Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Día mundial del docente: “Los profesores de Educación Infantil están considerados de segunda”

Juan Sánchez Muliterno, presidente de la AMEI, explica que la educación debe ser de calidad y desde el nacimiento

Dia mundial del docente
Día mundial del docente

La Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE) lo tiene claro: “En España, hay maestros de segunda y de primera y se debe llegar ya a un Pacto de Estado Educativo que promueva la igualdad entre todos los niños y entre todos los ciclos”. Además, y con motivo del Día Mundial del Docente que se celebra este jueves 5 de octubre, la AMEI-WAECE añade “que el 85% de los maestros cualifica de malo o muy malo el apoyo recibido por la Administración y el 69% critica la escasa valoración social que recibe”¿Nos estamos olvidando de la Educación Infantil?

Para contestar a la pregunta entrevistamos a Juan Sánchez Muliterno, presidente de la AMEI, organización asentada en Madrid y con más de 10.000 inscritos, para que amplíe información y nos sitúe sobre cuál es la situación de los profesores españoles en el ciclo educativo de 0 a 3 años. 

PREGUNTA: ¿A qué se refiere con profesores de primera y de segunda? ¿Me puede poner ejemplos?

RESPUESTA: En todos los claustros, se dice que los profesores de la etapa de educación infantil se “pasan el día jugando”, como si el juego no fuera una herramienta educativa. No se da el valor adecuado a su trabajo, que, por cierto, es bastante complejo dada la edad de los niños, su nivel de atención y la necesidad que tienen de respuestas inmediatas.

P. ¿En qué ha consistido el estudio y cómo se ha elaborado?

R. No estamos inventando nada nuevo cuando decimos que la Educación es la gran transformadora social. Pero para que la transformación pueda ir en la dirección correcta, la educación debe ser de calidad y desde el nacimiento. ¿Vamos por el buen camino? ¿los profesionales de la educación de los más pequeños sienten que van por el buen camino?

AMEI-WAECE realiza de manera periódica desde el año 2007 estudios de opinión para conocer cómo es la situación de la educación infantil en España desde la óptica de los docentes. El estudio se elabora mediante cuestionarios enviados por correo electrónico a 1.500 maestros españoles de primer y segundo ciclo. En el estudio más reciente nos han respondido 750 maestros. En este, el sexto, también apreciamos que:

“La concepción del primer ciclo debe ser revisada. El 91% de los profesionales reclaman que esta etapa debe de tener carácter educativo y no solo asistencial”

  1. El 43 % consideran que el Estado de las Autonomías perjudica a la calidad de la educación infantil frente al 20% que piensa que lo beneficia.
  2. El 64% califican la ratio como Muy elevada frente al 14% que considera que es la adecuada.
  3. El 48% consideran que la implicación de las familias en la educación de sus hijos es baja o muy baja frente al 16% que piensan que es alta o muy alta. La relación familia-centro debe ser revisada por ambas partes, ya que la comunicación y coordinación entre maestros y padres es imprescindible para el óptimo desarrollo integral del niño.
  4. 73% de los maestros alertan de las consecuencias negativas de lo que ellos denominan como “la primarización de la etapa”, que consiste en entender el segundo ciclo de infantil como el hermano pequeño de primaria sin tener identidad ni autonomía propia.
  5. La no obligatoriedad del segundo ciclo es uno de los retos pendientes de la Educación Infantil para el 82%.
  6. La concepción del primer ciclo debe ser revisada. El 91% de los profesionales reclaman que esta etapa debe de tener carácter educativo y no solo asistencial

P. ¿Qué significa que la sociedad esté comprometida? ¿Qué necesita el profesor para sentirse respetado?

R. Cuando hablamos del sistema educativo de Finlandia, admirado por todos, lo primero que nos dicen es que el profesor es una de las profesiones más respetadas en su país y, en consecuencia, “bien remunerada”. Aquí no deja de ser una más y lo que se escucha es que “los maestros tienen muchas vacaciones”. No es raro oír “para lo poco que hacen…”. La sociedad no es consciente de que una hora de clase implica, normalmente, una o dos horas de preparación.

P. ¿Qué ha pasado para que hace años el maestro fuera una figura de referencia en la comunidad y ahora ni siquiera se le reconozca su labor?

R. Pues que ha ido devaluándose su labor. Que la idea general, como antes le decía, es que se piensa que, total, para lo que hacen y las vacaciones que tienen, no merece la pena preocuparse por ellos. Hay que mejorar las condiciones laborales de los profesores y ayudarles a implementar nuevos métodos docentes.

“Hay que mejorar las condiciones laborales de los profesores y ayudarles a implementar nuevos métodos docentes”

P. ¿Alternativas educativas engañosas? ¿Las madres de día, le parecen engañosas?

R. Las madres de día son muy engañosas. Para empezar, dicen que están reguladas, y salvo en Navarra, es mentira, no se han regulado en ninguna otra comunidad. Además, mientras que las escuelas infantiles están pensadas para los niños desde el punto de vista de seguridad, una casa particular está llena de peligros. La formación es otro factor: en una escuela infantil la titulación del personal está regulada, las madres de día no. Ahora, por ejemplo, a los educadores en una escuela infantil se les exige que no tengan antecedentes en el registro de delitos sexuales, pero no a las madres de día.

P. ¿Qué demandan las familias?

R. Las familias, que son conscientes del valor educativo de los niños, piden que las instalaciones sean adecuadas, la propuesta pedagógica bien estructurada y que los educadores estén bien formados. Aquellas que no conocen este potencial educativo, se limitan a buscar centros próximos al domicilio y basta.

P. ¿Pros y contras de la educación infantil? ¿Es el más olvidado de todos los ciclos?

R. Pues no tiene contras. Desde la Cumbre de Jomtiem en la que ya de una manera oficial los expertos reconocieron que “la educación empieza con el nacimiento”, han sido muchas las investigaciones que han demostrado que el desarrollo del niño es mucho mejor si el pequeño ha asistido a un centro de educación infantil, que si no ha asistido. Se ha comprobado que la asistencia a un centro de educación infantil beneficia a los alumnos a lo largo de sus estudios posteriores.

«Los resultados del estudio PISA de la OCDE de 2009 muestran que los alumnos de 15 años de prácticamente todos los países de la OCDE que asistieron a una escuela de educación infantil obtuvieron resultados superiores a aquellos que no lo hicieron. De hecho, la diferencia entre los alumnos que asistieron durante más de un año y aquellos que no asistieron es de 54 puntos de media en la evaluación lectora de PISA (PISA in Focus n.º 1)».

Es más, prosiguen, “en Bélgica, Francia e Israel, los alumnos que asistieron a educación infantil durante más de un año puntuaron al menos 100 puntos más en lectura que los alumnos que no lo hicieron”. Esto es: la asistencia a un Centro de Educación Infantil ayuda a un exitoso tránsito escolar. Por ello no solamente hay que elegir para los niños una escuela infantil, sino que hemos de elegirla adecuadamente.

Sin duda, la educación de los más pequeños, el primer ciclo de la educación infantil, es el gran olvidado del sistema. Prueba de ello es que ni se han preocupado de regularlo en lo estatal, dejándolo en manos de las autonomías. Siempre se ha dicho que “el preescolar es el mal menor del ministerio”. Es una frase que todos los ministros han negado, pero la realidad, el día a día, la atención, la confirman.

P. ¿Un maestro de infantil tiene que tener vocación? ¿Los padres y la sociedad se aprovechan de ello?

R. Sería imposible trabajar en infantil sin tener una gran vocación. Mas allá del tiempo de preparación de la jornada escolar, es que los niños requieren respuestas inmediatas, no tienen aún paciencia, y hay que estar pendiente con los cinco sentidos en clase. Si hablamos de los docentes del primer ciclo, además, hay que tener fortaleza física, porque más de una vez hay que coger a los niños en brazos.

Los padres, no lo sé, pero la administración oye poco sus reivindicaciones, que no siempre pasan por un mejor sueldo. Las ratios son muy grandes y es imposible trabajar en pequeños grupos. Debería habilitarse la figura de auxiliar de aula en estas edades.

Hace un par de años se habló de implementar la figura del “maestro en prácticas”, que era una muy buena idea, pero quedó en el olvido y un maestro se ha de enfrentar a un número demasiado grande de niños.

P. ¿La necesidad de regulación de la Educación infantil y apoyo del Ministerio? ¿Cuál es la situación actual?

R. La situación de la educación infantil, en especial del primer ciclo, es penosa en nuestro país. Tenemos tantos primeros ciclos como comunidades autónomas, y algunas ni se han molestado en desarrollar el currículo correspondiente. En algunos casos, es posible abrir un centro con aulas de 15 metros cuadrados, lo cual es un disparate, aunque se autoricen pocos niños. En otras, se está pensando, a estas alturas, regular las guarderías, que andan sin control de ningún tipo.

Con aquello de gobierno nuevo, ley de educación nueva, se perdió el espíritu de la LOGSE de que todos los centros que acojan de manera regular y sistemática a niños de 0 a 6 años tenían que ser educativos y regirse por la normativa del Ministerio de Educación, que, si bien no era muy buena, como hemos dicho antes, por lo menos era algo que no permitía la proliferación de centros sin ningún tipo de control como las madres de día, academias, ludotecas, etc.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información