_
_
_
_

“Hay un episodio de espionaje en mi vida”

Arturo Pérez-Reverte charla con Berna González Harbour sobre los libros que le han ayudado a construir 'Eva' y recuerda su época de reportero de guerra

José Nicolás

A Arturo Pérez-Reverte no le gustan las historias de espionaje modernas. Por eso, Falcó y Eva, las últimas novelas del autor, se sitúan en los años 30. Para él, “los espías de hoy están muy condicionados por la tecnología, mientras que antes eran más artesanales y era muy importante la capacidad del individuo. El paisaje de esos espías pioneros me interesa mucho más”, comenta en conversación con Berna González Harbour en ¿Qué estás leyendo?, que en esta ocasión se desplazó hasta la sede de la editorial Alfaguara en Madrid.

Más información
Arturo Pérez-Reverte y el mundo de Falcó
Frederick Forsyth: “Snowden y Assange son unos traidores”

Su experiencia como reportero de guerra le ha servido mucho para elaborar esta serie; porque Falcó no es solo imaginación: “he conocido a varios Lorenzo Falcó en mi vida, tengo algunos en mi agenda; ninguno es él, pero de cada uno, de su maldad, de su violencia, de su falta de escrúpulos... he cogido señas que me han servido para crear este personaje”.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Antes de repasar los libros que le han ayudado a construir estas novelas, y recordando las memorias del escritor británico Frederick Forsyth, confiesa haber sido tentado por los servicios secretos españoles en su época de reportero: “a todos los que hemos trabajado en lugares críticos nos ha pasado. He tenido aproximaciones de servicios secretos españoles y no españoles, los periodistas tenemos acceso a lugares a los que ellos no pueden llegar. Según lo que pidieran, accedía o me negaba”.

“Alguna vez he colaborado con el espionaje español”

Arturo Pérez-Reverte: “Alguna vez he colaborado con el espionaje español” http://cort.as/-0CBJ

Gepostet von El País am Freitag, 15. Dezember 2017

"Es verdad lo que decía Forsyth, Snowden y Assange no son espías, son traidores. Los espías han cambiado, ahora lo que les caracteriza es la técnica: romper sellos informáticos y meterse en redes por ejemplo; el factor humano ha sido desplazado por el factor tecnológico, antes dependías del valor, la inteligencia, la astucia, la maldad...” si los primeros espías no hubieran tenido estas aptitudes, nunca habrían podido dedicarse a eso.

El método Reverte

Para Reverte, lo primero y lo que más le gusta a la hora de crear una novela es la documentación: “lo divertido es documentarla. Para mí supone el 75% del proceso”. Además, dice, no solamente utiliza libros que le ayudan a crear tramas o definir el momento histórico sino que le gusta leer novelas y revistas que le ayuden a “crear la atmósfera, que aporten cómo era el lenguaje de la época o el tono de las conversaciones, los productos que se anunciaban en las entrevistas o en la radio...”.

Pasaporte, pitillera, encendedor, pluma estilográfica y pistola de Lorenzo Falcó.
Pasaporte, pitillera, encendedor, pluma estilográfica y pistola de Lorenzo Falcó.S.Moro

Otro elemento de una novela es tener referencias reales. Por ese motivo, una de las herramientas que utilizó para Eva es la Guía Michelin de los años 36-38. Y, entre los libros, destaca Tánger: la ciudad internacional de Rocío Rojas-Marcos. "Ahí se ve cómo eran las cabinas telefónicas, lo que valía un hotel, la especialidad de un restaurante... detalles que me sirven para una línea y que puede que no importen a nadie, pero a mí sí. Me gusta que mis novelas tengan ese rigor", cuenta.

Además de documentarse, va a los lugares donde puede desarrollarse una acción, hace fotos, toma notas y cuando ya tiene creado un territorio, llega el momento de la escritura, "desde ahí, es el texto el que me pide cierta documentación", añade.

Obsesionado por que sus novelas sean lo más realistas posible, Pérez Reverte confiesa que tiene todos los objetos que lleva Lorenzo Falcó “tengo su pistola, la compré en un anticuario, su pitillera, el encendedor, su pluma... y cuando hay una escena con ellos los tengo en la mano, los toco... todo ello te da un plus de realismo y precisión", porque no solo busca ser autor de una novela sino sentirse parte de la historia.

Los libros elegidos por Pérez Reverte para comentar fueron:

- Tánger: la ciudad internacional, de Rocío Rojas-Marcos (Almed).

- La guerra civil en Sevilla, de Nicolás Salas (Guadalturia)

- Ashenden o el agente secreto, de William Somerset Maugham.

- La máscara de Dimitrios, de Eric Ambler.

El vídeo completo de la entrevista se podrá ver aquí.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

José Nicolás
Es editor en la sección de Opinión, donde es uno de los encargados de sus contenidos digitales. Escribe la columna 'Red de redes'. Es graduado en Periodismo por la Complutense y máster en Periodismo de Datos y Nuevas Narrativas en la Universitat Oberta de Catalunya. Antes de su llegada a EL PAÍS trabajó en Onda Regional de Murcia y Cadena SER.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_