Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cazador que dejó de serlo gracias a su amistad con esta cierva

Aladino Montes encontró a 'Bambi' hace cuatro años, cuando era una cría casi moribunda, en Asturias

Aladino Montes acaricia a 'Bambi'.

Aladino Montes, de 53 años, encontró a 'Bambi' en 2013, cuando era una cría moribunda llena de heridas. Fue entonces cuando comenzó la amistad entre este asturiano y la cierva, a la que acogió, alimentó y cuidó. Ahora se han hecho inseparables. "Ya es mi hijita. Damos paseos muy largos, un día marchamos de aquí a las cuatro de la tarde y llegamos a la una de la mañana", cuenta. Aunque Bambi vive en libertad, acude con frecuencia a los alrededores del bar que regenta Montes en Les Praeres, en Nava (Asturias). Montes acaricia, besa y abraza a Bambi sin problema, algo sorprendente teniendo en cuenta que estos animales no se acercan tanto a los humanos. Esta estrecha relación, "más que una amistad", ha cambiado por completo la forma de pensar de Montes, que antes era cazador y ha dejado de serlo. "Ahora ni se me pasa por la cabeza. Ni aunque me pagues ahora mato un bicho", manifiesta con lágrimas en los ojos. 

Aladino Montes con 'Bambi', cuando aún era una cría.
Aladino Montes con 'Bambi', cuando aún era una cría.
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información