Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una expedición por la Antártida pretende encontrar el ‘Endurance’

Un equipo internacional de científicos estudiará una gran plataforma de hielo y buscará el famoso barco del explorador Ernest Shackleton

El barco 'Endurance' atrapado en el hielo durante su mítico viaje de expedición a la Antártida. Ampliar foto
El barco 'Endurance' atrapado en el hielo durante su mítico viaje de expedición a la Antártida.

Una expedición internacional intentará el año que viene encontrar los restos del Endurance, la mítica embarcación con la que el explorador irlandés Ernest Shackleton intentó, en 1914, llegar a la Antártida para posteriormente recorrerla a pie. El investigador británico Julian Dowdeswell, director del SPRI (Scott Polar Research Institute) y profesor en la Universidad de Cambridge, dirigirá la  expedición científica que tiene como objetivo principal estudiar la plataforma de hielo Larsen C, que produjo el pasado julio uno de los icebergs más grandes de los registrados en la Antártida.

La plataforma Larsen C se encuentra muy cerca de la última localización conocida del Endurance y, aunque no sea el objetivo principal de la expedición, los científicos aprovecharán la oportunidad para intentar encontrar los restos del barco de Shackleton. “Sería una pena no hacerlo” ha declarado el profesor Dowdeswell a la BBC. “En nuestro estudio del Larsen utilizaremos vehículos subacuáticos autónomos. Pero si podemos acercarnos a la zona donde se cree que está el Endurance, los enviaremos bajo el hielo para hacer una inspección”, añadía.

El explorador irlandés Ernest Shackleto formó parte de la primera expedición oficial de la Antártida (la Expedición Discovery) dirigida por Falcon Scott. Él y su tripulación embarcaron en 1914 en el barco Endurance para realizar la osada expedición de recorrer a pie el continente antártico. Es una meta que no consiguió cumplir porque en 1915 el barco quedó encallado en el hielo del mar Weddell y acabó hundiéndose a 3.000 metros de profundidad. Shackleton y la tripulación de la Expedición Imperial Transantártica, nombre con el que se bautizó la travesía, huyeron del naufragio con los botes salvavidas y las herramientas que pudieron conseguir. Finalmente, consiguieron ser rescatados más de un año y medio después sin ninguna baja.

El reto es difícil, ya que el hielo marino del mar Weddell sigue igual de grueso y difícil de atravesar. Según informa la BBC, a pesar de los actuales avances tecnológicos en la región, este mismo año una expedición de la British Antartic Survey intentó acercarse al Larsen C, pero los icebergs de la zona lo impidieron. Julian Dowdeswell espera tener mejor suerte gracias a los vehículos cedidos por la compañía americana Ocean Infinity y a la colaboración de los expertos del SPRI, Nekton Foundation, la universidad de Canterbury de Nueva Zelanda y las universidades de Cape Town y Nelson Mandela de Sudáfrica que forman el equipo.

La plataforma de hielo Larsen C está flotando ahora en una extensión de glaciares situada al este de la península antártica, pero los científicos quieren saber cuánto falta para el colapso del Larsen C debido a que, durante el año pasado, creó 6.000 km² de bloques de hielo. La intención de The Weddle Sea Expedition es encontrar esta respuesta, realizar algunas medidas geofísicas y establecer la historia pasada de avance y retroceso del hielo para encontrar el lugar del suelo marino donde se encontraba antes la plataforma.

Más información