Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por JORGE RODRÍGUEZ

Adiós al ganso ‘Thomas’, todo un ejemplo del ‘amor sin barreras’ en el mundo animal

El ave vivió 24 años junto al cisne 'Henry' y le siguió cuando le abandonó por otro ejemplar

'Thomas' junto a la pareja de cisnes ('Henry' y 'Herriette') y su polluelos.
'Thomas' junto a la pareja de cisnes ('Henry' y 'Herriette') y su polluelos. FACEBOOK

Para los habitantes del pequeño pueblo costero de Waikanae (10.600 habitantes, Nueva Zelanda), Thomas era mucho más que un ganso que se había quedado ciego con el paso de los años. Era un ejemplo del amor sin barreras en el mundo animal. Después de cuatro décadas disfrutando de la compañía de Thomasla esperanza de vida de los gansos se puede extender a los 30 años en los mejores casos— en el lago de Waimanu le preparan un emotivo funeral.

La vida de Thomas fue atípica. Tanto, que sus preferencias a la hora de formar pareja le convirtieron en una celebridad local. Los gansos viven en grupos familiares pequeños y se aparejan de por vida, pero Thomas se separó del resto de los ejemplares de su especie y vivió durante 24 años con Henry, un cisne negro, en la orilla de la laguna Kāpiti. Y cuando Henry le dejó para emparejarse con Henrietta, una cisne con la que tuvo 68 pichones, Thomas se sumó a la pareja y los acompañó hasta que Henry murió.

Thomas formó un triángulo amoroso con la pareja de cisnes y les ayudó con las crías. Con ellos pasó seis años, hasta que Henry murió en 2009. "Quedó desconsolado. De vez en cuando se le podía escuchar llorar", ha comentado el criador de pájaros Mick Peryer al diario StuffEntonces, Henrietta, abandonó a Thomas y se marchó con otro cisne. "El pobre Tom se quedó solo", se lamenta Peryer.

Thomas será enterrado junto a Henry, con una mazorca de maíz y una placa con su nombre. "Será un día especial, abierto a cualquiera que desee despedirse. Esperamos verte allí", invitan desde la página de Facebook de Waimanu

Aunque las desgracias de este peculiar ganso no se acabaron con la muerte de su compañero. Tiempo después, engendró a sus propios polluelos con otras hembras de la zona, pero se las robó otro ganso llamado George. "Podías ver a George con las crías y a Thomas detrás de ellos", recuerda el cuidador de las aves.

Una creciente ceguera hizo que Thomas fuera trasladado en 2013 al centro Wellington Bird Rehabilitation Trust, en Ohariu Valley, donde pasó sus últimos años de vida. Allí convivió con otras aves ciegas y continúo ejerciendo el papel de padre putativo con otros polluelos de la reserva.

Sus elecciones vitales hicieron que apareciera en algunos programas de noticias, que lo apodaron Timothy. "¡Nos encantó tener a Thomas como parte de la familia WBRT! Lo hemos tratado con amor y especial cuidado. Thomas, nuestro buen amigo, te extrañamos de todo corazón. Puedes descansar en paz", publicó el centro donde pasó sus últimos días este peculiar ganso.

Más información