Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kim Kardashian vuelve a París por primera vez tras el atraco que sufrió

La estrella de la telerrealidad asiste junto a su marido, Kanye West, al desfile de Virgil Abloh diseñador de Louis Vuitton y asesor creativo del rapero

Kim Kardashian y Kanye West este jueves en el desfile de Louis Vuitton en París. Ampliar foto
Kim Kardashian y Kanye West este jueves en el desfile de Louis Vuitton en París. Getty Images

El diseñador Virgil Abloh (Chicago, 1980) presentó esta tarde en París su primera colección para la firma de lujo Louis Vuitton, que abrió sus puertas a cientos de estudiantes y raperos para acoger una moda "a la vuelta de la esquina"; pero ni siquiera ese gesto insólito en la moda del lujo ha eclipsado otro gran hito para la prensa especializada en celebridades: el retorno a París de Kim Kardashian después de que sufriera un atraco en el hotel en el que se alojaba en la ciudad, en octubre de 2016. 

La estrella de la televisión acudió a los jardines del Palais Royal de París, donde se celebraba el desfile, acompañando a su marido, el rapero Kany West, de quien Abloh es asesor creativo. Y precisamente a él fue a la primer persona a la que el diseñador salió a saludar tras el desfile cuando, entre lágrimas, ambos se fundieron en un abrazo. Entre el público, que fue agasajado con una camiseta de la firma, había cientos de estudiantes de escuelas de fotografía, diseño y arte invitados al desfile, que grabaron entusiasmados las propuestas de Abloh, quien además es un auténtico ídolo de redes sociales, donde tiene 2,3 millones de seguidores.

En la madrugada del lunes 3 de octubre, cinco hombres armados entraron en el hotel en el que se hospedaba Karsashian. La ataron, la encerraron en el baño y le robaron sus joyas, valoradas en unos 16 millones de dólares (algo más de 14 millones de euros). La estadounidense se encontraba en París para asistir a la Semana de la Moda con sus hermanas Kourtney Kardashian y Kendall Jenner y también estaba en la ciudad su madre Kris Jenner. Su marido estaba en Nueva York en un concierto que interrumpió en cuanto le notificaron lo que le había ocurrido a su esposa.

Tras el robo en París, Kim y Kanye West se reunieron con algunos exmiembros del Ejército israelí, exagentes de la CIA, así como exmiembros del servicio secreto. El rapero, además, se entrevistó con empresas de seguridad privada para recabar consejos sobre la manera de reforzar la seguridad de la familia. Kardashian despidió al responsable de su seguridad. 

En la primera entrevista que concedió a Ellen DeGeneres cinco meses después del incidente, reveló que cuando se dio cuenta de lo que sucedía temió lo peor. "Automáticamente, mi estómago se me hizo un nudo. Es una sensación que no puedo explicar", subrayó. "Oré y pensé: ‘Sé que iré al cielo. Espero que mis hijos y mi esposo estén bien". Aunque no sabe con certeza cuánto tiempo estuvieron allí los asaltantes, ella calcula que fueron “unos siete u ochos minutos de tortura”.

Después del incidente Kardashian no solo aumentó su equipo de seguridad, sino que también comenzó a tener una postura más rotunda en cuanto al control de armas.


Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información