Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otra opción a la retirada de estatuas

A pesar de que infames personajes de nuestra historia siguen teniendo su estatua en pie hoy en día, la decisión partidista de la retirada de estatuas merece un juicio más profundo antes de tomar decisiones, y hay una solución alternativa a esto.

Nos encontramos con varios puntos a tener en cuenta antes de decidir quién se queda y quién se va. Porque, ¿a qué momento en la historia nos remontamos para juzgar al personaje? ¿Qué actos vamos a tener en cuenta? ¿A quién retiramos? ¿A dictadores, miembros de la realeza, políticos, empresarios...? Ante tantos puntos a tener en cuenta, ¿no sería mejor poner una placa junto a la estatua con una breve descripción del personaje y sus actos más destacados? Esta leyenda debería describir tanto los buenos como los malos actos —en el caso de que los hubiera—. De esta manera, no olvidaríamos parte de nuestra historia —a lo mejor hasta nos ayudaría a no tropezar dos veces con la misma piedra— y todo el mundo podría saber quién fue quién y qué hizo para estar ahí. Cada uno sería libre de juzgar según sus ideales.— Pascual Delso Barra. Zaragoza.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.