Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santacana: “Arantxa y yo llevábamos cinco años sin tener relaciones”

El marido de la tenista asegura que "tengo miedo a ir a la cárcel. Espero que algún día prevalezca la verdad"

Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana en Barcelona en 2013.
Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana en Barcelona en 2013.

Josep Santacana se asoma esta semana a las páginas de la revista ¡Hola! para dar su versión en exclusiva de su divorcio de Arantxa Sánchez Vicario, la custodia de sus hijos y los problemas judiciales que tienen. Hasta ahora, el empresario se había pronunciado de manera indirecta, a través de intermediarios.  "Llevamos separados caso dos años, aunque la situación venía viciada. Llevábamos sin tener relaciones cinco años", explica el empresario. La tenista, sin embargo, asegura que la separación se produjo después del verano. Sánchez Vicario ofrece su propia versión en la misma publicación donde lo ha hecho su exmarido.

Santacana habla también del proceso de divorcio. "Arantxa y yo habíamos acordado hacerlo todo de mutuo acuerdo y así fue, hasta que el 13 de diciembre se fue con nuestros hijos, sin avisar y sin mi consentimiento, a casa de su hermano Emilio". El mayor de los Sánchez Vicario vive a dos horas de Miami, donde tiene junto a Javier Casal una escuela de tenis. "Ese día me asusté muchísimo y hablé desesperado con mi abogado. El disgusto me provocó una arritmia cardiaca de tercer grado por la que estuve ingresado desde el día 13 hasta el 22 de diciembre".

Sobre cuál ha sido el motivo de la separación, Santacana explica: "Se nos acabó el amor. Se acabó poquito a poquito. Nos ha perjudicado todo lo que nos ha sucedido. La presión, los años de tensión con la familia, el triste proceso judicial que tuvimos con la familia de Arantxa".

En referencia a la solución al conflicto añade: "Tenemos una coordinadora para mediar hasta que llegue el divorcio. Espero que todo se solucione pronto porque necesito ver a mis hijos... y me lo impiden". Sobre la custodia de los pequeños explica a la publicación que no ha solicitado la completa, sino que están negociando la custodia compartida.

Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana de vacaciones en Ibiza en 2014. ampliar foto
Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana de vacaciones en Ibiza en 2014.

En los últimos días se ha asegurado que Santacana presentó un informe que sostenía que la tenista estaba incapacitada psicológicamente para cuidar de sus hijios. "El informe lo aporté el día que se llevó a los niños sin mi permiso ni previso aviso a la casa de su hermano Emilio. Arantxa me colgó el teléfono y no me respondió a los desesperados mensajes. Mi abogado me dijo que había que hacer una orden rápida porque hay padres que se llevan a sus hijos y no aparecen. Ver a Arantxa es misión casi imposible. El día que salió la noticia de que podíamos ir a la cárcel por la reclamación judicial en Suiza fui a casa a hablar con ella.... pero después de mucho tocar el timbre no me abrió". Y añade: "Arantxa está encerrada con mis hijos en casa sin salir. Yo sufro mucho y lloro por mis hijos". La tenista asegura, sin embargo, que ella no impide que el padre vea a los menores.

Sobre el futuro, Josep Santacana habla. "Tengo miedo de ir a la cárcel. Espero que algún día prevalezca la verdad. ¿Si buscaba amor o dinero? Arantxa al principio solo tenía deudas. Yo la apoyaba, y quien diga que es por dinero se equivoca". El empresario sostiene que cuando se casaron en 2008 tuvo que firmar una ampliación de las capitulaciones "para asegurarse que no me podría llevar nada".

También explica cómo es su situación sentimental. "Sí, tengo novia. Llevo dos años separado. Llevo saliendo con Raquel un año y dos meses. Es española, de Madrid, y la conocí en Barcelona. Trabajo en el sector inmobiliario", concluye.