Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unamuno y Millán Astray

Magnífico el artículo de Sergio del Molino Unamuno vence y el mito se mantiene en pie, del 9 de mayo. Luis Portillo e Ilse Barea, que el 12 de octubre de 1936 estaban en el Madrid republicano, falsearon en 1941 en Londres el incidente de la Universidad de Salamanca. Y el notable libro de los hispanistas Rabaté confirma en un 80% la versión contraria del bibliotecario Severiano Delgado, que coincide con los testimonios de Vegas Latapié y Moure Mouriño. Además, al final del acto Unamuno se despidió cortésmente de Millán-Astray, lo que demuestra que no hubo incidente entre ellos. La falsa versión no hubiera tenido trascendencia de no haberla reproducido Hugh Thomas en su célebre La guerra civil española. El incidente de Unamuno no fue con Millán-Astray; fue en realidad con el catedrático Maldonado, que acusó a los vascos: “De vivir a costa de los demás españoles, en medio de este mundo necesitado y miserable... en un paraíso de fiscalidad y altos salarios” (Rabaté, página 135). Los Rabaté acabaron reconociéndolo, y Andrés Trapiello dijo en el coloquio del día 9 en el Cervantes: “Que nunca Unamuno se hubiera burlado de las minusvalías de Millán-Astray”.— Juan Manuel Riesgo. Madrid.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.