Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Verdad BLOGS Coordinado por PATRICIA R. BLANCO

Màxim Huerta: las mentiras del ministro para justificar su fraude fiscal

Facturar “a través de una sociedad limitada no era ilegal” y otras frases del ya exministro para excusar su actuación ante Hacienda

El periodista Màxim Huerta anunció este miércoles su dimisión como ministro de Cultura y Deportes, tras una semana en el cargo, después de que esa misma mañana trascendiera que había defraudado un total de 256.778 euros a Hacienda, entre 2006 y 2008, según adelantó El Confidencial. Durante su comparecencia, en la que no admitió preguntas, Huerta excusó su actuación ante el fisco con falsos argumentos:

1. “Facturé a través de una sociedad limitada y no era ilegal en ese momento”

Nunca ha sido legal crear una sociedad para eludir el pago de impuestos. “Aunque es legítimo la interposición de sociedades profesionales, no lo es la creación de sociedades con la única finalidad de eludir parte de la carga fiscal sin aportar nada a la actividad que realiza el único socio, que las ha constituido y las administra”, recogen las dos sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) de mayo de 2017 que desestiman el recurso presentado por Huerta y lo condenan por utilizar la sociedad ALMAXIMO Profesionales de la Imagen para pagar menos impuestos.

Según los fundamentos de derecho de ambas sentencias, la sociedad limitada del presentador y periodista se limitó entre 2006 y 2008 “a emitir y cobrar facturas y efectuar pagos, realizando esta labor accesoria sin añadir valor alguno a los servicios profesionales y artísticos que únicamente su socio [Màxim Huerta] podía prestar y que fue quien los prestó asumiendo el riesgo que podría derivarse”. Y añade: “La sociedad carecía de medios personales salvo el socio y el único elemento del inmovilizado era un inmueble que radicaba en Alicante y que por razón de la distancia difícilmente podría estar afecto a la actividad de la sociedad, ya que los servicios se prestaron en Madrid”.

2. “Hacienda decidió cambiar de criterio”

No es cierto, Hacienda no cambió de criterio. Según explica José Luis Groba, presidente de la asociación de Inspectores de Hacienda (IHE), desde 2003, cuando desaparecieron las sociedades transparentes, muchos profesionales aprovecharon para crear sociedades interpuestas para “remansar las rentas en la sociedad”, pagar menos impuestos y evitar la progresividad del IRPF, que tiene un tipo marginal próximo al 50%, informa Jesús Sérvulo González. “Desde ese momento encontramos sociedades que son como un mero cascarón, vacías, sin actividad, ni personal. Es lo que denominamos habitualmente como simulación”, apunta Groba.

3. “No importa que yo no haya cometido un fraude”

Huerta sí cometió fraude. Las sentencias establecen que el presentador facturó a través de ALMAXIMO Profesionales de la Imagen por su trabajo en Telecinco y publicidad un total de 207.920 euros en 2006; 287.094,70 euros en 2007 y 303.506,24 euros en 2008. Las cuantías anuales que se asignó como sueldo fueron de 44.400 en 2006; 43.065 euros en 2007 y 60.000 euros en 2008, unas cantidades por las que tributó a un tipo más bajo de IRPF que si hubiera percibido las ganancias totales de su empresa. El tribunal considera probado que el pago que la empresa de Huerta hizo al propio presentador no fue valorado a precio de mercado.

Además, según las dos sentencias, el periodista y presentador cargó gastos personales a su empresa para después deducírselos. En el ejercicio 2006, de los 134.303,78 euros de gastos contabilizados y deducidos, solo 43.770,10 euros se consideran gastos relacionados con la actividad artística. En 2007, de los 213.751,70 euros de gastos, Hacienda solo considera relacionados con la actividad artística 80.480,83, mientras que en el ejercicio 2008, solo 24.451,38 euros del total de 110.796,98 euros de gastos se atribuyen a la actividad artística.

4. “La inocencia no vale de nada ante esta jauría”

Tal y como se ha explicado en los apartados anteriores, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid considera probado que Màxim Huerta usó su sociedad limitada para eludir el pago de impuestos. La justicia, por tanto, no lo consideró inocente, y la “jauría” a la que alude son supuestamente los periodistas que han destapado la treta fiscal y los políticos y la sociedad que le pidieron que rindiera cuentas. 

Síguenos en Twitter y en Flipboard