Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chema Martínez y ‘Runnin’, el cuarto ‘hijo’ del atleta

Chema Martínez y su perro 'Runnin'.

LO ÚNICO que tiene de deportista el perro de Chema Martínez es el nombre: Runnin (“sin la g final”). Cada mañana, cuando el exatleta de fondo, campeón de ­Europa de 10.000 metros en 2002, sale a correr, lo hace solo. Su schnauzer miniatura prefiere esperarle tumbado en el jardín. “De cachorro probé a llevarlo conmigo un rato, pero yo canso a cualquiera”, dice este madrileño, de 46 años. Solo en 2017 recorrió “8.000 kilómetros”. Nadie le sigue el ritmo, aunque todos en su familia viven el deporte de manera especial. Sus tres hijos lo llevan en la sangre, porque su mujer también ha sido olímpica (en hockey). Y él, alejado hoy del deporte de alto rendimiento, se ha convertido en un gurú del running, eje de su sección radiofónica Kilómetro 42 en la cadena Cope.

El exatleta y campeón europeo Chema Martínez, con su perro Runnin en su casa de Las Rozas.
El exatleta y campeón europeo Chema Martínez, con su perro Runnin en su casa de Las Rozas.

Cuando Martínez regresa de sus sesiones diarias de ejercicio, se prepara un buen plato de fruta (come más de tres kilos al día). “En cuanto empiezo a pelarla, el perro asoma la cabeza para pedirme un trozo. Sus favoritas son el melón y la manzana”. En su cuenta de Instagram (con más de 100.000 seguidores) hay decenas de fotos de amo y mascota compartiendo meriendas. Martínez nunca había tenido mascota y después de estos cuatro años le cuesta imaginar una vida sin el animal. “Lo quieres como a uno más de la familia, requiere los mismos cuidados y te da muchísimo cariño”, explica. “Ahora, cuando me preguntan cuántos hijos tengo, siempre respondo: ‘Tres y Runnin”.

Más información