Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dennis Rodman, en libertad condicional tras declararse culpable por conducir ebrio

La exestrella del baloncesto de la NBA tendrá que asistir durante nueve veses a un programa para concienciarse sobre los peligros del consumo de drogas y alcohol

Dennis Rodman el pasado junio en el aeropuerto de Beijing.
Dennis Rodman el pasado junio en el aeropuerto de Beijing. AP

Dennis Rodman ha sido condenado este lunes a tres años de libertad condicional después de declararse culpable por conducir ebrio. El exjugador de baloncesto, de 56 años, pasará 90 días en la cárcel si no cumple con los términos de su periodo de prueba, que incluyen un programa de nueve meses para concienciarse sobre los peligros del consumo de drogas y alcohol, y el pago de una multa de 390 dólares.

Rodman fue detenido el pasado 13 de enero en Newport Beach, California, retenido porque su nivel de alcohol en la sangre triplicaba el límite legal. Tras su arresto, la exestrella de la NBA decidió ingresar en un centro de rehabilitación para curarse de sus adicciones y, según ha informado su representante a E! News, Rodman ha estado sobrio durante estos últimos dos meses. "Dennis se acerca a los 60 días de sobriedad. Ha acudido a clases de apoyo y a reuniones de Alcohólicos Anónimos, ahora está disfrutando de la nueva versión de sí mismo", dijo Darren Prince, quien lleva más de dos décadas representando al exdeportista.

Precisamente ha sido su voluntad de rehabilitarse lo que ha hecho definir la sentencia, según su abogado. "El tribunal tomó la decisión correcta, teniendo en cuenta los esfuerzos realizados por Dennis para curarse", dijo el letrado Paul S. Meyer. "Dennis ha asumido su responsabilidad de estar sobrio y ha progresado mucho", agregó. Rodman ingresó a mediados de enero en el Turning Point Rehabilitation Center de Peterson, en Nueva Jersey, donde ya había seguido un programa de rehabilitación en 2014.

No era la primera vez que el cinco veces campeón de la NBA, que lleva más de 17 años luchando contra su alcoholismo, es arrestado por su comportamiento al volante. En febrero de 2017 fue condenado a 30 horas de servicio a la comunidad por causar un accidente de tráfico al equivocarse en una salida de la autopista y, además, conducir sin carné.