Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
el pulso

Estos son los personajes que han incendiado Twitter en 2017

Los temas más comentados y los personajes más seguidos en Twitter a lo largo de 2017 retratan a la sociedad española. Este es un recorrido por esos ‘trending topics’ y su impacto en la política.

Imagen de la cuenta de Twitter de Manuel Bartual, que arrasó el pasado verano contando sus vacaciones rn a base de tuits.
Imagen de la cuenta de Twitter de Manuel Bartual, que arrasó el pasado verano contando sus vacaciones a base de tuits.

EL RELATO DE España en 2017 se podría contar de hashtag en hash­tag. Ese palabro raro —que significa etiqueta en inglés, y que sabe pronunciar hasta nuestra tía la del pueblo— se ha convertido en el símbolo de la comunicación moderna. En Twitter, los hashtags informan sobre los temas más seguidos en tiempo real (los famosos trending topics) por los usuarios, que son más de 330 millones en todo el mundo; en España, una media aproximada de 11 millones. Recorrer lo acontecido en esta plataforma de microblogging a lo largo del año que se acaba puede esbozar un retrato apresurado de la sociedad española.

Empecemos por el tuit más retuiteado (valga la redundancia): “Por respeto a las víctimas y a sus familias por favor NO compartas imágenes de heridos en el atropello de #Ramblas de Barcelona”. Era la tarde del 17 de agosto. La inspectora Carolina González, community manager de la Policía Nacional (con más seguidores que el FBI), acababa de comer cuando vio en Twitter que “algo raro estaba pasando en Barcelona”. A los 15 minutos, ­@­policia publicaba el primer mensaje. La información debía ser útil para el ciudadano: “Hay que ser ágil y a la vez calmar a la población”. Y advirtió: “Si difundes ciertas fotografías, interfieres en el trabajo de los agentes”. De ahí la importancia del famoso mensaje.

De las 10 cuentas con más menciones en España, 5 pertenecen a políticos. Se habla de desafección de los ciudadanos hacia sus representantes, pero esto refleja que —para bien o para mal— sí que importa lo que escriban

De las 10 cuentas con más menciones en España, 5 pertenecen a políticos. Se habla de desafección de los ciudadanos hacia sus representantes, pero esto refleja que —para bien o para mal— sí que importa lo que escriban en los (ahora) 280 caracteres. Más en este año, con el desafío independentista catalán y las primarias socialistas. El number one es Carles Puigdemont, seguido por Pedro Sánchez, Mariano Rajoy, Pablo Iglesias y Gabriel Rufián. A veces parece que Twitter defina la agenda política. “Si quieres saber de qué habla la gente, te metes y lo ves”, dice Ignacio Urquizu, sociólogo y diputado del PSOE. El riesgo es que a los políticos les pueden llegar a afectar tanto los comentarios como para que no sean capaces de tomar decisiones ni llegar a acuerdos. “Hay que poner distancia. Las redes sociales influyen tanto que sesgan la política”, reconoce Urquizu. “Y también hay cierta pereza intelectual que explica este auge: es más fácil leer un par de tuits que un libro”.

Aunque también se puede hacer ficción. Que se lo digan a Manuel Bartual, que arrasó en verano con una inquietante historia sobre sus vacaciones narrada a base de tuits. “Era la hora de la siesta. Me conecté y se me ocurrió matar así el tiempo. Nunca pensé que tendría tanta repercusión”, dice Bartual, ilustrador y diseñador gráfico de 38 años. Otro participante en el relato interactivo global fue Gerard Piqué, el deportista que más debate ha generado en España. Al futbolista catalán se le puede aplicar el dicho (o el tuit): “Cada vez que habla, sube el pan”. Y encantado con su audiencia está @­diostuitero, un abogado que ha hecho del humor religión para colarse en el top 10. “A la gente le hace gracia leer ‘Dios te ha seguido’. Es una experiencia religiosa”. Y tanto. Junto con otros como @norcoreano, ha fundado la Agencia Plop, donde enseñan a las empresas cómo gestionar perfiles sociales. ¿Cree @­diostuitero que lo que acontece en la plataforma nos retrata como sociedad? “Para nada. Creo que cada vez es mayor la diferencia. Si se votara solo en Twitter, el presidente sería Alberto Garzón”. Puede que la red social sobredimensione la realidad, pero también hay que reconocerlo: engancha. ¡Feliz año tuitero!