Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Vuelta al pasado con BlackBerry KEYone

El terminal incorpora un completo teclado QWERTY y funciones para mejorar la comunicación y la seguridad

El nuevo modelo de BlackBerry presenta un teclado mecánico debajo de la pantalla táctil.

Hace tan solo una década BlackBerry era, con el permiso de Nokia, uno de los grandes de la telefonía móvil. Pero la llegada de los smartphones pilló desprevenida a la firma y su momento pasó, hasta el punto de desaparecer por completo. Ahora resucita de la mano del fabricante chino TCL Communication —adquirió la licencia para utilizar la marca a finales del año pasado— con el objetivo de revivir sus tiempos de gloria.

El dispositivo con el que quiere conseguirlo se llama KEYone y su principal peculiaridad es que retoma el teclado físico característico de los modelos más exitosos de la firma. Así, bajo su pantalla de 4,5 pulgadas, encontramos una botonera tipo QWERTY en la que hay un total de 35 teclas, incluyendo una barra espaciadora que hace las veces de lector de huellas (y funciona de maravilla).

Análisis y valoración

Vuelta al pasado con BlackBerry KEYone
Vuelta al pasado con BlackBerry KEYone

Después de tantos años empleando una pantalla táctil, cuesta varios días acostumbrarse a escribir de nuevo con un teclado físico. Curiosamente, tras dos o tres días de uso notamos cómo volvemos a coger soltura y se reducen los errores tipográficos. Su funcionalidad va más allá de escribir, ya que todo el conjunto de teclas sirve también como una gran superficie táctil con la que desplazarse por correos electrónicos, páginas web y todo tipo de contenidos, incluidos los menús.

FICHA TÉCNICA

Pantalla: 4,5 pulgadas, IPS, 1.620x1.080 píxeles, 433 ppp, color 24 bits, ratio 3:2

Procesador: Qualcomm Snapdragon 625 octa core 2.0 GHZ, Adreno 506 64 bits

Memoria RAM: 3 GB

Almacenamiento: 32 GB / Ranura para microSD hasta 2 TB

Cámara: Trasera de 12 megapíxeles con autofocus, grabación 4K a 30 fps, HDR, f2.0, flash LED Dual Tone, zoom digital 4x. Frontal de 8 megapíxeles con apertura f2.2, vídeo Full HD

Batería: 3505 mAh, carga rápida

Sistema operativo: Android 7.1 Nougat

Tamaño: 149,3x72,5x9,4 mm

Peso: 180 gramos

Conectividad: WiFi 802.11a/b/g/n/ac con soporte para WiFi Direct, Bluetooth 4.2, NFC, GPS

Sensores: Acelerómetro, magnetómetro, giróscopo, proximidad, luz ambiental, Hall

Teclado: Corrección textual, predicción de la próxima palabra

Otros: USB Tipo C

Además, cada una de las teclas puede personalizarse como un acceso rápido a un contacto o aplicación. Esta característica, activada por defecto y personalizable a través de la app ‘Atajos de teclado’ incluida en el sistema operativo, permite por ejemplo lanzar Facebook con una pulsación larga sobre la letra F o llamar a una hipotética María o enviarle un mensaje al realizar esa misma acción sobre la M.

Los atajos se completan con la presencia de una tecla adicional en el lateral del terminal y configurable para realizar distintas funciones. La idea es interesante, aunque la ubicación de este botón es bastante confusa, porque ocupa el espacio que por instinto tocamos para encender, apagar o bloquear el dispositivo: está en el lateral derecho del equipo, bajo los controles de volumen, mientras que el botón de encendido se traslada al lado izquierdo. De ahí que las equivocaciones entre una y otra sean constantes.

¿Multimedia?

Con tecnología IPS y una resolución de 1.620x1.080 píxeles, su pantalla ofrece buenos niveles de detalle y colores fieles a la realidad. Su relación de aspecto 3:2 invita a navegar por Internet o leer textos, pero no está adaptada a la mayoría de aplicaciones y, mucho menos, resulta adecuada para la reproducción de contenidos multimedia: es inevitable que aparezcan unas barras negras que la adaptan al tradicional 16:9 de los vídeos. Así que, aunque tenga 4,5 pulgadas, la superficie de visualización se reduce sustancialmente. Por otro lado, el sonido es bastante limitado, con un único altavoz situado en la parte inferior.

Estas características nos invitan a pensar que no se trata de un smartphone para el gran público, sino más bien un dispositivo orientado al uso profesional. Esta sensación se confirma al revisar la personalización que BlackBerry hace del sistema operativo y que tiene como objetivo mejorar la productividad y la seguridad. Un ejemplo claro es el menú lateral que se despliega para revisar en una sola pantalla todas las comunicaciones: mensajes, redes sociales, correo electrónico, llamadas, eventos del calendario…

Otro es la app de gestión de permisos DTEK, que permite revisar la información a la que acceden las distintas aplicaciones y ajustarla en función de nuestro criterio. Además, cada vez que se abre realiza un análisis del estado de seguridad del dispositivo y avisa para tomar precauciones si lo considera oportuno.

Todas estas opciones de software compensan el uso de un procesador de gama media como el Qualcomm Snapdragon 625, que ofrece un rendimiento positivo en líneas generales, aunque se atasca un poco cuando se le exige demasiado. En lo que sí destaca es en la autonomía, que hemos conseguido extender más allá de día y medio.

LA COMPETENCIA

HTC U11: Sus laterales esconden un sensor de doble presión que se activa cuando se presiona el teléfono con la mano para acceder a aplicaciones o a distintas funciones dentro de ellas.

Samsung Galaxy S8: Sus principales características giran en torno a la pantalla, con 6,2 pulgadas, resolución Quad HD+ (2.960x1.440 píxeles) y que ocupa el 83% de la superficie frontal.

iPhone 8: Su pantalla retina de 4,7 pulgadas tiene tecnología TrueTone, que ajusta automáticamente el balance de blancos según la iluminación del entorno para que la pantalla se vea de forma óptima en cualquier situación.

Huawei Mate 10: El procesador incorpora una unidad dedicada al procesamiento neural (NPU) que permite disfrutar de inteligencia artificial: el teléfono va aprendiendo de lo que hacemos para adaptar su modo de funcionamiento, optimizar los recursos del sistema o reconocer imágenes.

Sony Xperia XZ1: Con grabación a cámara súper lenta (960 fps), incluye una app (Creator 3D) para escanear personas y objetos en tres dimensiones, que pueden usarse para imprimirse, convertirse en avatar de juegos o enviarse como sticker en apps de mensajería.

De negocios

El exterior también habla de entornos profesionales, con un cuerpo robusto y demasiado voluminoso para los cánones actuales en el que se combinan el color negro de la carcasa con el tono plateado característico del aluminio anodizado empleado para el marco.

En la cubierta trasera, engomada para facilitar el agarre, sobresale la cámara. Con una lente de gran tamaño, posee 12 megapíxeles de resolución y apertura f2.0, así como HDR y enfoque automático. Gracias a su app es posible ajustar bastantes parámetros que ayudan a mejorar las fotografías (ISO, enfoque, balance de blancos, exposición) y los resultados son adecuados en los entornos luminosos, mientras que en lugares mal iluminados o escenas nocturnas el ruido aparece con facilidad.

BlackBerry KEYone es un smartphone recomendable en entornos profesionales en los que lo más importante es controlar la comunicación por diferentes vías (correo electrónico, teléfono, mensajería, redes). Su rendimiento es suficientemente fluido para este uso y su configuración se compensa con una apuesta importante en el terreno del software.

CONCLUSIÓN FINAL

Lo mejor: La autonomía alcanza el día y medio, cuenta con opciones de software ideales para mejorar la productividad y la seguridad y su lector de huellas funciona a la perfección.

Lo peor: El formato de la pantalla (3:2) dificulta la visualización de contenidos multimedia y el procesador no se corresponde con un terminal de gama alta.

Veredicto: Se trata de un móvil recomendado exclusivamente para entornos profesionales.

COMPRA ONLINE

BlackBerry KEYone, Pantalla de 4,5 pulgadas, Qualcomm Snapdragon 625 octa core 2.0 GHZ y cámara trasera de 12 megapíxeles con autofocus.

Compra por 399,99€ en Amazon

Suscríbete a la newsletter de El PAÍS Escaparate.

Más información