante el evento en el Teatro Chino de Grauman donde dejó sus huellas grabadas en el cemento el pasado 1 de noviembre FilmMagic

La suspensión, o mejor dicho aplazamiento, de gira más comentada ha sido la de Lady Gaga. La estrella tenía ante sí su gran año tras su espectacular actuación en la Super Bowl. Después vino el lanzamiento de su disco Joanne y con él un proceso de promoción descomunal. Mini conciertos, apariciones en decenas de programas de televisión, grabación de varios videoclips, actuaciones en galas de todo tipo incluyendo desfiles de moda… Y en medio de todo eso los ensayos para el Joanne World Tour, un espectáculo con una producción mastodóntica destinado a ser el mejor de su carrera. Un proceso que normalmente transcurre en un año y medio o dos, Gaga decidió hacerlo en pocos meses. Tras actuar en Brasil, en el festival Rock in Rio, la neoyorquina tuvo que ser hospitalizada y diagnosticada de fibromialgia. Tras un periodo de reposo la diva ha retomado la gira, pero algunos conciertos entre ellos los dos que iba a dar en Barcelona se han retrasado cuatro meses. Muchos fans argumentan enfurecidos que no tiene ningún sentido seguir adelante con la presentación en vivo de Joanne el año que viene cuando Lady Gaga ya está en el estudio con el productor DJ White Shadow preparando su próximo disco. Consideran que el único motivo es no perder dinero.

Lady Gaga de regreso en el escenario para tour ‘Joanne’ en Detroit, Michigan, el 7 de noviembre ampliar foto
Lady Gaga de regreso en el escenario para tour ‘Joanne’ en Detroit, Michigan, el 7 de noviembre Getty Images

Robbie Williams también tuvo que cancelar parte de su gira a finales de septiembre tras “los preocupantes resultados de unas pruebas médicas”, según anunció en un comunicado. Recordó que no suspendía un concierto desde 1998 y aseguró que si lo hacía esta vez es porque realmente pasaba algo grave. El británico ha reconocido que no se ha cuidado lo suficiente y que a raíz de esta enfermedad se ha iniciado en el veganismo y practica yoga a diario. Una prueba más de lo imprescindible que es un buen estado físico y cuidarse al máximo para poder afrontar un concierto de dos horas día sí día no durante varios meses viajando por el mundo. Williams ya advirtió hace tiempo en una entrevista que este ritmo era “realmente malo para mi salud, a menos que me lo tome de otra forma”. Hoy promete a sus fans que pronto estará “mejor que nunca”. Está previsto que retome su Heavy Entertainment Show el próximo febrero en Nueva Zelanda, y mientras tanto ha agasajado a sus seguidores lanzando una nueva canción, titulada Run It Wild.

Antonio Orozco en el Teatro Real el 30 de julio de 2017 ampliar foto
Antonio Orozco en el Teatro Real el 30 de julio de 2017

El caso de Selena Gomez es el más grave. La cantante, de 25 años, tuvo que parar por completo tras ser diagnosticada de lupus hace un año. Tras meses de retiro anunció su regreso con un nuevo disco, pero advirtiendo que irá poco a poco. Su enfermedad sigue presente y el pasado septiembre tuvo que someterse a un trasplante de riñón. En el panorama nacional Antonio Orozco también ha tenido que suspender varios conciertos por el fallecimiento de la madre de su único hijo. Apenas tres semanas después, el cantante barcelonés volvía a subirse al escenario en el que se convirtió en uno de sus recitales más emotivos.

 

Más información