Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

GoPro Hero6 Black: más acción

Probamos la última versión de la popular cámara de acción que graba en 4K a 60 fps y en cámara súper lenta con calidad Full HD

La nueva GoPro Hero6 Black ofrece vídeo Full HD en cámara súper lenta.

GoPro lleva un par de años muy duros: la caída en las ventas, el reciente cierre de la división de drones, despidos en su plantilla y una importante reducción en el valor de sus acciones han protagonizado su actualidad en los últimos tiempos. La firma no se rinde, y espera superar la situación gracias a la renovación de su familia de cámaras de acción. La más avanzada de todas las novedades es la Hero6 Black, que, más que un producto nuevo, puede considerarse como una mejora de la Hero5 Black que ya probamos el año pasado.

Análisis y valoración

GoPro Hero6 Black: más acción
GoPro Hero6 Black: más acción

Su aspecto exterior se ha mantenido intacto. No es una mala idea porque está muy conseguido: es compacto y ligero, resulta cómodo de sujetar gracias a su acabado en goma rugosa y, lo más importante, es resistente al agua (se puede sumergir hasta 10 metros) sin necesidad de utilizar una carcasa adicional. Gracias a ello, también es compatible con accesorios de las generaciones anteriores como soportes, fundas o piezas de repuesto.

Por otro lado, hereda su forma de uso y control. Así, cuenta con un botón de encendido y apagado que sirve para cambiar entre los modos de vídeo y foto; otro a modo de disparador; y una pantalla táctil para gestionar todas las funciones. Las dos pulgadas de esta superficie hacen que seleccionar algunas opciones sea complicado y tampoco son muy adecuadas para obtener previsualizaciones con la suficiente claridad. Si a eso le sumamos que no responde todo lo rápido que nos gustaría, nos encontramos ante uno de los principales puntos débiles del dispositivo.

Ficha técnica

Pantalla: LCD monocromo no retroiluminada, pantalla táctil de 2 pulgadas a color

Resoluciones de vídeo: 4K a 60 fps, Full HD a 240 fps

Fotografía: 12 megapíxeles

Modo de disparo: Foto, vídeo, ráfaga, timelapse

Conectividad: Wi-Fi 5GHz, Bluetooth

Dimensiones: 62,3 x 44,9 x 33 mm

Peso: 92,5 g

Otros: QuickStories, acceso a Cloud, estabilización de imagen electrónica, resistencia al agua a 10 metros de profundidad, control por voz, almacenamiento en microSD, compatible con RAW

Existe un método de control adicional: los comandos de voz, disponibles en español. Así, con sólo decir en voz alta “GoPro Inicia Vídeo” o “GoPro Dispara una Ráfaga”, la cámara responde inmediatamente. En total, son 12 instrucciones diferentes entre las que se incluyen las principales funciones del modelo y a las que se añade una muy curiosa: marcar sobre la marcha como favorito un momento del vídeo. En líneas generales, estos comandos funcionan bien y activan las funciones de forma inmediata, aunque la excepción se produce cuando el entorno es muy ruidoso. Si hay mucho viento, por ejemplo.

En el interior

Si repasáis el análisis que en su día hicimos de la GoPro Hero5, veréis que la mayoría de las características que acabamos de comentar se repiten, al igual que la experiencia de uso. Entonces, ¿dónde está la novedad? Pues principalmente en el interior de la cámara: incorpora un nuevo procesador, diseñado por la propia firma, que presume de mejorar la calidad de las imágenes, duplicar la velocidad de los fotogramas de vídeo, implementar el rango dinámico y el rendimiento con poca luz y perfeccionar la estabilización de imagen.

La GoPro Hero6 Black es sumergible hasta 10 metros sin la necesidad de una carcasa. ampliar foto
La GoPro Hero6 Black es sumergible hasta 10 metros sin la necesidad de una carcasa.

De esta manera, la Hero6 Black estrena resoluciones y velocidades de captura: 4K a 60 fps y Full HD a 240fps, es decir, a cámara súper lenta. Ambas proporcionan estupendos resultados, aunque tienen sus limitaciones: la óptica se mantiene en gran angular, los archivos se guardan en formato HEVC (por lo que habrá ocasiones en las que sea necesaria su conversión para poder reproducirlos) y, lo más importante, no admiten la estabilización de imagen. Así que os podéis imaginar que, cuando se graba mientras se practican deportes extremos o en terrenos muy irregulares, los movimientos se notan demasiado. Por ello, en casi todos los supuestos recomendamos seleccionar otras configuraciones que sí hacen posible utilizar esta característica. En estos casos los vídeos capturados son admirables, tanto por la reducción de las vibraciones como por el color y la nitidez que se percibe e, incluso, por la calidad del sonido.

Aunque muchos usuarios eligen una configuración automática de los parámetros de la imagen, la cámara permite ajustar elementos como el ISO, el balance de blancos o la velocidad de obturación de manera manual, perfeccionando un poco más los resultados obtenidos. Además, y partiendo de la idea de que este tipo de cámaras no se crean para la fotografía, la Hero6 Black toma imágenes de 12 megapíxeles en formatos JPG o RAW. Destaca la posibilidad de utilizar un modo HDR para mejorar las imágenes cuando hay sombras o zonas muy iluminadas, aunque en ningún caso conseguimos grandes resultados. Menos aún en las escenas nocturnas.

Conectada

El mejor amigo de esta cámara es el smartphone. Con la aplicación GoPro es posible encuadrar tomas, iniciar y detener la grabación y ajustar la configuración. Además, facilita la conexión continua entre ambos dispositivos para transferir fotos e imágenes de forma rápida sin depender de una conexión Wi-Fi tradicional: se realiza a través de una red propia que se apoya en el Bluetooth para que no se penalice la autonomía, de la que este dispositivo no va precisamente sobrado (unas dos horas). Pese al esfuerzo que se ha hecho en este sentido, solo podemos recomendar el uso de esta alternativa para pasar vídeos al móvil cuando se trata de cortes no muy largos y que no pesen mucho; de otra forma, es una tarea que se eterniza y nos hace preferir un método más tradicional: cable y ordenador.

El mejor amigo de la GoPro Hero6 Black es el 'smartphone'.
El mejor amigo de la GoPro Hero6 Black es el 'smartphone'.

La otra aplicación de (casi) obligado uso es QuikStories, pensada para crear vídeos de forma automática con las escenas y fotografías capturadas. Además de tener en cuenta las seleccionadas como favoritas, analiza las imágenes y datos procedentes de los sensores para detectar los momentos más importantes y destacarlos dentro de esta creación. Su uso es muy sencillo, ya que basta con elegir un tema y las imágenes para que la propia app defina la música, transiciones y efectos. Todo es personalizable, así que también es posible seleccionar el sonido, los textos o las animaciones hasta que se ajusten a lo que queremos. Su limitación está en que, por el momento, solo admite formatos 16:9 y 1:1.

La competencia

TomTom Bandit: Graba vídeo con calidad 4K, su batería ofrece hasta 3 horas de autonomía (según la resolución elegida), es sumergible a 40 metros y su aplicación incluye funciones de edición.

Xiaomi YI 4K+: Es capaz de grabar vídeo con resolución 4K a 60 fps y permite utilizar el sistema electrónico de estabilización de imagen en modo 4K a 25 fps.

Sony RX0: Su cuerpo de duraluminio hace que sea resistente a los golpes (caídas desde 2 metros), al aplastamiento y al agua (sumergible a 10 metros de profundidad).

Digna sucesora

GoPro Hero6 Black es, sin duda, una de las mejores cámaras de acción del momento por sus prestaciones y capacidades. Tiene margen de mejora: una autonomía muy justa, fotografías nocturnas que dejan que desear y limitación del uso de la estabilización de imagen en algunos modos son los aspectos en los que debería centrarse la firma para perfeccionarla. Tampoco podemos olvidar que es un modelo caro. ¿Merece la pena frente a una destacable Hero5 Black? ¿Y comparada con modelos más económicos de la competencia? Para muchos, las mejoras no serán suficientes para justificar el aumento de precio.

Conclusión final

Lo mejor: Su estabilización de imagen, que sea resistente al agua sin necesidad de utilizar una carcasa y la posibilidad de elegir entre distintas resoluciones y modos de vídeo.

Lo peor: La calidad de las fotografías en entornos mal iluminados (o de noche) y su precio, ya que es la GoPro más cara hasta la fecha.

Conclusión: Más que un nuevo modelo, es una mejora de la anterior GoPro Hero5 Black. No tiene por qué ser algo malo: sigue siendo una de las mejores cámaras de acción del mercado, aunque tiene margen de mejora y es algo cara.

COMPRA ONLINE

GoPro Hero6 Black: vídeo 4K a 60 fps o FHD a 240 fps; control por voz; estabilizador de vídeo avanzado; sumergible hasta 10 m sin carcasa; Wi-Fi.

Compra por 429€ en Worten

Suscríbete a la newsletter de El PAÍS Escaparate.

Más información