Cinco trucos de los profesionales para fotografiar fuegos artificiales con el móvil

Pequeños secretos para triunfar esta Nochevieja en Instagram con una instantánea perfecta aunque no lleve la cámara encima

A quién no le ha pasado alguna vez: se encuentra con los mejores fuegos artificiales explotando ante usted y por la cabeza se le pasan un montón de nombre de amistades o familiares con quien querría compartir el momento en todo su esplendor. Digamos, por ejemplo, que se encuentra este 31 de diciembre en Sydney, famoso por sus espectaculares castillos de fuego de Nochevieja. Pero por supuesto no lleva cámara ni trípode (¿quién sale en Fin de año con eso?, puede incluso que se esté preguntando), trata de enfocar con el móvil, pero el resultado no se parece en dada a la maravilla que ve ante sus ojos.

¿Es posible sacar buenas fotos nocturnas con un smartphone? Definitivamente, sí. Las recomendaciones de los fotógrafos para retratar fuegos artificiales y triunfar en Instagram en Nochevieja incluyen algunos trucos y aplicaciones móviles a tener en cuenta.

1. Cómo elegir la localización perfecta

Si no quieres que tus fotos sean una sucesión de fondos negros con chispas de colores ponte creativo y busca un encuadre diferente. Algunos destinos, como Dubái, garantizan el éxito porque lanzan una media de nueve toneladas de material pirotécnico de forma simultánea desde 650 localizaciones. Si no es el caso y estás en la plaza mayor de cualquier ciudad, considera buscar un balcón, cafetería o terraza altos, o apuesta por un elemento que enmarque la foto, como las ramas de un árbol en un extremo.

Evite fotos anodinas con un fondo negro y los fuegos artificiales como puntos de luz: busque un marco como un árbol o un edificio

“Fotografiar fuegos artificiales puede ser un reto creativo. Recomendaría buscar lagos, charcos, fuentes, cualquier superficie de agua que pueda reflejar esa iluminación en el cielo. Otra forma interesante es retratar a una persona contemplando esos fuegos porque da la magnitud del paisaje. Le pedimos que se sitúe a cierta distancia de nosotros, que se quede clavado en el sitio durante unos segundos, sin moverse, enfocando con una linterna al cielo. Ese pequeño punto de luz, en larga exposición, da mucho juego”, propone Guillermo Puerta, fotógrafo autodidacta especializado en fotografía nocturna.

Si no conoces el lugar, pregunta a los vecinos para saber a qué hora y exactamente dónde se lanzará la pirotecnia para conocer el terreno y acércate lo máximo posible. Un detalle sin importancia que puede estropear la sesión de fotos: lleva la batería del móvil cargada al 100% y considera un cargador externo: en Sydney los fuegos artificiales duran 15 minutos y la cámara se come la batería.

2. Estabiliza el móvil, como sea

Esta es la clave para conseguir una buena foto; de lo contrario todas saldrán trepidadas (movidas). Si el espectáculo pirotécnico nos ha pillado completamente desprevenidos es posible que vayamos solo con la cartera, las llaves y el móvil en el bolsillo. Pero si podemos llevar un mini trípode —mejor con patas flexibles que se pueden enganchar a una rama de árbol o una señal de tráfico— y un adaptador para sujetar el teléfono habremos conquistado el mundo.

Si no tenemos trípode podemos buscar una superficie estable, ya sea un cubo de basura o dos piedras para colocar el móvil. Y se recomienda disparar con retardo —dos segundos será suficiente— para apartarnos y no mover el teléfono mientras fotografía.

3. Con cámara: ajuste así los parámetros básicos

"El concepto es muy sencillo: casi siempre disparamos en automático con el móvil, pero para fotografiar fuegos artificiales o cualquier escena nocturna hay que activar el modo manual. Así podemos establecer los parámetros que necesitamos: flash desactivado, balance de blancos automático, enfoque al infinito, el ISO más bajo posible, entre 100 y 200, y hacer pruebas de velocidad entre ¼ y 4 segundos", señala Ramón Peco, periodista experto en Tecnología y profesor de Fotografía en la Escuela de Arte Pedro Almodóvar.

Y añade: "Necesitamos larga exposición para que la cámara capte la escasa luz en la oscuridad. El truco está en disparar ráfagas, como cuando se cazan rayos, varias ráfagas captarán algún fuego seguro. Recomendaría siempre revisar la composición antes de disparar. Mejor fotografiar en horizontal porque podemos dar contexto con la arquitectura cercana. Hay que fijarse para no cortar las piernas si incluimos un personaje, ni perder de vista elementos como una farola que nos está iluminando demasiado o unos cables de alta tensión que no habíamos visto y estropean la imagen. Tampoco hay que quedarse en un lugar si tenemos escasa visión: habría que moverse y buscar otro encuadre".

4. Antes de subir a Instagram retoca la imagen

Si hemos seguido todas las indicaciones anteriores solo quedaría un paso final antes de subir la fotografía a redes sociales: retocar la imagen. Cuando disparamos en RAW podemos aprovechar al máximo la calidad del original para conseguir el efecto que buscamos. "Yo apuesto por varias app para retocar la escena nocturna, con fuegos o sin ellos", comenta Puerta.

Y concluye: "Recomendaría Snapseed y Ligthroom para móvil porque las dos soportan soportar RAW y puedes hacer la foto directamente desde la aplicación, que ofrece algunos parámetros extra. Aquí ajustaría curvas, tono, contraste. Y si queremos añadir filtros con un rollo vintage… recomiendo la aplicación VSCO, que es muy intuitiva".

Con todo esto, la foto perfecta de los fuegos artificiales está asegurada.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción