Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Que las visualizaciones no deshumanicen

La nueva edición de Visualizar propone luchar contra las mentiras sobre la migración a golpe de datos

La décima edición de Visualizar pondrá el foco en las migraciones
La décima edición de Visualizar pondrá el foco en las migraciones

No recuerdo el día exacto que llegué a la isla griega de Lesbos, sé que era marzo de 2016 y aterricé cuando ya habían pasado las grandes cabeceras y los grandes periodistas por allí, no necesariamente juntos ni por ese orden.

Era una de esas periodistas paracaidistas (como se conoce a aquellas que viajan sin ir "a tiro hecho" y nada planeado) que llegó cuando ya estaba todo contado.

En absoluto me arrepiento pero, para cuando desenfundé mi bolígrafo, el resto de periodistas ya habían investigado sobre el tema y los medios habían hablado de ello: los refugiados llaman a las puertas de Europa.

No puedo asegurar que sea el único proyecto que me impactó sobre el tema, pero sé que hablé de él. Tampoco recuerdo si llegué a difundirlo en redes sociales (en el siglo XXI se trata de la máxima expresión de que algo te ha gustado), pero se trataba de un trabajo tan exquisito y perfecto desde el inicio hasta el final, que provocó en mí un sentimiento a medio camino entre la consternación y la alegría ante la cantidad de cosas que se podían desarrollar en el periodismo. "The Waypoint", era su título.

Para muchos de los que quisimos reportajear la situación, este trabajo desarrollado por The Washington Post nos sirvió como referencia, un punto de apoyo al que volver por si había dudas. Habían grabado todo lo que sucedía en la isla. Desde el cementerio de chalecos salvavidas que habían utilizado los refugiados y migrantes para cruzar el mar Egeo hasta su salida en barco por el puerto marítimo de Mytilene hacia tierra firme.

A día de hoy, el proyecto ha obtenido un amplio reconocimiento en el sector periodístico. Entre otros, fue galardonado con el National Press Foundation Award 2016 al mejor uso de tecnología en el periodismo. “Narra los miedos, incertidumbres y esperanzas de los recién llegados desde su propia perspectiva”, explica la persona que se encargó de liderar el equipo, Samuel Granados.

Este joven cordobés, de Rute, empezó como becario en El Mundo y pasó por Público y La Nación de Argentina hasta que The Washington Post apostó por él en 2013. Desde entonces trabaja en piezas del día a día (‘breaking news’) y otros de largo alcance como “A New Age of Walls”, nominado a los Emmy Award 2017 en la categoría de documentales y ganador del World Press Photo 2017 en la categoría de ‘Innovative Storytelling’. En esta nueva etapa de trabajo, “los refugiados ya no eran bienvenidos y muchos países levantaron vallas en los Balcanes a lo largo de su ruta hacia el Norte de Europa”, detalla Granados.

Fue la visualización de datos la que ayudó al equipo a contextualizar la propuesta del entonces candidato a la presidencia, Donald Trump, de la construcción de un muro entre Estados Unidos y México. Su equipo pudo explicar así que el nacionalismo se producía como respuesta a la mayor diáspora internacional desde la II Guerra Mundial.

Sus trabajos demuestran que los datos no sirven de mucho si no se les aporta un contexto. Acaban siendo aburridos si no se explica el poder que tienen sobre nuestra cotidianeidad. Deshumanizan a quienes están en ellos si no se tratan con delicadeza. La baza de la visualización nos permite que las cifras nos ayuden a luchar contra las mentiras y pelear por una precisión que los lectores demandan cada vez más. Granados asegura que el mundo de la visualización está en su mejor momento pero que aún queda mucho por desarrollar profesional y académicamente hablando. Aprovechémonos de ello.

Este joven realizará una mentoría en la nueva edición de Visualizar, la cual se desarrollará en la segunda quincena de septiembre. Un taller de visualización impulsado por Medialab Prado junto con porCausa que ha puesto el foco en la palabra “Migraciones”.

Un adelanto para aquellas personas que asistan y están deseando escucharle: el reto a la hora de hablar de las migraciones no es el de romper con los patrones existentes sino dar con la fórmula más adecuada para cada tipo de historia.

“¿Cómo es ese instante en el que una persona pasa a formar parte de una hoja de cálculo?”. Esa es la pregunta que se hizo para estos proyectos, el resto debemos hacérnosla también.

Más información