Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Actores y deportistas negros se suman al saludo ‘Wakanda’

La película ‘Black Panther’ populariza este gesto que la comunidad afroamericanca reivindica como un símbolo de éxito

El escritor Ta-Nehisi Coates y los actores de 'Black Panther' en el teatro Apollo de Nueva York.
El escritor Ta-Nehisi Coates y los actores de 'Black Panther' en el teatro Apollo de Nueva York. WireImage

Cuando Garbiñe Muguruza perdió el pasado viernes en Indian Wells su partido contra la americana Sachia Vickery (número 100 del ránking mundial), la tenista afroamericana hizo un curioso gesto de victoria: formó una X con los brazos sobre su pecho y con los puños cerrados. Era el saludo Wakanda, de la ficticia nación africana de Black Panther, la taquillera película sobre el superhéroe de Marvel centrada en la cultura afroamericana. Wakanda Forever, como se le conoce en inglés, es una señal de orgullo que se ha convertido en el saludo de moda en Hollywood y, también entre los atletas de élite negros.

Los actores de la película han repetido la seña y la frase "¡Wakanda por siempre!" en varias oportunidades durante la promoción del filme: Lupita Nyongo y Danai Gurira lo hicieron juntas sobre el pecho de Winston Duke en la alfombra roja de los Oscar hace unas semanas. Esa noche también lo realizó el protagonista, Chadwick Boseman, con su respectivo grito. Pero el saludo ha adquirido fuerza propia para otros afroamericanos prominentes.

Will Smith lo hizo en un vídeo que publicó en Instagram donde felicitaba a los actores por el éxito de taquilla del filme cuando superó los mil millones de dólares de recaudación y se convirtió en la película más taquillera de la historia con un superhéroe en solitario. Daniel Kaluuya, que también aparece en el filme, lo hizo sobre el escenario de los Independent Spirit Awards, cuando subió a recibir el premio a mejor película junto al director Jordan Peele, que al día siguiente ganó el Oscar a mejor guion original.

Entre los deportistas, fue Jesse Lingard del Manchester United uno de los primeros en apuntarse a este gesto después del gol de la victoria contra el Chelsea el pasado 25 de febrero. Paul Pogba, su compañero de equipo, le respondió con el mismo saludo, a modo de felicitación. Y el tenista Gael Monfils, también ha cruzado los brazos en las últimas semanas después de cada victoria: “No es solo una señal. Es todo. Es un grito diciendo que estoy apoyando a la comunidad de los Panteras Negras”, dijo el francés a los periodistas en el Indian Wells el domingo. Declaró que no se siente como un modelo a seguir por los jóvenes de su comunidad, pero que si puede transmitir el mensaje de la película con una simple seña de brazos, lo hace.

Las críticas en Internet no han tardado en llegar. Algunos usuarios de la Red se preguntan si el gesto significa que estos atletas son más leales a su raza que a su país, por tratarse Wakanda de un nacionalismo étnico (aunque sea ficticio) y también cuestionan si el público lo aceptaría si fuese una señal entre personas blancas.

Jesse Lingard del Manchester United celebra con Paul Pogba el gol de la victoria contra el Chelsea el pasado 25 de febrero. ampliar foto
Jesse Lingard del Manchester United celebra con Paul Pogba el gol de la victoria contra el Chelsea el pasado 25 de febrero. Getty Images

No es la primera vez que atletas afroamericanos reivindican los derechos de su raza antes o después de un partido. En 2016 fue noticia la protesta que surgió en el fútbol americano cuando el quarterback de los San Francisco 49ers, Colin Kaepernick, decidió arrodillarse durante el himno nacional como signo de rechazo a la brutalidad policial y la desigualdad racial en Estados Unidos.

La tenista Sachia Vickery tras ganar a la española Garbiñe Muguruza en Indian Wellsof el pasado viernes. ampliar foto
La tenista Sachia Vickery tras ganar a la española Garbiñe Muguruza en Indian Wellsof el pasado viernes. Getty Images

Esa demostración, que involucró incluso al presidente Donald Trump cuando le pidió a los dueños de los equipos que despidieran a los jugadores que no respetaran el himno, tiene una diferencia clave con el Wakanda forever: el último denota éxito y no sufrimiento. El saludo se ha convertido en una marca de la “excelencia afro”, como lo han llamado algunos medios en Estados Unidos. La tenista Vickery, por ejemplo, dijo que lo hacía simplemente porque era fanática de la película. Que la había visto dos veces durante el torneo, y que no descartaba verla algunas veces más: “Ha dado resultado”, dijo en una entrevista con la Asociación de Tenis Femenino, haciendo alusión a sus victorias.

Y a ella le sirvió también para alentar a otros compañeros. “Te veo”, escribió Vickery a Monfils en Twitter después de que él hiciera el saludo. Más tarde, en Instagram, publicó una fotografía del día de su victoria contra Muguruza y escribió la letra de una de las canciones de la banda sonora: "Un día, cuando llegue la gloria, será nuestra. Al estilo Wakanda".